La paella es sin duda uno de los platos emblemáticos de la gastronomía española, se ha convertido en la receta embajadora de la tierra valenciana y nos atreveríamos a decir que hasta de España entera. Es tan popular que este plato se puede encontrar en casi cualquier restaurante del mundo.

Es uno de esos platos que admite prácticamente cualquier ingrediente, cada maestrillo utiliza el que más le gusta y nunca hay una paella igual a otra. No existe una receta que unifique la gran variedad de posibilidades de este plato.

Aún así, los diez ingredientes básicos que siempre se usan general y tradicionalmente son pollo, conejo, bajoqueta (judía verde), garrofón, tomate, arroz, aceite de oliva, agua, azafrán y sal. Además de lo anterior, según la región, se admiten ingredientes como ajo, alcachofa, pato, pimentón, caracoles o el romero, variantes que también serán aceptadas dentro de la denominación de auténtica “paella valenciana”.

Ver más...

Cómo la elaboración de una paella valenciana conlleva muchos preparativos, se trata de un plato que, habitualmente, se prepara sobre todo en días festivos o fines de semana con la familia o amigos. Casi en desuso está la tradición de comer la paella directamente de la sartén usando una cuchara de madera. A principios del siglo 20 la paella se expandió en todo el mundo y es hoy conocida como el plato nacional de España.

Además de este recopilatorio de paellas, no te pierdas nuestra selección de recetas con arroz, y otras riquísimas recetas como las de fideuá, sepia o de caldos. ¡Como en casa en ningún sitio!

Receta destacada

Paella de pollo

(75)

Es leer la palabra paella y pensar en un plácido domingo en familia, al aire libre, en un ambiente relajado y lleno de sonrisas. ¿No te pasa lo mismo? ¿Qué tendrá la paella que es tan especial? Este plato, que bien podría representar la gastronomía española a nivel internacional, Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 tazas de café de arroz
  • 3 dientes de ajo
  • 350 g de alitas de pollo (unas 12-14)
  • 1 pimiento verde
  • 1 l de Gallina Blanca

    Caldo Casero de Pollo 100% Natural

  • Un poco de aceite de oliva, sal y pimienta
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Cómo hacer Paella

En sus orígenes, los ingredientes de la paella eran las aves, el conejo de campo o liebre, las verduras frescas que se tuvieran al alcance los campesinos. Después se añadía arroz, azafrán y aceite de oliva y se cocinaban lentamente a un fuego hecho con leña de ramas de naranjos, que además de cocinar, le daba un sabor y un olor característico.

Hoy en día la paella tradicional se cocina sobre fuego con leña de pino. Pero, como sabemos que no todos tenemos espacio en nuestra cocina para una buena fogata, te explicamos la forma más habitual de hacerlo en una cocina normal y corriente. Como la que tenemos todos.

Cocinaremos todos los ingredientes en la misma paellera, de ese modo todos los sabores quedarán impregnados en el arroz. De esa forma empezaremos por hacer carnes o mariscos. Cuando este tipo de alimentos estén dorados añadiremos los ajos bien picados. Añadimos el arroz, rehogamos bien y ahora si incorporaremos el Caldo para Paella Fácil de Marisco 100% Natural o Caldo para Paella Fácil de Carne 100% Natural dependiendo del tipo de paella que vayas a preparar. Remueve bien los ingredientes y nivela el arroz. Añade los guisantes y por último los pimientos morrones. Controlamos, sin remover, solo agitando la paella, que no se quede sin caldo antes de los 15 minutos de cocción. Si se queda sin caldo podemos añadir poco a poco.

Dejamos reposar el arroz, después de los 15 minutos, durante unos 3 o 4 minutos más tapado con un paño. Y lo único que queda es decorar tu paella para que luzca aún mejor en tu mesa.

Recetas de paella de marisco

Es algo conocido por todo el mundo que la paella se originó en Valencia. También llamada paella de campo, encontramos la primera receta en un manuscrito del siglo XVIII y surgió por la necesidad de los campesinos de preparar un plato contundente con ingredientes locales. Ahora bien, no se sabe exactamente en qué momento se empezó a sustituir la proteína principal, que era el conejo, por otros como el pescado y el marisco.

Pudo haber sido al mismo tiempo, o algunos años después. Pero lo que está claro es que, aunque no existan registros históricos oficiales de su nacimiento, tiene mucho sentido que los habitantes de la zona del mediterráneo, con una riqueza de fauna marina increíble y una sociedad pesquera muy sólida, decidieran utilizar los restos de lo que pescaban en este plato tan típico.

Y a partir de ese momento se originó la pregunta que todavía nos hacemos hoy en día, y que, en realidad, no tiene una respuesta correcta: ¿Cuál es la mejor? Por suerte para todos, lo que manda aquí son los gustos de cada uno.

La paella marinera es la variante más popular después de la paella tradicional, que destaca por no tener vegetales y la carne se sustituye habitualmente por sepia, calamares, almejas y mejillones. Además, los más gourmets le añaden gambas, langostinos, galeras e incluso langosta. Y aunque cada uno pueda ponerle el marisco que quiera, una norma general de la paella de marisco es sustituir el tradicional caldo de pollo por caldo de marisco. Así le damos más potencia a los sabores marinos de nuestra elección. ¡Una delicia!

Recetas de paella de carne

Algunos dicen que si es la primera vez que preparas una paella, que pruebes con hacer una de paella de carne. Y es que, aunque para ojos inexpertos parezca un plato bastante elaborado y con muchos pasos e ingredientes, cuando dominas los pasos y las cocciones de los ingredientes una buena paella de carne te sale en un santiamén.

Lo bueno de la paella es que es un plato en el que puede entrar casi cualquier ingrediente. El gusto de cada uno marca la diferencia. Habitualmente, la paella de carne suele hacerse con carne de pollo y costilla de cerdo troceada, pero es muy común sustituir ésos ingredientes por conejo (para acercarla a la receta Valenciana tradicional) y hasta incluso algunos prefieren añadirle un toque especial con algún embutido como la longaniza o el chorizo.

Una cosa que sí que tienes que considerar cuando haces una paella de carne es que, a pesar de tener gran variedad de verduras como zanahoria, guisantes o pimientos, es la que puede considerarse más contundente y que el arroz absorbe los jugos de la grasa de la carne y el caldo de pollo. Por lo que es una receta ideal para cuando tienes muchos invitados en casa y quieres sorprenderles con algo rico, rico y no quieres dejarles con hambre.

Y por supuesto, si a ti te gusta la carne pero no quieres perderte el gusto de ponerle marisco o pescado, siempre puedes decantarte por una paella mixta que mezcle ambos ingredientes. ¡Lo mejor de los dos mundos!