¿Sabías que los calabacines son de la misma familia que la sandía, el melón, el pepino o la calabaza? Así es, estas frutas son las cucurbitáceas y se caracterizan por producir frutos grandes y protegidos por una corteza consistente. Todas ellas ideales para recetas de verano. Esta verdura es una de las más utilizadas en nuestra cocina, pero su origen no está hoy aún muy claro, pero podría estar entre Asia Meridional o América Central. Se lleva consumiendo desde el tiempo de los egipcios y su uso en la cocina mediterránea está muy extendido. Como sabrás también tiene muy buenas propiedades para la piel y se usa en muchos tratamientos de belleza.
Por otro lado, la mejor época para cocinar el calabacín es durante el verano cuando está de temporada. Sin embargo, ahora lo podemos encontrar todo el año y disfrutar de él cuando más nos apetezca. Unos buenos consejos a la hora de escoger el mejor calabacín es que este sea firme al tacto, sin manchas, compacto y que no resulte muy pesado respecto a su tamaño. Si no te gusta que tenga muchas pepitas, lo mejor es que evites los ejemplares más grandes.
Hoy te vamos a presentar algunas recetas con calabacín que te van a dejar con la boca abierta. Como verás, hay muchas maneras de preparar calabacín, la verdad es que es una hortaliza muy versátil. Al tener un sabor y una textura suave, acostumbra a gustar a la gran mayoría de paladares. Una de las comidas con calabacín más socorridas son las cremas y los purés, pero también quedan deliciosos con salsas, en sopas, ensaladas, con queso, etc. Puedes hacer incluso calabacín al horno o calabacín relleno ¡Hay muchas posibilidades! Hablando de recetas al horno, aquí tienes algunas. Además, se puede consumir tanto crudo como cocido, aunque esta última opción es la más utilizada en nuestra cocina.

Ver más...

Beneficios y propiedades del calabacín 

Como sabes el calabacín, que también se le puede llamar zucchini es un tipo de calabaza de textura tierna y sabor ligeramente dulce. Los hay de diferentes colores y pueden ir desde amarillo hasta el verde intenso. Eso si las pulpas las veremos siempre de color blanco y con semillas comestibles en el centro. Es una hortaliza al igual que la calabaza y necesita de regiones cálidas para crecer. Ahora queremos hablarte de las muchas propiedades de esta maravillosa hortaliza y de los muchos beneficios del calabacín. Empezaremos diciendo que es una hortaliza con muchas propiedades nutricionales y muy pocas calorías; por lo que es muy recomendada para dietas de pérdida de peso. Además, es rico en vitaminas A, C y B9, menores cantidades de vitamina E y otras del complejo B. Para que te hagas una idea de las pocas calorías que tiene, el consumo de 100 gramos de calabacín aporta tan solo 14 kcal y prácticamente no tiene grasas ¡Cómo puedes ver todo son beneficios!

Receta destacada

Tartaletas de verdura y queso

(7)

¿Quién puede resistirse a una quiche? Lo sabemos, nadie. Así que estas tartaletas de verdura y queso van a volar del plato. Cuida, ¡no te quedes sin probarlas!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 200 ml de

    Caldo Casero de Verduras 100% Natural

  • 8 tartaletas individuales
  • 80 g de calabacín cortado a dados
  • 8 espárragos verdes
  • 100 g de queso de cabra
  • 2 huevos
  • 3 g de cebollino
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Como ya hemos hablado antes, recetas de crema de calabacín y los pures son una de las preparaciones estrella de esta hortaliza. Aquí tienes otra que te proponemos. Es súper saludable y nutritiva, y también se puede tomar fría o caliente para disfrutarla durante todo el año. Primero se lavan bien los calabacines bajo el grifo, se les quita el tallo y se trocean en dados no demasiado grandes. A continuación, se pela la cebolla, el puerro y la zanahoria, se trocean y se pone a calentar una cazuela con aceite de oliva. Cuando esté caliente se sofríe la cebolla y el puerro con sal para que se pochen bien, y después se añade la zanahoria y el calabacín.
Se rehoga bien, y se vierte agua y sal o caldo para cubrir todas las verduras. Se deja cocer durante unos 15 o 20 minutos y tras este tiempo ya se puede batir hasta que quede con la textura deseada. Si quieres descubrir más recetas con calabacín fáciles te invitamos a echar un vistazo a las que encontrarás en este recopilatorio. ¡Todas son estupendas! ¡Mira estas recetas ligeras!

