Pechugas de pollo al curry con cebolla

(21)

Hay veces que nos apetece crear recetas nuevas con toques orientales. Para estas ocasiones lo mejor es condimentar cualquier receta con un poco de curry.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Pechugas de pollo al curry con cebolla

  • Marina las pechugas de pollo con aceite y curry durante aproximadamente 30 minutos. En un wok, cocina la cebolla con un poco de aceite de oliva, una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y una pizca de c

    PASO 1

    Marina las pechugas de pollo con aceite y curry durante aproximadamente 30 minutos. En un wok, cocina la cebolla con un poco de aceite de oliva, un chorro de Avecrem Plancha Hierbas Aromáticas y una pizca de curry. Después de 15 minutos, retira las cebollas de la sartén y, en el mismo wok, añade el pollo.

  • Cuece durante 10 minutos más y sirve inmediatamente, acompañando las pechugas de pollo con algunas cebollas.

    PASO 2

    Cuece durante 10 minutos más y sirve inmediatamente, acompañando las pechugas de pollo con algunas cebollas.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pechugas de pollo al curry con cebolla

Si quieres que el pollo te quede más sabroso, marínalo en aceite con curry antes de cocinarlo. De esta forma conseguirás una textura más suave y un sabor más especiado. 

consigue un sabor más intenso
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Es por esto que hoy te traemos esta deliciosa receta: unas pechugas de pollo al curry con cebollas que seguro que te encanta. ¡Descúbrelas!

Esta receta tan rica es más fácil de preparar de lo que parece. Pero ten en cuenta que, si quieres potenciar el sabor del curry, necesitarás marinarlo durante un tiempo antes de cocinarlo. Eso sí, te aseguramos que el resultado vale la pena, ya que están... ¡riquísimas! ¡Anímate a prepararlas!

El curry es una especie que da mucha personalidad y originalidad a los platos. Además, queda genial con muchísimos platos distintos, por ejemplo, este risotto de curry con guisantes. Un plato fácil y lleno de sabor. ¡Delicioso!