A las alcachofas se les puede sacar mucho potencial. ¡Están buenísimas! Es una verdura que combina en un montón de platos y, por lo tanto, una opción magnífica para combinar con nuestros platos a lo largo de la semana.  

¿Quieres conocer multitud de recetas con alcachofas? Bien, pues prepárate. Como verás, te proponemos formas clásicas y riquísimas de preparar deliciosos platos, pero también algunas recetas más innovadoras que te dejarán con la boca abierta.  Recuerda que todas nuestras recetas, como la de alcachofas al horno, alcachofas con jamón, cremas... incorporan los ingredientes y sus cantidades de forma detallada. Están explicadas las recetas paso a paso para que las sigas perfectamente. ¡No puede ser más sencillo! Así que no lo pienses más, ¡ponte el delantal y a los fogones! Tus invitados van a estar encantados y ya verás como se chupan los dedos.  

Ver más...

Abajo te dejamos todas las recetas pero también te recomendamos que le eches un vistazo a más recopilatorios con ricas propuestas. Mira estas recetas de estofados, son lo mejor para días de frío en los que apetece echarse al cuerpo algo calentito. Las recetas con atún dan mucho juego, ¡no te quedes solo en las ensaladas! Para ser todo un cocinitas, lánzate a hacer recetas de paella. No te preocupes, son fáciles y te saldrán de maravilla. Además las puedes hacer de marisco, carne, verduritas… te damos mil opciones.  

Por supuesto, además de las paellas, tenemos un montón de recetas en arroces. Aprenderás a cocinarlo caldoso, con bogavante, con pollo, tres delicias, con verduras, con conejo, con almejas, costra o gambas... ¡Innova y verás qué bien te sale! Por último, curiosea nuestros platos con espinacas, te aseguramos que comprobarás por qué le gustaban tanto a Popeye. 

Receta destacada

Risotto con crema de alcachofas

(1)

Si te gusta el arroz este risotto con crema de alcachofas te va a apasionar. Con una sútil crema, te ayudará a tener un plato completo y delicioso para esas ocasiones especiales en las que te quieres un marcar un recetón.

 

Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla de

    Avecrem Vegetal

  • 350 g de arroz
  • 100 g de queso de parmesano
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 3 alcachofas
  • 1 cebolla
  • 5 g de pimienta
  • 1 l de agua
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Las alcachofas al horno están deliciosas. Ya sabemos que por sus distintas formas de preparación y su gran sabor la hacen una verdura que podemos usar para complementar muchos platos pero también, para comerlas solas. Pero es que al horno es un plato ligero y sabroso que te encantará a ti y a tus invitados. Además, esta receta la podrás preparar de forma muy sencillita y en muy poco tiempo. ¿La preparamos juntos?   Otra espectacular receta es hacerla gratinada. Con capas de queso, tomate y crema es un plato que conquista paladares.

 ¿Y qué tal una lasaña de alcachofas? Original, ¿verdad? Una truquito, si quieres darle un toque sofisticado a la lasaña, lo mejor es utilizar moldes pequeños, individuales. De esta forma podemos presentar el plato en el mismo molde así conseguir la mejor presentación posible. Anímate a preparar este plato, ¡ya verás qué rico está!  

Con todas estas propuestas que te damos entenderás por qué esta verdura es un alimento muy completo. Como curiosidad, te contamos que la alcachofa es en realidad la flor no madura de la alcachofera. Su forma se asemeja a un conjunto de hojas en forma de escamas, unas superpuestas encimas de las otras. Y a pesar de que existen miles de variedades, pocas de ellas se cultivan. Esta verdura tiende a ser de color verde en la mayoría de los casos, aunque también las hay de color violeta.  

Entre los mayores países productores se encuentra España y es super popular porque es muy digestiva. ¡Estamos seguros que querrás repetirla! ¡Disfrútala! 

¿Sabes dónde queda como un guante esta verdura? Sí, en arroces. Los arroces con alcachofa son platos buenísimos.  El arroz es uno de los cereales más extendidos en la gastronomía, ya que permite preparaciones deliciosas. Desde los arroces con marisco a los arroces de montaña o con carne y verduras. Pero en este caso la rica receta que tienes que probar es el arroz con bacalao y alcachofas. Y es que este cereal, con un alto contenido en almidón e hidratos de carbono, combina perfectamente con cualquier ingrediente.

Esta opción de arroz con bacalao es perfecta debido al equilibrio de sabores que creamos añadiendo pequeños destellos de acidez con el pimiento y de amargor con las alcachofas. Además, su textura si es cocinada al dente es perfecta con la melosidad del bacalao. Te aseguramos que esta receta de arroz de bacalao con alcachofas te encantará y se convertirá en un imprescindible en tus veranos. ¡Anímate a hacerla!  

También tienes que lanzarte a preparar la rica paella que lleva esta verdurita. Tranquilo y tranquila que es súper fácil de hacer, ¡atrévete! Recuerda que a una paella de carne, a veces, le va bien un toque vegetal. Quizás el pimiento, la cebolla, el ajo sean las verduras más clásicas para añadir a una paella, ¡porque hay que recordar que los guisantes son legumbres! ¿Qué te parece si añadimos alcachofas, y nuestra paella termina siendo una deliciosa paella de carne y alcachofas?  

También verás que te destacamos otros ricos arrocitos con esta verdura. ¿Sabes ya cuál vas a preparar hoy? Seguro que elijas la opción que elijas, ¡triunfas! 

¿Te gusta la crema de alcachofas? ¿Quieres probar distintas variedades? ¡Así te aseguras de que nunca te vas a cansar de ellas!  

Lo cierto es que en crema esta verdura conserva todo el sabor y tiene una textura super cremosa que te encantará, a ti y a los tuyos. Son además perfectas para cuando empiezan los días de frío y queremos echarnos al cuerpo algo calentito. Desde luego, reconfortan muchísimo. ¿Te las vas a perder?

Además de las cremas, verás que te recomendamos también una receta de sopa con esta verdura. Es una opción muy ligera para una cena en la que no quieres llenarte mucho. Ideal para mejorar las digestiones e irte a la cama con buen sabor de boca. Un consejo para que la sopa te quede aún más increíble es que la sirvas con unos trozos de alcachofas al horno. Así potenciarán aún más el delicioso sabor de la alcachofa y le darás consistencia a la receta. ¡Quedará de rechupete, te lo aseguramos!  

Una cosa que apreciarás cuando peles las alcachofas es que enseguida se ponen negras.  Para solucionar, échales un poco de zumo de limón o troncos de perejil rotos. La vitamina C del limón o la A del perejil evitarán que se oxide la alcachofa y que se ponga negra.  

Por último, un truco por si las cremas te quedan demasiado densas. Una de las formas de hacerlas más cremosas es añadiendo un poco de crema de leche o leche evaporada y mezclarlo bien. ¡Ya verás qué rico queda!