Las ensaladas saludables contienen muchas propiedades que nos benefician debido a la gran cantidad de vitaminas que poseen sus ingredientes. Además, sirven para regular la función intestinal. Esto es debido a su riqueza en fibra gracias a los vegetales. Así pues, podemos decir que las ensaladas resultan laxantes y previenen el estreñimiento. Además, la fibra contribuye a reducir el colesterol y el buen control de la glucemia, lo que es benéfico en caso de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Nuestra imaginación y creatividad puede dar rienda suelta a un sin fin de variedad de ensaladas: ensalada de arroz, ensalada de pasta, ensalada de pollo, ensalada de legumbres, con carne, con frutas, ensalada de gambas… en fin que las ensaladas son un plato muy versátil y con grandes posibilidades. Además, con el aliño podemos transformarlas a nuestro gusto.

Ver más...

Es importante tener en cuenta la frescura de los vegetales y demás ingredientes que usaremos en nuestra ensalada, mientras más naturales y frescos sean, será mejor, por ejemplo, una ensalada con un buen tomate fresco siempre es mejor. También recomendamos comer las ensaladas al poco tiempo de haberlas preparado para que sus ingredientes conserven todas las propiedades que nuestro cuerpo necesita. Y no nos olvidemos de no aliñarlas hasta el final, cuando nos las vayamos a comer, de este modo el aliño no ablandará los demás ingredientes.
Así pues, que esperas a en ponerte manos a la obra a preparar este plato tan nutritivo y divertido que va a encantar a toda la familia. ¡Nos acompañas!

Cuando hablamos de ensaladas saludables es inevitable no pensar en las de patata. Esta receta de ensalada es fácil y rápida y tiene multitud de variantes. Así que, si no te quieres pasar el día detrás de los fogones puedes probar con las variaciones de este clásico.
Es una receta de ensalada muy completa, ya que dispone de casi todos los grupos de alimentos. Por un lado, tienes los hidratos de la patata, que contribuyen a que te mantengas durante más tiempo con una sensación de saciedad. Además, tienes la opción de incluir alimentos como el pimiento y el tomate, altamente ricos en vitamina C ambos y, por último, algunos con proteínas como el huevo y el atún aportaran sabor y color a tu plato.
Para aportar más sabor a tus recetas de ensaladas de patata puedes añadir a el agua de cocción una pastilla de Avecrem Pollo. Algunos ingredientes que quedaran muy bien con esta combinación son algunos tomates cherry y un aliño de aceite de oliva virgen con pimienta negra.
Si le quieres añadir un toque del norte a tu ensalada puedes optar por el pulpo. El pulpo es un molusco que podemos encontrar en diversas recetas tradicionales de nuestra geografía, sobre todo en Galicia, como el famoso pulpo a la gallega o pulpo á feira. Así que puede quedar genial incorporado a tu ensalada.
Si aun así no te convence la ensalada de patata, siempre puedes optar por otra fuente de hidratos: los garbanzos. ¡Aquí te dejamos algunas de nuestras recetas con garbanzos!
 

El pollo es un alimento con un excelente valor nutritivo porque es rico en proteínas de alto valor biológico. Nuestro organismo las utiliza eficientemente en la formación de tejidos y músculos.

Por lo tanto, es una buena opción para hacer tus ensaladas saludables, incorporar este alimento. Las recetas de ensaladas con pollo que te proponemos son ideales como plato único esos días en los que nos apetece cena algo ligero. También puede servirse como acompañamiento de platos más elaborados los días que tienes invitados en casa o servirse como interludio entre plato y plato. ¡Aquí tienes una receta de ensalada básica para empezar!
Primero, cortamos los dos extremos de las zanahorias y les quitamos la piel con un pelador o cuchillo fino. Luego las cortamos en dos o tres trozos grandes cada una de ellas. Seguidamente vamos a separar un tallo de apio. Después lo limpiamos bien con un chorro de agua fresquito y luego cortamos las ramas verdes y nos quedamos con el tallo blanco. ¡Y ya tendríamos las verduritas listas!

Ahora quitamos la piel de los muslos de pollo, ya que esta es muy grasa. A continuación, ponemos una olla en el fuego con agua y echamos los dos muslos de pollo enteros y el tallo de apio. Dejamos cocinar durante 10 minutos. A la cocción le puedes añadir una pastilla de Avecrem para darle más gusto a tu receta.
Una vez ya tenemos el pollo cocinado solo nos queda dejarlo enfriar y añadirlo a nuestra ensalada que puede ser de lechuga u otras verduras. Para aliñar esta ensalada, aconsejamos la salsa cesar que le dará un toque delicioso. Así que ¿te animas a incorporar pollo a tus recetas de ensaladas?

Se ha demostrado que el aguacate disminuye los niveles de colesterol, ya que es una fuente importante de ácidos grasos monoinsaturados como el ácido oleico. Este ácido protege contra el cáncer de mama. Además, el aguacate contiene omega que protege contra las enfermedades cardiacas.
Con estas propiedades te proponemos que lo emplees como uno de los principales ingredientes de una ensalada perfecta para encarnar un entrante ligero o como plato único en una cena, el momento del día en el que deberíamos comer con mayor discreción.

La receta de ensalada propuesta a continuación es un plato perfecto para disfrutar en familia cuando se acerca el calor y lo que nos apetecen son, precisamente, platos frescos y ligeros.
Aquí va un truco: para saber si un aguacate está en su punto, presiona la piel con los dedos. Si está ligeramente blando, está para que lo comas ese mismo día. Si está duro, envuélvelo con papel de periódico y espera entre doce y veinticuatro horas. Y así ya podrás preparar esta receta, un aguacate relleno o una deliciosa terrina de salmón y aguacate.

Para empezar, pelamos las patatas, las cortamos en rodajas medianas y las ponemos a hervir con agua, aceite de oliva y sal. Una vez estén hervidas, escurrimos y dejamos enfriar.
Prepararemos la vinagreta para la ensalada antes de picar el aguacate para que no se nos oxide. Ponemos en un recipiente un tercio de un vaso de aceite, una pizca de sal, pimienta negra y dos chorros de vinagre. Batimos con un tenedor hasta que tengamos una salsa ligada. Cuando esté hecha, la apartamos hasta que tengamos la ensalada preparada.
En un plato, colocamos una base de patatas, quitamos la cáscara al aguacate, lo cortamos en láminas finas y las colocamos por encima. Después vamos colocando los filetes de anchoas y terminamos aliñando con la vinagreta de pimienta.

Y ya está, nos queda un plato sanísimo riquísimo. Si te has quedado con ganas de más recetas de ensaladas saludables, no dudes en consultar estas recetas de ensaladas de arroz aquí.