Revuelto de acelgas light

(35)

Los revueltos son una forma maravillosa de disfrutar de los huevos y éste es, además, una forma perfecta de cuidar tu línea. ¿Que estás en plena operación bikini? Este plato te ayudará a superarla con éxito.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Revuelto de acelgas light

  • Sofríe la cebolla hasta que esté transparente. Añade el ajo y, cuando empiece a dorarse, añade la acelga, el caldo, el perejil y revuelve hasta que esté todo bien mezclado. Sazona al gusto con sal, pi

    Sofríe la cebolla hasta que esté transparente. Añade el ajo y, cuando empiece a dorarse, añade la acelga, el caldo, el perejil y revuelve hasta que esté todo bien mezclado. Sazona al gusto con sal, pimienta y queso rallado.

  • Añade 4 huevos batidos y remueve en la sartén hasta que empiecen a cuajar.

    Añade 4 huevos batidos y remueve en la sartén hasta que empiecen a cuajar.

  • Sirve la preparación en cazuelitas individuales o platos hondos. Dispón un huevo encima de cada unidad y cuece hasta que las clara esté blancas.

    Sirve la preparación en cazuelitas individuales o platos hondos. Dispón un huevo encima de cada unidad y cuece hasta que las clara esté blancas.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Revuelto de acelgas light

El Truco: aprovecha al máximo la verduraLas coles, coliflores brócoles, acelgas y berzas son verduras muy versátiles y de les cuales todo se aprovecha. Los tallos de la col, la berza y la acelga se prestan a ser guisadas y salteadas, sus hojas hervidas o en sopas… Con los troncos de coles y coliflores podemos elaborar cremas o aromatizar caldos. Además, las partes más duras se conservan muy bien congeladas. Aprovechemos su temporada y disfrutemos de ellas todo el año. 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana

Se prepara rapidísimo y, aunque muchos piensan que las acelgas son sosas, ¡es un plato muy sabroso!

Atrévete con él. Y aunque sea ligero y probablemente estés a dieta… ¡no te resistas a mojar una rebanadita de pan!

Puedes hacer un plato muy parecido con espinacas frescas. Sígue los mismos pasos y verás. Solo ten en cuenta que el sabor de la espinaca es un poco más intenso que el de la acelga.