La cebolla es un ingrediente indispensable de nuestra gastronomía. Sirve para acompañar infinidad de platos y está deliciosa en todos ellos. A continuación, te vamos a mostrar una gran cantidad de recetas de cebolla para preparar de forma fácil y rápida.

Primero queremos contarte las propiedades de la cebolla. La cebolla está compuesta principalmente por un 89% agua, lo que la hace muy ligera. Los carbohidratos son su nutriente, por la contra no proporciona casi proteínas, ya que tiene un 1,2%. Pero tampoco tiene grasas, contiene muy pocas un 0,2%.
En cuanto a sus vitaminas y minerales, contiene buenas dosis de vitamina C, potasio, calcio y fósforo, así como un alto porcentaje del oligoelemento cromo y pequeñas cantidades de azufre, bromo, cobalto, cobre, magnesio, silicio y cinc.

Ver más...

Las recetas con cebolla son un complemento ideal para acompañar tanto carnes como pescados. También está presente en multitud de ensaladas y se pueden preparar sopas, salsas y tartas con ella. Si aún no has explorado todas las posibilidades, te recomendamos que repases nuestro recetario para encontrar el plato que más te apetezca probar.

Encontrarás toda la información que necesitas para que quede perfecto. Simplemente sigue los pasos indicados y utiliza todos los ingredientes que te detallamos, encontrarás las cantidades exactas e incluso videos en las recetas más elaboradas para que todo quede perfecto. Tus invitados quedarán boquiabiertos cuando vean lo que los has preparado. Así que no lo pienses más y adelante con las recetas de cebolla que pasarán a formar parte de tus platos favoritos, como la cebolla caramelizada o una deliciosa sopa de cebolla.
 

Receta destacada

Cebolla caramelizada

(2)

La cebolla caramelizada es un ingrediente básico de nuestros platos más sofisticados, ya sea para las Navidades o para una cenita especial. ¡Aquí te dejamos la receta más sencilla y resultona de cebolla caramelizada!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 3 cebollas
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 vaso de vino tinto
  • 4 cucharadas de vinagre
  • 150 gr. de azúcar
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Queremos demostrarte que las recetas con cebolla sirven para todo tipo de platos. Por eso empezamos con las apetitosas sopas de cebolla. Para empezar esta receta de sopa de cebolla preparando nuestro ingrediente principal, las cebollas. También picamos el ajo a trocitos muy pequeños.

¿Las cebollas te hacen llorar? Corren muchos trucos que en realidad son bulos. Para evitar que se te irriten los ojos cuando las cortas, intenta mantener tu cuchillo bien afilado y así los cortes serán bien limpios y no aplastarán las bolsas de líquido irritante que tienen entre sus capas.

Después de cortar las cebollas y los ajos te recomendamos lavar bien el cuchillo bajo el chorro de agua, simplemente deja correr el agua alrededor del cuchillo durante unos 20 segundos.
Luego pon una cacerola con aceite en el fuego y cuando esté caliente, agrega las cebollas troceadas y el ajo picadito. Deja rehogar unos 20 minutos mientras remueves con una cuchara de madera a fuego suave, así los sabores se van a soltar mucho mejor. Cuando estén transparentes, añade el caldo y deja cocer unos minutos. Mientras, tuesta las rebanadas de pan a la tostadora y úntalo con un poco de ajo. Para ello, simplemente pela el ajo, córtalo por la mitad y roza la parte llana sobre la rebanada.

Encaramos el último paso en nuestra receta. Espolvorea con un poco de queso rallado y gratina ligeramente en el horno. Para ello, coloca los boles con la sopa y las rebanadas de pan con queso en el horno precalentado a 160ºC y hornea unos pocos minutos hasta que el queso esté completamente fundido. Sírvelo inmediatamente. Esperemos que te haya gustado esta receta de cebolla. Si quieres ver más recetas de habas y recetas con guisantes pincha aquí.

Para empezar con este apartado de vamos a contar como preparar un sencillo pollo con patatas y cebolla. Primero, limpia y seca el pollo, luego salpiméntalo y úntalo en aceite de oliva y el zumo de limón. Corta la cebolla en juliana gruesa y repártela en una bandeja de horno con aceite. Añade una cabeza de ajos partida por la mitad y hornea 15 minutos a 195ºC.

Corta las patatas a rodajas grandes y dispónlas encima de la cebolla. Coloca también el pollo con la parte de la piel hacia arriba. Añade el tomillo y el laurel y sigue cocinando hasta que coja color, aproximadamente a los 15 minutos dale la vuelta y cubre las patatas con caldo. Deja cocer unos 25 o 30 minutos más, ¡y listo!
Merluza, patata y cebolla. Tres ingredientes básicos para una receta perfecta como es esta receta de merluza al horno con patatas y cebolla. Es un plato necesario en tu menú, ya que es ideal para incluir pescado. Quieres saber cómo hacerlo, ¡apunta!

Corta la cebolla en juliana y las patatas en rodajas y ponlas en un bol con una cucharada de aceite, la pimienta y el orégano. Mezcla hasta que se mezclen completamente los ingredientes Esparce la mezcla en una bandeja de horno y vierte encima el Caldo Casero de Verduras y hornea durante 20 minutos a 160ºC, dando vueltas a la mezcla a mitad de la cocción Coloca encima los lomos de merluza, vierte una cucharada de aceite por encima del pescado y hornea 12 minutos más a 200ºC. Si quieres saber más recetas con otros frutos de mar como estas recetas con chipirones pincha aquí.

Una receta con cebolla y sencilla que te queremos proponer es esta de patatas con cebolla y tomate. Empieza por pelar las patatas y córtalas a trozos. Resérvalas en un bol con agua fría. A continuación, lava las cebollas y dóralas en una sartén con aceite de oliva virgen extra y la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Cocínalo durante 5 minutos.

Añade las patatas y fríelas un poco. Añade un vaso de agua, tapa y cuece a fuego lento durante 15 minutos. Después, sube un poco el fuego. Espolvorea con un poco de pan rallado para espesar la salsa. Por último, añade la salvia fresca al gusto y sazona con pimienta antes de servir.

Par acabar te mostramos una receta de cebollas guisadas. En una sartén, añade el aceite de oliva y cuando esté caliente agrega las cebollas enteras. Déjalas pochar a fuego lento y cuando estén doraditas, añade el tomate frito y deja cocer a fuego lento durante 10 minutos aproximadamente. Remueve con una espátula de madera de vez en cuando. ¡Seguimos!

Ahora vierte un vaso de vino, añade la salvia fresca, tapa la paella y deja cocinar durante unos 15 minutos. ¡Y ya estaría! Finalmente, sazona con sal y pimienta, retira del fuego y coloca tu rica receta en los platos. Y ¡ya puedes servir! ¡Buen provecho!

¿Tienen buena pinta verdad? ¡Pues espera a probar su sabor! Su textura tierna y el sofrito de tomate lo convierte en un plato original, pero a la vez, con un toque tradicional. ¡Anímate a preparar esta receta y seguro que quedas genial delante de todos tus invitados! ¡Que la disfrutes! Y para los postres, puedes probar con estos platos con hojaldre. Seguro que te encantan.