Las recetas con acelgas están extendidas en todo el mundo, pero son un producto que crece de manera natural en el mediterráneo. Por ello, las encontramos en la gastronomía de muchos países cercanos. En España tienen habitualmente dos temporadas. Las acelgas salen de abril a mayo y de octubre a noviembre. Por lo que, apúntate estas fechas porque son dos momentos del año en que podrás disfrutar de las acelgas como producto de proximidad y de km0. Aunque estas fechas serán las perfectas para las recetas con acelga cruda, también podrás disfrutarlas el resto del año ya que son un alimento que es fácil encontrar congelado. Y… ¿Cómo cocinar acelgas? Cocinar acelgas no tiene misterio, ¡pero sí que tiene trucos! Por ejemplo, para hacer que las acelgas tengan mucho más sabor, puedes saltearlas con un diente de ajo sin cortar. De este modo, lo podrás quitar fácilmente y así evitar encontrar trocitos de ajo desagradables. En esta sección descubrirás muchas maneras de sacarles el mayor partido a estas verduras deliciosas con recetas con acelgas para disfrutar y mantener una alimentación equilibrada. Desde recetas con acelgas fáciles a las mejores combinaciones para todas las épocas del año. ¿Te están entrando ganas de probarlas? ¡No esperes más y explora todas las posibilidades para cocinar acelgas a continuación!

Ver más...

Beneficios y propiedades de las acelgas

Entre los muchos beneficios y propiedades de las acelgas destaca la prevención de enfermedades cardiovasculares. Las recetas con acelgas se recomiendan para cuidar la línea y la salud, además, son perfectas para opciones vegetarianas. Las acelgas son una verdura con muy poco contenido calórico y de fácil digestión, ideal para aquellos y aquellas que quieren cuidarse con recetas para la dieta sin prescindir de platos apetecibles. Además de ayudarnos a cuidarnos por fuera, también nos cuida por dentro gracias a su aporte de múltiples minerales, vitaminas, y fibra. Pero como verás a continuación, no todos los platos nutritivos y sanos tienen que ser aburridos. También podemos hacer platos que nos den minerales, vitaminas, antioxidantes y nutrientes que además nos permitan mojar pan al final, ya que a las acelgas, ¡nada les sobra! Normalmente se cultiva para consumir las hojas de la acelga, pero en verdad se come toda la planta.

Receta destacada

Revuelto de acelgas light

(49)

Los revueltos son una forma maravillosa de disfrutar de los huevos y éste es, además, una forma perfecta de cuidar tu línea. ¿Que estás en plena operación bikini? Este plato te ayudará a superarla con éxito. Ver Receta...

Ingredientes

  • 500 ml de

    Caldo Casero de Verduras 100% Natural

  • 400 g de acelga cocida, escurrida y picada
  • 4 huevos
  • 2 cdas de queso rallado
  • 4 cdas de crema de leche baja en grasa
  • 1 cda de perejil picado
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1 cebolla picada
  • Un poco de aceite de oliva
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Las recetas de cremas de acelgas nos dan la opción de comer esta verdura de manera sencilla y cómoda, especialmente para los más pequeños de la casa. Puedes preparar una crema a base de acelgas únicamente, pero lo bueno de las verduras es que combinan perfectamente entre sí y puedes hacer una crema con más de una. Si quieres un toque de sabor especial, siempre puedes añadir algún que otro ingrediente más. Prueba a hacer crema de acelgas con quesitos, o crema de acelgas con patata y zanahoria, o incluso crema de acelgas añadiendo algún topping por encima como bacon, huevo duro o colas de gambas. ¡Seguro que se te ocurre una combinación de ingredientes distinta para cada día de la semana! Un consejo de los buenos: si quieres darle un poco de potencia de sabor, puedes añadirle un poco de caldo de pollo y dejarlas a hervir. En un plisplás tendrás una receta fácil y rápida, y para toda la familia.

Si hoy estás con ganas de un plato más contundente anímate a con las recetas de potajes de acelgas. ¡Toda una delicia! Sin duda, en los días fríos la comida que más apetece son los platos de cuchara: sopas, guisos, estofados, caldos... Aunque su aspecto indique lo contrario, el potaje es un plato que se puede preparar con ingredientes saludables y económicos y es muy fácil de hacer. Además, es conveniente si quieres hacer una cantidad un poco mayor de la que necesitamos para una comida y así nos sirve para meter en un tupper, y a la nevera o congelador. El potaje es una receta clásica y, además, adaptable para vegetarianos, aunque si te apetece añadirle un poco de proteína, siempre puedes hacer garbanzos con acelgas y bacalao, el potaje de cuaresma. ¿Te has decidido? Cuando lo tengas todo listo, sólo te hace falta cortar unas buenas rebanadas de pan y disfrutar del platazo. ¡Buen provecho!

Por si aún te quedan ganas de seguir aprendiendo recetas con acelgas, te damos una última receta que nos encanta y que te hará quedar como el mejor anfitrión en comidas con amigos y familiares.

Arroz meloso con acelgas y patata. Un plato jugoso, nutritivo y que no deja indiferente a nadie.