¿Por qué será que cuando alguien piensa en un pastel siempre se imagina un plato dulce? Chocolate, nata, quizás alguna fruta por encima. ¡Pues el mundo está lleno de recetas de pasteles salados que están para morirse! Aquí te traemos una selección de las mejores para que salgas un poco de la rutina y para que encuentres nuevas formas de sorprender con un ingrediente tan típico como es el calabacín.

La gracia del pastel de calabacín es que puedes animarte a combinarlo con muchos otros ingredientes y así no repites siempre la misma receta. A todos nos gusta un poco de novedad en la cocina, ¿A que sí? Prueba a mezclar el calabacín con un poco de cebolla y queso rallado o con un poco de atún para darle ese toque salado delicioso.

Y aunque pueda parecer lo contrario, la verdad es que prepararlo es algo super sencillo. Cortar los ingredientes, saltearlos en la sartén, mezclarlos todo con nata y huevo y al horno. ¡Así de sencillo! En un santiamén tienes un plato rico que puede gustar a toda la familia.

Ahora que ya está listo el pastel de calabacín la siguiente pregunta que quizás te estás haciendo es: “¿Con qué puedo acompañarlo?”. Y aunque solo está delicioso, una de las cosas que le pegan perfectamente a estas recetas es una buena salsa. Prueba con un poco de mayonesa para darle un toque suave y cremoso y si buscas un toque diferente puedes probar a acompañarlo con una buena mostaza. ¡Verás que el picante le va de maravilla!

Nos encantan las hortalizas rellenas, la berenjena está exquisita. Pero hoy queremos traeros una muestra de recetas de calabacín relleno. Quizá este plato no es tan popular pero el resultado es excepcional, y tanto puede servir para una comida informal como para sorprender a tus invitados. Si puedes comprar calabacines redondos mejor que mejor porque la receta resultará mucho más vistosa. Aunque lo que verdaderamente te va a gustar de este plato es el relleno elaborado con carne picada, cuscús y sofrito. Además, se gratina con queso parmesano por encima, ¡una delicia!
Para cocinarlos basta con cortar la parte superior y vaciarlos. Aparte en un wok se tuesta el cuscús con aceite de oliva y una taza de caldo. Después en un bol se mezcla la carne de los calabacines con la menta y la albahaca, se agrega el cuscús y ya está listo parte del relleno. Por último, se fríe un poco de carne picada y se mezcla con el tomate frito. Se vierte sobre las verduras rellenas y se espolvorea un poco de parmesano. Ya solo quedará hornear durante 20 minutos a 180ºC y disfrutar de este delicioso plato.
 

Sin duda, una de las recetas con calabacín más socorridas de nuestro recetario es cuando se prepara en crema, y lo mejor de este plato es que se puede consumir tanto frío en verano como caliente en invierno. Para empezar con estas recetas con calabacín sanas vamos con una crema. Su sabor suave hace que se pueda combinar a la perfección con otros ingredientes y se adapte a todo tipo de paladares. Si te apetece puedes añadirle puerro, ajo, zanahoria… ¡Está riquísima de todas las maneras! Y si quieres enamorar a los peques de la casa hazla con quesitos en porciones, verás como querrán repetir.
Para cocinarla basta con calentar aceite en una cacerola y rehogar la cebolla picada, después se agregan los calabacines pelados y cortados a rodajas, y se deja que tomen un poco de color. A continuación, se puede incorporar una patata cortada a trozos y un buen caldo casero para que el conjunto se cueza durante unos veinte minutos. Al final, se incorpora la leche y el queso y se pasa por la batidora hasta que adquiera una consistencia cremosa. Esta es sin duda una forma muy sana de comer calabacín, si quieres saber más, a continuación, te dejamos algunas recetas destacadas. Aquí te dejamos más recetas para cenas.

