A veces llegamos a casa tan cansados después del trabajo que lo último que nos apetece es cocinar, y menos pensar qué podríamos prepararnos. Por eso, en esos momentos optamos por hacernos lo primero que se nos ocurre o que encontramos en la nevera. Sin embargo, como queremos que disfrutes comiendo y te alimentes bien a pesar de no tener tiempo, hemos hecho una recopilación de recetas rápidas buenísimas.

Son propuestas perfectas para cuando vamos apurados o no sabemos qué hacer de comer o cenar. Da igual que no tengas tiempo para cocinar, con estos platos de recetas rápidas podrás disfrutar comiendo en menos de lo que canta un gallo. ¡Anímate a descubrirlas!

Ver más...

¿Sabes qué sienta siempre de maravilla? Estas recetas de cremas variadas y deliciosas. Si te gusta el pescado, no hay nada como disfrutar de uno bien sano que se prepara en un periquete: aquí encontrarás recetas de bacalao para hacerlo frito, rebozado, al horno ¡como te apetezca! 

 Para días de frío, al cuerpo le sienta fenomenal los caldos bien calientes. Descubre en esta recopilación todas las recetas de caldos súper reconfortantes. Y si lo que quieres son platos frescos, las recetas de Ensaladas de Pasta tienen tantas opciones que nunca te cansas.

Ten en cuenta que para las ensaladas puedes recurrir a las de bolsa ya preparadas. Utilizándolas en tus platos te ahorras el hecho de lavarlas y cortarlas. Eso sí, antes de consumirlas lo mejor es que las abras y la airees para evitar los olores que desprenden los alimentos conservados. 

Receta destacada

Pollo asado en microondas

(163)

¿Qué no hay tiempo? Nada, no te asustes. Esta receta de Pollo asado en microondas es rapidísima porque se hace en el microondas. ¡Sí, en el microondas! Redescubre ese maravilloso electrodoméstico. Si lo usas sabiamente, Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 2 patatas medianas
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 vaso de zumo de naranja
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 1 diente de ajo
  • Unas hojas de perejil picado
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 2 personas

Llegamos a casa y queremos cenas rápidas. Pero, ¿es posible preparar algo en minutos? La respuesta es así con estas recetas rápidas para cenar que te vamos a sugerir, aunque unos consejitos. Primero, si también optas por ensaladas recuerda que puedes darles más gracia con pescados en lata o ahumados como las sardinas, el atún o la caballa. Los puedes encontrar en diferentes variantes con aceite, al natural o en escabeche. Respecto a los ahumados te recomendamos escoger los más populares en nuestra mesa como el salmón, que darán un sabor muy potente a cenas rápidas.

Las cremas vuelven a aparecer como un recurso buenísimo. Y es que, es probable que creas que hacer por ejemplo una crema de gambas es un plato complicado y que requiere de paciencia y tiempo pero nada más lejos de la realidad. Si tienes una olla a presión puedes hacer este plato tan sencillo de preparar y con potente sabor y aroma. Y si no tienes una olla a presión, sin problema porque tienes muchas otras cremitas para cenas rápidas que te hemos destacado.

Si te apetece algo más ligero y no un plato completo, ¿por qué no te tientas con unos gustosos aperitivos? No hace falta complicarse la vida, hay muchas recetas rápidas para cenar de entrantes que puedes hacer y que se preparan al momento. ¿Qué te parece una tostada acompañada de queso fresco y tomate? ¿O atún, anchoas, tomate y ajo? ¿Y has visto el montadito que te sugerimos abajo?

Es entendible que no siempre quieras recurrir a las opciones de pim pam como las hamburguesas o las pizzas. Vamos, lo que conocemos popularmente como ‘fast food’, por eso te traemos recetas saludables y rápidas.  

¿Un ejemplo? Pues unas ricas lentejas rápidas con chorizo. ¿Cómo se pueden hacer en tan pocos minutos? ¡Utilizando lentejas cocidas! En una cazuela pon un chorrito de aceite y cuando esté caliente fríe la panceta cortada a trocitos, después pon a rehogar también el chorizo cortado en tacos. Cuando ya veas que la panceta esté bien frita, agrega el sofrito de tomate y el resto de ingredientes junto con el Avecrem y dos hojitas de laurel. Cocina unos 5 minutos más y ¡a comer!  

¿Otro ejemplo? Pues es que hasta una fideuá la puedes hacer como parte de las recetas saludables y rápidas, así saboreas el mar. Lo primero es añadir los fideos a la sartén con un poco de aceite. Remueve bien hasta que veas que cogen un color dorado y retíralos. Por otro lado, sofríe los ajos, el pimientos, los chocos, los guisantes y las judías verdes. Agrega entonces el caldo para fideuá, el vino y el colorante. Incorpora las gambas y los fideos, y deja que se cocine el conjunto unos 10 minutos a fuego medio. Un consejo: destápalo 3 minutos antes del final de la cocción. Por último, gratínalo y sirve. ¿Aún crees que las recetas de cocina tradicional no se pueden hacer en pocos minutos?  

Ahora bien, para las recetas saludables y rápidas las que te destacamos aquí. 

Las deliciosas recetas rápidas te van a enamorar. Con estas deliciosas recetas rápidas evitarás comer mal o elaborar platos aburridos y sin gracia.  

Una buena alternativa pasa por por los arroces y las pastas, ingredientes la mar de versátiles y que combinan a las mil maravillas con muchísimos alimentos. Prueba de mezclar los espaguetis con setas o gambas, o un arroz con verduras. ¡Tendrás una comida en 5 minutos de lo más deliciosa! Y si el tiempo de cocción del arroz o la pasta es aún demasiado y no lo puedes dejar hecho del día anterior escoge alternativas mucho más rápidas como el cuscús o la polenta.  

Preparar deliciosas recetas rápidas sin tener mucho tiempo es perfectamente factible. Algunos de los ingredientes que te ayudarán a ahorrar minutos en la cocina son también las legumbres o las conservas. En los destacados aparece una buenísima receta de estas.  

Ahora que quizá ya te hemos convencido de que puedes disfrutar de un gran plato rápidamente es hora de ponernos manos a la obra. Cocinarás con tan solo cinco o diez minutos recetas increíbles. Pero antes de que las descubras una a una, te invitamos a empezar por algunas de las más destacadas. Lánzalas a probarlas todas. Un día hazte esa sopita que sienta de maravilla, otro unos buenos canelones, otro un aperitivo de pulpo para ver el cielo. Si es que no tienes excusa para comer bien de la forma más básica. Y si te sorprenden invitados, ¡no dudes en dejarles boquiabiertos en poco rato!