El pollo es un ingrediente que suele gustarle a mucha gente y por eso las recetas con pollo son un éxito asegurado. Maneras de cocinarlo hay muchas, pero aquí te vamos a proponer las más sabrosas para que siempre te quede bien jugoso.  

Te invitamos a que revises nuestras recetas y prepares una cena o una comida de 10 ya que los consejos de nuestros "cocinillas" te servirán de gran ayuda. ¡Aprovecha! Algunas de las recetas más difíciles tienen vídeo de apoyo, así que atrévete con ellas y cuéntanoslo en la comunidad de Gallina Blanca.  

Ya no tienes excusa para preparar un buen plato y que tenga este ingrediente principal, te recomendamos un plato muy especial y tenemos muchas sugerencias que hacerte, incluidas las alitas de pollo al horno o pollo al horno ¡A los fogones!  

Ver más...

Estos sencillos pasos para hacer un manjar de plato con pollo también puedes seguirlos con otras recetas que están riquísimas. Échale un ojo a todo lo que puedes hacer con croquetas o con setas, te quedarán unos platos deliciosos. Para los domingos y ocasiones especiales, visita nuestra web de recetas de paella: fáciles, riquísimas y de muchas variedades para que encuentres la que más te gusta. También te recomendamos las recetas de albóndigas, para que comas como en casa y rememorando las que te hacía tu abuela. Y no te olvides de las recetas con pavo, que se le puede sacar partido más allá del Día de Acción de Gracias. Garantizado. ¡Disfrútalas en la mejor velada con la gente que más te importa!

Receta destacada

Pollo al horno con patatas y cebolla

(24)

Asado, a la parrilla, rebozada, a la plancha… ¡el pollo nos gusta de todas formas! Hoy te traemos una receta jugosa y deliciosa que tiene como protagonista este ingrediente tan versátil de nuestra cocina ¡Toma nota!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 600 ml. de

    Caldo Casero de Pollo 100% Natural

  • 1 pollo cortado a octavos
  • 60 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 5 gr. de pimienta negra
  • 5 gr. de sal
  • 60 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 300 gr. de cebolla
  • 400 gr. de patatas a rodajas grandes
  • 1 rama de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 limón
  • 1 cabeza de ajos
  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas
Pollo al horno con patatas y cebolla con producto

¿Cómo te gusta más? Asado, a la parrilla, rebozada, a la plancha… Sí, ¡nos gusta de todas formas! Pero es que el pollo al horno es una de las opciones que tienes a mano y te quedan unas recetas bien jugosas y deliciosas.  

Aquí te vamos a enseñar muchas con las que no defraudar ni al chef más exigente. Quizá uno de los platos caseros tradicionales más sabrosos y socorridos de nuestra gastronomía sea hacerlo al ajillo al horno. En 20-40 minutos lo tienes listo. ¿Sabes de dónde viene eso de ‘al ajillo’? Te va a picar la curiosidad. Lo que conocemos como ‘al ajillo’ es en su origen un macerado compuesto por aceite de oliva, ajo, perejil y zumo de limón que usaban los árabes para mantener mejor el pescado. Lo que pasó después ya te lo imaginas: dejó de ser un mero conservante a genialidad culinaria y además incluía vino blanco y caldo de pollo o de pescado. Una salsa, en definitiva, que definiría durante muchos años la esencia de la cocina española.  

¿Pero quieres conocer más recetas de pollo al horno? Te enseñamos cómo preparar alitas para tener contentos a los peques de la casa, a hacer unas buenas pechugas rellenas o unos muslos de pollo al horno. ¡Estas y muchísimas más recetas forman parte de nuestra sección! ¿A qué esperas para saber usar el horno maravillosamente bien? Preparando recetas ahí, logramos que las comidas nos queden mucho más sanas y nos cuidamos muchísimo mejor.  

