Hoy queremos empezar por cocinar berberechos al vapor, un plato sencillo e ideal para una cena ligera o para servir como tapa. ¿Sabes cómo prepararlos? Te lo contamos en esta receta facilísima. ¡Toma nota!
Antes de ponernos manos a la obra con esta receta, tenemos que limpiar los berberechos, nuestro ingrediente principal. Para limpiarlos bien, pon los berberechos debajo del grifo de agua durante un rato.
Después, llenamos un bol grande con abundante agua fría con sal. Luego, sumergimos los berberechos para que eliminen los restos de arena y otras suciedades. En realidad, lo mejor es utilizar agua marina, pero cómo es difícil conseguirla, también puedes hacerlo con agua y un buen puño de sal.

Ver más...

Los dejamos entre una y tres horas para que se reanimen. Y cambiamos tres veces el agua, una vez cada hora. De esta manera, los berberechos absorben el agua limpia con sal y expulsan la tierra que traen. De vez en cuando, los movemos un poco con las manos, los de abajo hacia arriba para que todos expulsen toda la arena, aunque estén amontonados. Finalmente, sacamos los berberechos del agua y los escurrimos con un trapo de cocina limpio. Reservamos.

Añadimos el caldo en una cazuela. Ponemos la cazuela en el fuego y dejamos calentar hasta que alcance el hervor. En este momento, añadimos los berberechos y la hoja de laurel. A continuación, limpiamos bien el limón y cortamos una rodaja gruesa. También la agregamos en el caldo.
Ahora ya tenemos todos los ingredientes dentro de la cazuela. Cubrimos la cazuela con la tapa y dejamos cocer los berberechos un par de minutos aproximadamente. Observarás que los berberechos se abren. Ten en cuenta que debemos cocinarlos durante muy poco tiempo, porque si no quedarán secos. ¡Así que no te despistes!

Retiramos los berberechos de la cazuela con un colador y los reservamos. También retiramos la hoja de laurel. Sin embargo, dejamos la cazuela con el Caldo en el fuego para que este reduzca un poco. Mientras, picamos el perejil. Lo podemos hacer con una picadora o bien utilizar un cuchillo fino. Cortamos en trozos pequeñitos. Luego, añadimos el perejil picado por encima de los berberechos. Finalmente, rociamos los berberechos con el Caldo y ¡listo! ¿Te animas a probar recetas con esta técnica?

Receta destacada

Berberechos al vapor

(10)

Hoy cocinamos berberechos al vapor, un plato sencillo e ideal para una cena ligera o para servir como tapa. ¿Sabes cómo prepararlos? Te lo contamos en esta receta facilísima. ¡Toma nota!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 100 ml de

    Caldo Casero de Pescado 100% Natural

  • 600 g de berberechos frescos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 rodaja de limón
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 ramitas de perejil
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas
Berberechos al vapor con producto

Una de las técnicas de cocinado más sanas que existen es la cocción al vapor, ya que logra preservar todos los nutrientes originales y mantiene su sabor. Además, al no utilizar ningún tipo de grasa ayuda también a mantener la figura. Sin embargo, puede que aun así notemos que le falta un toque de carácter así que ¿qué te parecería acompañarlo de una rica salsa?

Limpia el calabacín y corta en discos de al menos 1 cm de espesor; hazle incisiones en los lados para formar las flores estilizadas. Pela las patatas.

En una olla grande, coloca una malla metálica de vapor y organiza las verduras. Desmenuza 1/4 de pastilla Avecrem Verduras -30% de sal para que quede más sabroso y cocínalo tapado durante 10 minutos.
Mientras tanto, escurre los garbanzos y tritúralos con 1 taza de Caldo Casero de Verduras 100% Natural. Acompaña las verduras con la salsa de garbanzos y decora con pimienta fresca; luego sirve.
Para la salsa haz una crema con los garbanzos después de escurrirlos con un poco de caldo de verduras. De esta manera, obtendrás una salsa ligera pero igualmente sabrosa, y que podrás personalizar con algunas especias como el pimentón, curry o de sésamo al gusto.

Las verduras fritas en aceite son deliciosas: patatas, alcachofas, pimientos... Pero requieren mucho aceite que no siempre tenemos preparado. Podemos solucionar este asunto cociendo las verduras combinando dos técnicas: el vapor y el salteado. Ponemos las verduras en una sartén antiadherente caliente con un chorro de agua. Tapamos y dejamos que se cuezan al vapor. Cuando creamos que están, destapamos, añadimos un chorro de aceite y dejamos que el agua evapore y se doren las verduras por fuera. Rápido, fácil y sano. Si quieres ver más recetas de col, almejas, recetas con cebolla, para cocinar panga y para cocinar caracoles pincha aquí.