Recetas fáciles con calabacín

¿Por qué será que cuando alguien piensa en un pastel siempre se imagina un plato dulce? Chocolate, nata, quizás alguna fruta por encima. ¡Pues el mundo está lleno de recetas de pasteles salados que están para morirse! Aquí te traemos una selección de las mejores para que salgas un poco de la rutina y para que encuentres nuevas formas de sorprender con un ingrediente tan típico como es el calabacín. Ya verás que estas recetas fáciles con calabacín enamoraran a toda tu familia.
La gracia del pastel de calabacín es que puedes animarte a combinarlo con muchos otros ingredientes y así no repites siempre la misma receta. A todos nos gusta un poco de novedad en la cocina, ¿A qué sí? Prueba a mezclar el calabacín con un poco de cebolla y queso rallado o con un poco de atún para darle ese toque salado delicioso.
Y aunque pueda parecer lo contrario, la verdad es que prepararlo es algo super sencillo. Cortar los ingredientes, saltearlos en la sartén, mezclarlos todo con nata y huevo y al horno. ¡Así de sencillo! Prueba también nuestras recetas a la plancha.
 

Otra de las muchas maneras de cocinar esta hortaliza es al horno; así que te traemos un repertorio de recetas con calabacín al horno. Como decimos siempre este tipo de cocinado es muy adecuado para cuando queremos hacer una receta más sana. De este modo una cocción al horno puede ser también gratinada. Si te gusta hacer comidas caseras para toda la familia o para reunir a los amigos, lo mejor es conocer recetas sencillas con las que sorprender a tus invitados. Para ir haciendo boca te proponemos una rica receta de calabacines gratinados al horno que va hacer que quieras repetir.
Lava los calabacines, córtalos a lo largo y vacíalos. Mientras tanto, dora la carne y añádele el Tomate Frito Gallina Blanca. Hierve el arroz y mézclalo con la salsa de carne. Pica el interior del calabacín con ajo y el romero fresco. A continuación, añádelo al arroz y mezcla bien.
Rellena los calabacines con la mezcla de ingredientes. Engrasa ligeramente un molde para hornear y pon los calabacines. Después, vierte ½ taza de caldo preparado con agua y una pastilla de Avecrem Dúo Salsa de Tomate. Hornea durante 20 minutos a 180 °C. ¡Y ya tienes tu receta! Sigue leyendo para más recetas y mira estas recetas vegetarianas.
 

Quizás te sorprenda saber que también se puede hacer recetas de pasta con calabacín. De hecho, puedes optar por hacer fideos de calabacín con un instrumento de cocina que lo corte muy finito, o también puedes incorporar el calabacín a tus salsas como el caso de la receta que te mostramos a continuación. Saber hacer salsas sorprendentes puede convertir un simple plato de pasta en una receta espectacular. Por ejemplo, en esta receta hemos usado el queso ricotta con un poco de sofrito de tomate y, junto con un poco de calabacín, hemos creado una salsa espectacular. ¿A que tiene buena pinta?
Esta receta de pasta con calabacín y ricotta es una fabulosa manera de hacer comer verduras a los peques de la casa. Si quieres, puedes modificar un poco las cantidades o machacar el tierno calabacín y así evitar que los peques lo vean. Sea como sea, ¡seguro que les encanta! ¡Sigue leyendo para conocer esta y más recetas como estas recetas con verduras!