Andrajos

Los Andrajos es un plato típico de las provincias de Albacete, Granada, Jaén y Murcia, sobre todo en Semana Santa.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Receta de Andrajos

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pescado 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Andrajos

  • Limpia y pica la cebolla, el ajo y el tomate. Lava y despepita el pimiento verde. Limpia los corazones de alcachofa.

    PASO 1

    Limpia y pica la cebolla, el ajo y el tomate. Lava y despepita el pimiento verde. Limpia los corazones de alcachofa.

  • Sofríe las hortalizas en una sartén con el aceite de oliva.

    PASO 2

    Sofríe las hortalizas en una sartén con el aceite de oliva.

  • PASO 3

    Incorpora el laurel y moja con el Caldo Casero de Pescado 100% Natural Gallina Blanca. Deja cocer.

  • Añade las almejas, el bacalao y los andrajos. Agrega también la hierbabuena, rectifica de sal si es necesario, teniendo en cuenta que el bacalao ya es salado, y añade pimienta al gusto. Deja cocer 5 m

    PASO 4

    Añade las almejas, el bacalao y los andrajos. Agrega también la hierbabuena, rectifica de sal si es necesario, teniendo en cuenta que el bacalao ya es salado, y añade pimienta al gusto. Deja cocer 5 minutos. Incorpora las gambas y deja hervir 1 minuto más.

  • PASO 5

    Sirve los andrajos muy calientes.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Andrajos

El truco: pasta de andrajos casera

Si estás preparando unos andrajos y no dispones de pasta para hacerlo, puedes preparla en casa sin problemas.  Solo tienes que amasar 300 gramos de harina con un vaso de agua tibia, estirar la pasta y colgarla para secar. Luego, córtala y cocínala.

 
 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

 

Se trata de una especie de tortas de harina con un sofrito de verduras y que incorpora pescado o conejo.

En esta ocasión la hemos elaborado con bacalao, almejas y  gambas. ¡Te va a encantar!

El aspecto final, como puedes comprobar, recuerda al de la ropa desaliñada, de ahí su nombre. ¡Un plato muy reconstituyente en invierno!