Es muy importante educar a los niños y a las niñas desde bien pronto a comer de todo. Que tomen conciencia de que comer bien y saludable es algo esencial si quieren crecer y desarrollarse correctamente.

Y esto no quiere decir comer comida aburrida que no les guste. Podemos hacer recetas nutritivas y saludables que sean sabrosas, que les gusten y que les aporten todas las vitaminas y minerales que necesitan para crecer bien. Una manera muy buena para hacer que se sientan partícipes en la familia y que aprendan a comer bien es pidiéndoles ayuda.

Pueden acompañarnos al supermercado a comprar todos los ingredientes que necesitamos para preparar nuestras recetas o hacer que nos ayuden a cocinar. Les podemos comprar un delantal o incluso un gorro de cocinero que les encantan, y que nos ayuden a lavar las verduras, a poner sal, a mezclar… Eso sí, siempre bajo nuestra supervisión.

Ver más...

De esta manera tendrán más ganas de comer lo que han preparado y además les damos un poco de responsabilidad que les va muy bien para la adquisición de hábitos y autonomía. ¿Ya tienes ganas de empezar a preparar recetas deliciosas con tus hijos? ¿Ya estás pensando que podéis preparar juntos y estás buscando ideas? Sigue leyendo y aprende muchas recetas variadas y equilibradas que podrás cocinar con su ayuda.

Además de esta selección de recetas también tenemos otras recetas ideales para hacer con niños como nuestras recetas de tallarines, macarrones o de canelones. O platos que sabemos que combinan a la perfección y les encantan para cenar como nuestras recetas de croquetas, ensaladas de arroz y sopas.

Receta destacada

Pasta fría de verano

(2)

Una receta que no puede faltar en tu arsenal veraniego es una riquísima ensalada de pasta, ya que es una receta sencilla, rápida y riquísima, como es el caso de esta pasta de verano. Además, está cargada de ingredientes riquísimos como son los huevos duros, Ver Receta...

Ingredientes

  • 350 g de pasta
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 80 g de pimiento del piquillo
  • 50 g de olivas
  • 2 huevos duros
  • 100 g de langostinos cocidos
  • 100 g de atún
  • 100 g de mayonesa
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Comidas para niños

Si les preguntamos a los niños por su comida preferida, habrá muchos que dirán los macarrones, espaguetis, pollo rebozado… Aun tenemos en mente la idea de que a los más pequeños solo les gusta este tipo de comida.

Muchas veces en los restaurantes tienen menús infantiles y solo te dejan escoger entre macarrones y canelones o pollo rebozado y salchichas. Pero los niños y las niñas también tienen un buen paladar y son capaces de apreciar todos los tipos de comida. Por eso es tan importante educar en unos buenos hábitos alimentarios desde pequeños.

No hay mejor entrenamiento que comer todos lo mismo. Tanto papás como niños pueden comer la misma receta y así ver que en la variedad está el gusto y la diversión. Podemos cocinar verduras, pasta, carnes, pescados… cocinar todo tipo de alimentos en diferentes cocciones como pueden ser al vapor, horno, frito… Además podemos ser muy originales y emplatar de manera divertida. La comida entra por los ojos muchas veces, así que si les preparamos un emplatado divertido, tendrán más ganas de comérsela.

Podemos hacer formas de animales, de caras, combinar colores… O al preparar las comidas para el colegio o excursiones les podemos poner alguna nota o dibujo en el empaquetado y de esta manera seguro que cuando coman tendrán una gran sonrisa dibujada. A todos nos encanta un buen emplatado de un buen restaurante y nos hace disfrutar aún más de la rica receta que nos vamos a comer. Así que ahora toca dejar volar la imaginación y ser creativos.

Recetas saludables para niños

Apostar por una alimentación sana cuando son pequeños, no solo ayuda a cuidar su salud y estimula su crecimiento sino que también les ayuda a instaurar buenos hábitos alimenticios para cuando vayan creciendo.

Es muy importante que desde bien pequeños estén acostumbrados a recetas saludables y a comer todo tipo de alimentos. Seguro que eres de los nuestros y te encanta hacer viernes de pizza y peli con toda la familia. ¿Qué te parece si aprendemos a hacer una receta de pizza healthy que va a encantar a toda la familia y así podemos disfrutar del planazo de viernes sin dejar de cuidarnos?

Con nuestra receta de pizza de calabaza podréis disfrutar toda la familia de una deliciosa y equilibrada pizza sin prescindir del gran placer que nos da pegarle un buen bocado. Con menos calorías, más fibras, más vegetales y menos carbohidratos. ¡Todo son beneficios! Tenemos dos maneras de preparar nuestra pizza de calabaza. La manera más sencilla es cortar a rodajas finitas nuestra calabaza y pasarla por la sartén.

Cuando esté un poco más blandita, la retiramos de la sartén y la rellenamos con nuestros toppings y ya la tenemos lista para calentar en el horno y comer.

Si prefieres hacerla un pelín más complicada pero que la masa parezca más la de la pizza, puedes rallar la calabaza y mezclar con una clara de huevo y un poco de harina y hacer una masa de pizza de calabaza que pondrás en el horno hasta que se tueste un poco. Después la sacas del horno, le añades los toppings y la volvemos a meter en el horno para que se deshaga el queso y ya está lista para comer. ¿Con qué receta te quedas?

Recetas fáciles para niños

Nos encanta pensar en recetas que puedan gustar a los niños y niñas y que no sean difíciles de preparar para los papás y mamás. Sabemos que el día a día siempre está lleno de cosas a hacer y cuesta encontrar un rato para poder cocinar tranquilamente recetas nuevas o más complejas.

Por ese motivo te hemos preparado una recopilación de recetas fáciles que encantarán a todos los miembros de la familia. ¿A quien no le gusta una deliciosa sopa de pollo con fideos? Un clásico que siempre está en todas las cocinas y que desde bien pequeños gusta mucho. Es una receta simple pero sabrosa.

Un pequeño truco para darle más sabor a parte de añadir el caldo y los fideos es sofreír previamente unas zanahorias, puerros y patatas y una vez estén bien doraditos añadir trocitos de pollo. Déjalo cocer con el caldo y una vez empiece a hacer chup chup ya puedes añadir los fideos.Te va a quedar un plato nutritivo y muy sabroso lleno de hidratos, proteínas y verduras. ¡Y además está para chuparse los dedos!

Otra opción son los clásicos macarrones gratinados. Para que queden deliciosos hay que tener en cuenta tres conceptos básicos. Vigilar el tiempo de cocción de la pasta, hacer un buen sofrito con cebolla, tomates y salsa de tomate y darle un golpe de horno para gratinar el queso. Sigue leyendo y podrás ver muchas más ideas de recetas fáciles para niños que te podrán ayudar en tu día a día.