La única preocupación que puedes respecto a hacerlo al horno es si te va a quedar muy tostado. Básicamente, eso se debe a la temperatura del horno. Aunque en todas las recetas te sugerimos una temperatura y luego te pedimos que la bajes, muchos electrodomésticos tienen potencias diferentes. Por ello, lo ideal es que no le quites el ojo de encima mientras se hornea. Si ves que empieza a tostarse mucho, pon una hoja de papel albal sobre la carne. Así evitarás que se queme, manteniendo en todo momento la jugosidad de tu plato.  

En el caso de que tengas un pollo en la nevera varios días y quieras darle boleto, te aconsejamos limpiarlo bien con vinagre diluido en agua y cocinarlo con elementos que ‘tapen’ la vejez de la carne, como el zumo de limón o la salsa de soja. Así que si eres de los que se lo han olvidado en la nevera y han dejado pasar varios días sin saber qué hacer con él cuando lo compraste, con este truquito ¡lo salvarás perfectamente! 

¿Quieres ideas de recetas de arroz con pollo? ¡Toma nota que estas que te proponemos están buenísimas!  

¿Qué tal un risotto de pollo? Sí, el arroz es uno de los ingredientes más típicos de las zona noroeste de Italia, sobre todo del Piamonte y los campos veronés. Aquí se produce una gran cantidad de arroz, sobre todo de arroz carnaroli, el arroz perfecto para hacer risotto Este arroz, típico de las regiones de Vercerlli y Novara, se obtuvo a partir del año 1945, y está caracterizado por ser de grano redondo y blanco, y está considerado como el rey de los arroces por ser muy fino y de máxima calidad. Pero, ¿qué garantiza que un risotto nos quede bien con este arroz? Su alto contenido en almidón, que permite que el arroz soporte mejor las cocciones lentas y absorba más líquidos y, por tanto, más sabor. Además, esta alta concentración de almidón permite que el caldo en el que se cocina el arroz espese y esté más cremoso.

Combina estas características del arroz carnaroli con la carne suave del pollo y tendrás un risotto de pollo   riquísimo, perfecto para compartir con tu familia. ¡Te aseguramos que les encantará a todos!  

Por supuesto, hay más opciones. Mira las sugerencias que te hacemos como una buenísima paella de pollo o arroz con higaditos de pollo. ¿Y qué tal paella de pollo y conejo? ¿Eres más de verduras? ¡Pues también te traemos esa opción! Pruébalas todas y elige la que más te guste. 

¿Sabes esos días en los que te apetece un caldito? ¿Esos días de frío en los que no hay nada mejor que echarle al cuerpo para entrar en calor? Pues te traemos aquí una selección exquisita con las mejores recetas de caldo de pollo y sopa de pollo.  

¿Cómo te quedarías si pruebas a hacerte una sopa de pollo con fideos o un caldo de pollo con cebolla y huevos? ¿A que puedes imaginarte el olor que sale de la cocina?  

Si es que nuestro recetario está plagado de deliciosas propuestas pero estas opciones sencillas y a la vez riquísimas te solucionan la vida en pocos pasos. Para preparar gustosos caldos y sopas te basta con calentar el líquido de cocción para hervir en él, por ejemplo, la pasta o las verduras. Como toque especial, mientras se hace, se puede añadir un poco de tomate frito o una ramita de romero, lo que le dará un sabor y un aroma inigualables. Antes de servir se espolvorea una cantidad generosa de parmesano en la sopa de pasta, por ejemplo, y ya se puede disfrutar de esta manera tan rica.  

¡Prueba todas las opciones! Y recuerda que en este catálogo también encontrarás más maneras de cocinar a este ingrediente protagonista siguiendo sencillos pasos. Hay recetas con arroz, en salsa, en pepitoria, relleno, guisado, frito, campero, con piña, la famosa ensalada con este ingrediente… En momentos como los actuales hay que mirar por la economía doméstica y esta carne además de estar buenísima es un gran plato económico.