Comenzamos esta deliciosa receta de secreto ibérico en salsa salpimentando el secreto ibérico. Lo dejamos reposar mientras seguimos cocinando para que así se atempere y aumente su, ya de por sí, riquísimo sabor.
Seguimos poniendo la cazuela al fuego y dejando que se caliente, conforme va ganando temperatura hasta que esté, muy, muy caliente. Ahí incorporamos el aceite de oliva virgen extra y cuando el aceite haya cogido calor doramos el secreto ibérico por todos sus lados. Para simplemente sellar la carne, deberás dejar que se cocine durante un par o tres de minutos por lados. Cuando se haya formado una costrita ligera y deliciosa, apartamos y reservamos. ¿Qué hemos conseguido con esto?, mantener todos los jugos dentro de la carne para que así ésta no nos quede seca. Sin embargo, el aceite se habrá quedado impregnado de su sabor y es lo que vamos a usar para darle un riquísimo sabor a tu guiso.

Ver más...

Añade el brandy en la olla, flambéalo para que pierda el alcohol y retira la olla del fuego. Ya estamos en buen camino para hacer un riquísimo secreto de cerdo en salsa.

Seguimos cocinando este delicioso secreto ibérico en salsa. Con la cazuela retirada del fuego, corta la cebolla en cuadrados y la zanahoria en medias lunas. Cortar la zanahoria s supersencillo ya que basta con pelarlas, cortarlas por la mitad y hacer rodajitas. La zanahoria igual se te resiste un pelín más. Pélala y córtala en bastones y estos bastones en trocitos más pequeños. Cuando acabes las verduras, pela la naranja y guarda la piel.
Una vez con todos estos vegetales listos, vuelve a poner la cazuela al fuego. Cuando haya cogido un poco de calor, incorpora la cebolla y pon el fuego a fuerza media. Remueve la cebolla hasta que vaya teniendo un poco de color, cuando la tengas pochada incorpora la zanahoria, los ajos y la piel de la naranja. Cocina todo a la vez para darle un delicioso sabor.

Estamos acabando la receta y no nos podemos olvidar de nuestro secreto ibérico. Córtalo en dados y tenlo listo para añadirlo a la cazuela.
En la misma en la que tienes las verduras cocinadas, añade el pimentón y una cucharada de Sofrito de Tomate Gallina Blanca, el zumo de la naranja y el caldo. Deja que todo se cocine durante diez minutos. Pasado ese tiempo, coge una buena minipimer y tritura todos los ingredientes para hacer una salsita bien rica. Añade la carne troceada y cocina durante unos cinco a diez minutos. Este tiempo varía según cómo quieras el punto de la carne. Si te gusta más rosadita déjala menos tiempo, y si la quieres bien hecha, acércate a los 10 minutos.

Receta destacada

Secreto ibérico en salsa

(19)

En esta receta te vamos a enseñar a cocinar una de las carnes que más populares: el secreto. Y que no cunda el pánico porque no nos vamos a guardar ninguno para esta receta de secreto ibérico en salsa. 
 

Ver Receta...

Ingredientes

  • 300 ml de

    Caldo Casero de Carne 100% Natural

  • 800 g de secreto ibérico
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 10 g de cebolla
  • 100 g de zanahoria
  • 1 hoja de laurel
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 naranja
  • 20 g de comino
  • 25 g de pimienta negro
  • 10 g de pimentón dulce
  • 20 ml de

    Tomate Frito Gallina Blanca

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas
Emplatado con producto secreto ibérico en salda

¿Harto de comer entrecot a la plancha?, pues no se hable más, te proponemos una deliciosa receta de entrecot al horno. Una forma diferente de cocinar uno de los cortes más populares y sabrosos de las carnicerías.

Para empezar a hacer entrecot al horno rico y con mucho sabor, lo primero de todo, es sacar la carne de la nevera para que se atempere y, con la temperatura, también vaya cogiendo sabor y liberando poco a poco sus jugos. Esta horita de tiempo que va a tener que estar la carne a temperatura ambiente te recomendamos que la aproveches para macerarla con especias y aceite. Así, úntala en aceite de oliva virgen extra y extiéndelo con las manos para que se esparza bien por toda la carne. Espolvorea con pimienta y nuez moscada y repite el proceso de extender bien por toda la carne las especias. Una vez hecho esto, déjala reposar durante una hora bien tapada.

Mientras pasa esa horita, prepara las verduras y ponlas en la bandeja. Si no sabes cómo prepararlas, ¡nosotros te lo decimos! Empieza cortando a octavos la cebolla, o en gajos más o menos grandes. De ahí, pasa a pelar las zanahorias. No hace falta que las cortes, porque para esta receta queremos que queden las verduras lo más enteras posibles. Y, por último, las patatas minis. Esta variedad de patata tiene la piel tan fina que se puede comer, así que lávalas muy bien y no hace falta que las peles si no quieres. Ve incorporando las verduras en una bandeja junto a 40 gramos de mantequilla, la salvia y cubre todo con caldo. De ahí, a calentar a 200º durante 35 minutos.