Empieza picando un diente de ajo y cebolla bien pequeña y póchala a fuego lento en una sartén o cazuela con un poco de aceite. Mientras dejas que se vaya pochando, aprovecha para lavar bien las acelgas y preparar las patatas. Pela las patatas y córtalas a dados de tamaño de un dedo pulgar, más o menos. Te recomendamos que a las acelgas les quites la penca (la parte blanca y amarga) y que cortes a trozos la hoja (la parte verde) para aprovechar al máximos su sabor y sus propiedades. Eso sí, ¡aquí no se tira nada! porque las pencas se pueden hacer rebozadas en otro momento y quedan deliciosas.

Una vez todo preparado, añade las patatas a la sartén y saltéalas par de minutos añadiéndole un poco de salsa de tomate o tomate rallado y pimentón. Pasados unos minutos incorpora las acelgas troceadas y el arroz y mezclando bien durante unos minutos para que el arroz se empape de la mezcla.

Por último, añade el caldo y deja que se cueza todo junto a fuego medio durante unos 15 minutos aproximadamente removiendo de vez en cuando. Un pequeño truco es que, antes de empezar a servir, dejes reposar el plato unos cinco minutos para que acabe de asentarse el sabor. ¡Ya verás como tus invitados (y tus papilas gustativas) alucinarán!

Para cuidarse y disfrutar, ¡descubre las recetas sanas con acelgas que te proponemos aquí! Encontrarás platos jugosos, nutritivos y que no dejan indiferente a nadie. ¿Quién dice que las recetas con verduras no están para chuparse los dedos? Los beneficios de las acelgas son muchos, y tener recetas sanas con acelgas a mano hace que tener una dieta saludable sea fácil. Las combinaciones están para chuparse los dedos y te encantará sacarle el máximo provecho a este ingrediente. Aprende a aprovechar toda la acelga para crear un plato saludable y saciante para toda la familia. Prepara pencas de acelga rebozadas, o rellenas de jamón y queso. Haz un revuelto o una cazuela para dieta con las hojas... Hay muchísimas maneras de preparar recetas con acelga sanas con las que descubrirás el poder del verde. Explora esta sección para conocer todas las maneras de cocinar acelgas de manera sana y sin dejar de disfrutar.

Recetas fáciles con acelgas

¿Cuántas recetas fáciles con acelgas conoces? Las acelgas son un ingrediente muy versátil, sobre todo porque esta verdura se puede comer tanto cruda como cocinada, pero también porque su tiempo de cocción es poco. En 10-15 minutos puedes tener un plato listo para comer bien y sano. Además, quizás acostumbras a preparar toda la acelga para tus recetas, pero también puedes comer la hoja y la penca por separado, especialmente si buscas recetas ligeras. Por ejemplo, puedes aprovechar por separado la penca (la parte blanca y amarga) y cortar a trozos la hoja (la parte verde) para aprovechar al máximo su sabor y sus propiedades. Así, y porque ¡aquí no se tira nada! podrás hacer más de un plato de un solo ingrediente. Aquí te mostramos unas recetas que nos encantan y que te harán quedar como el mejor anfitrión en comidas con amigos y familiares. Descubre cómo preparar y cocinar recetas con acelgas fáciles no tiene ninguna complicación.

La consistencia de la acelga la hace perfecta para hacer recetas de guisos con acelgas. Si te apetece un plato completo, muy nutritivo, que le saque el máximo rendimiento a este ingrediente, estás en la sección adecuada. Los guisos parecen complicados de cocinar pero la acelga sólo te va a facilitar las cosas. Las acelgas se complementarán genial con la legumbre que escojas. No importa si vas a cocinar el guiso con lentejas o judías, las acelgas combinarán perfectamente tanto por su sabor como por su textura. Y si quieres que la acelga sea la protagonista de tu receta de guiso con acelgas, prueba a hacer un refrito de acelgas. ¿Se te está haciendo la boca agua ya? Lo sabemos, pero ten en cuenta este pequeño truco: Antes de empezar a servir, deja reposar el plato unos cinco minutos para que acabe de asentarse el sabor. La espera valdrá la pena, ¡ya verás como tus invitados (y tus papilas gustativas) alucinan!

Para quedar bien y asegurarte que todo el mundo disfruta con tu plato, atrévete con las recetas de pastel de acelgas. Has oído bien: pastel de acelgas. ¿Qué tiene que lo hace espectacular al paladar? Primero, los pasteles incluyen ingredientes saciantes, que apetecen durante cualquier época del año y que se pueden comer tanto fríos como calientes. ¿No tienes mucho tiempo? En nada tienes lista una tortilla de acelgas al ajillo. Ahora bien, si tienes más tiempo… Ya sabrás que las recetas al horno son las que mejor exprimen el potencial de los ingredientes que quieras usar para cocinar, y las acelgas no son una excepción. Si quieres preparar una quiche, por ejemplo, conseguirás una textura perfecta utilizando este ingrediente. Te animamos a probar estas recetas con acelgas y a descubrir nuevos sabores. No dudes en añadirles tu toque personal, y lo más importante: ¡a disfrutar juntos en la mesa!