Esta combinación de ingredientes puedes usarla también en recetas de carne al horno como es el caso de esta ternera al horno. Seguimos con este entrecot de ternera al horno. Pero antes de meter la carne, toca sellarla. Para hacerlo, te recomendamos que uses una sartén de fondo grueso para que se vaya calentando poco a poco y así la mantequilla no se queme. Mientras se va calentando la sartén, añade un chorro de aceite de oliva y la mantequilla. Cuando esté derretida pon la carne en la sartén y séllala por todos sus lados. Para hacerlo adecuadamente el fuego tiene que estar alto y lo máximo que debe estar cada lado de la carne en contacto con la sartén es de dos a tres minutos. Cuando acabes de sellarlo, deja que la carne repose durante diez minutos envuelta en papel de aluminio. Esto hace que el calor residual de la carne derrita poco a poco la grasa exterior de la carne, lo que se potenciará durante el asado permitiendo una textura suave y un sabor más intenso.
Las carnes estofadas al horno son, también, todo un acierto, no tienes nada más que ver este pedazo de receta de estofado de ternera al horno con patatas
¡No acaba aquí la receta de entrecot al horno!, recupera la bandeja que teníamos en el horno y pasados esos diez minutos de reposo de la carne, colócala encima de la verdura y deja que se hornee todo junto durante 10 minutos. Retiramos y, de nuevo, dejamos que todo repose durante otros 10 minutos tapado con papel de aluminio, ¡y ya podemos servir!

Recetas Para Fin de Semana en Familia

Vamos con una fideuá de almejas y gambas. Empezamos limpiando bien las almejas. Las ponemos en un bol y las cubrimos completamente con agua y dejamos reposar durante una hora. Escúrrelas y pon una olla con agua a hervir. Añade las almejas y déjalas hervir durante unos minutos. Retira del fuego y revisa si ha quedado alguna cerra, te recomendamos que tires cualquier almeja que no se haya abierto.

Empezamos a preparar la fideuá, primero vamos a calentar la paellera donde vamos a presentarla con un poquito de aceite de oliva, y cuando esté caliente, añadimos las gambas y cocemos a fuego medio, solo hasta que tengan un tono un poquito dorado y suelten el sabor en el aceite. Retiramos las gambas y las reservamos aparte.

Ahora añadimos las anillas de calamar y seguimos el mismo proceso: dejamos cocer ligeramente, solo hasta que se doren y suelten su sabor, un par de minutos aproximadamente. Retíralas del fuego y reserva.
Vamos a tostar los fideos, añádelos al mismo aceite y fríelos ligeramente, removiendo con fuerza, incluso puedes ayudarte sacudiendo la paellera un poco para evitar que se quemen.
Cuando tengan un color doradito, ligeramente tostado, añadimos el caldo y mezclamos bien. Volvemos a poner los calamares a la paellera, mezclamos para integrar con los fideos y añadimos también las almejas abiertas y limpias. Dejamos cocer durante unos 15 minutos a fuego medio.
Añadimos la pastilla de Avecrem desmenuzada y mezclamos bien para integrarla con los fideos y deshacer cualquier grumito que haya quedado.

Vamos a añadir las gambas y ya dejamos de mezclar. Coloca las gambas de forma decorativa por encima de la fideuá y ya solo deja cocer unos 5 minutos más, hasta que la fideuá haya perdido el agua y los fideos estén bien cocidos.
Deja reposar unos minutos antes de servir, retirando la paellera del fuego y tapándola con un trapo limpio.

Comidas de Fin de Semana Fáciles

¿Sin ideas para un arroz? Nosotros te enseñamos cómo hacer arroz con almejas y verduras, una mezcla de ingredientes que te hará salivar desde el minuto uno.
Sofríe en una paellera con aceite de oliva la cebolla picada durante 15 minutos o hasta que quede pochada. Añade la judía verde cortada en trozos de unos 2 cm y los corazones de alcachofa limpios.
Añade el tomate frito, los guisantes y remueve. Una vez tenemos toda la verdura en la paellera, incorpora el arroz y remueve hasta que quede impregnado con el aceite del sofrito.
Vierte el caldo de marisco y coloca las almejas limpias en la superficie de la paella. Deja cocinar otros 15 minutos o hasta que el líquido se haya absorbido totalmente. Retira la paellera del fuego, tapa con un trapo limpio y deja reposar 5 minutos.

Para hacer este riquísimo arroz con almejas y verduras, una de las claves es conseguir que la cebolla quede bien cocinada, para lo cual será determinante cómo la cortes. En este sentido, aconsejamos dos tipos de cortes: en ciselé o en brunoise.
El corte en ciselé es la manera clásica de cortar la cebolla en juliana, mientras que la brunoise consiste en cortar en cubitos la cebolla. Y es superfácil hacerlo. Para ello, corta primero la cebolla en trozos longitudinales horizontales, como si hicieras el corte anterior. Tras esto, corta dichas tiras de cebolla horizontalmente y obtendrás unos cubitos de cebolla perfectos para ser sofritos. Esperemos que te hayan gustado estas recetas. Si quieres ver más aquí tienes estas recetas de mejillones, platos con almejas y de como preparar cordero. ¡Qué aproveche!