Hoy queremos empezar con una deliciosa receta bacón con de patatas y queso. De este modo podréis hacer en casa este tipo de patatas tan típicas de los restaurantes de comida rápida que tanto gustan a los niños.
Para hacer una deliciosa receta de patatas con bacón y queso, comienza cortando las patatas con uno de los cortes más típicos de la cocina española: a la panadera. Una vez tengas tus patatas panadera, ponlas sobre una bandeja para hornear y ve precalentando el horno. Mientras el horno va cogiendo temperatura, aderézalas con un poco de aceite de oliva, pimienta negra y una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Reparte bien el aceite, las especias y el sazonador por todas las patatas, ayúdate de las manos, ¡será mucho más fácil!

Ver más...

Cuando tengas bien distribuidos todos en tus patatas, tapa la bandeja con papel de aluminio y hornea durante 20 minutos a 180º. Mientras las patatas se van cocinando en el horno, ponte a sofreír la cebolla bien cortadita en juliana. Vierte en una sartén bien caliente un chorrito de aceite e incorpora la cebolla a la sartén. Cocínala durante unos cuatro o cinco minutos, removiendo a ratitos para que se dore bien y no se queme. 
Una vez la cebolla haya perdido turgencia, añade el bacón y cocínalo hasta que se dore y adquiera un precioso color doradito. Una vez el bacón esté listo, añade la nata y el queso, para que el sofrito quede cremoso. Y, recordemos, ¡todo mejora con queso! Sí, hasta el bacón.

Cuando la nata comience a hervir, baja un poco el fuego y sigue cocinando durante unos cinco minutitos más, para que se saborice correctamente con el bacón y la cebolla. Así esta salsa para tus patatas con bacón y queso será irresistible. Una vez la nata esté tenga un color más oscuro, producto del bacón tostado y la cebolla cocinada, saca las patatas y vierte esta mezcla por encima.
Ahora, espolvorea orégano y queso rallado por encima de las patatas y, ¡al horno otra vez! Con esto, conseguirás que las patatas se gratinen, es decir, el queso se dorará y funcionará como una capa protectora que mantendrá los aromas y sabores concentrados en la salsa cremosa de queso de tus patatas. ¡Y a comer!

Receta destacada

Patatas con bacon y queso

(8)

El queso es el secreto de muchas recetas. Un buen risotto sin queso, no es nada. Una pizza está incompleta, incluso un sándwich mixto deja de ser un sándwich para pasar a ser dos simples trozos de pan con una loncha de jamón en medio. El queso tampoco podía faltar en esta riquísima receta de patatas con bacon y queso, Ver Receta...

Ingredientes

  • 800 g de patatas
  • 250 g de bacon
  • 250 g de nata
  • 150 g de queso rallado
  • 1 cebolla
  • Orégano al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Para empezar con más recetas con bacón, te proponemos unas tostadas de pimientos y bacón. Empieza por limpiar y cortar a tiras los pimientos.
Pon los pimientos en una paella y saltéalos con un poco de aceite y la pastilla de Avecrem Dúo de Tomate. Pasados unos minutos, añade el bacón.
Finalmente, añade el Tomate Frito Gallina Blanca, un poco de pimienta y perejil. Tuesta el pan y prepara los canapés. Sirve caliente.

Si quieres otra receta con bacón te proponemos este aperitivo de triángulos de queso y bacón. Estos aperitivos de queso son supersencillos de hacer, solo necesitarás algo de maña para formar los triángulos de la pasta filo, ¡y tendrás un bocadito la mar de pintón para cualquier celebración!
Comienza mezclando todos los ingredientes en un bol. Machaca con unas barillas el queso de cabra para que quede más fino y mejor integrado con el resto de los ingredientes. Rompe en trocitos las nueces y corta en taquitos el bacón. Homogeneiza la mezcla y deja listo todo desmenuzando una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. De nuevo, ¡remueve!

Una vez hayas mezclado todos los ingredientes, corta la pasta filo en triángulos y ve rellenándolos y cerrándolos. Para sellarlos bien y que se doren en el horno, píntalos con un poco de huevo. Una vez los tengas bien cerrados, ¡mándalos al horno!
Hornea a 180º durante los que tendrás que vigilar que la pasta filo se vaya poniendo dorada. Cuando esté doradita es el momento de sacar tus triángulos de queso del horno. Si quieres más recetas de sándwiches y bocadillos puedes pinchar aquí. 

Para empezar a incorporar bacón a tu pasta te recomendamos que pruebes con esta receta de bacón con espirales. En una sartén con una cucharada de aceite, saltea el beicon durante unos minutos. Por separado, lava y pica el perejil.

En una olla grande, no cuece la pasta en abundante agua con una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo durante el tiempo indicado en el envase. Una vez lista, escúrrela y saltéala junto con el beicon y el Tomate Frito Gallina Blanca. Sirve la pasta y espolvorea por encima un poco de perejil fresco y pimienta molida.
También puedes añadir bacón a unos tradicionales macarrones. Aquí te mostramos una manera muy sencilla de hacerlo. Calienta el horno a 200 °C. Cocina la pasta en agua con una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo, escurre y saltea con el Tomate Frito Gallina Blanca.

Mientras tanto, prepara la salsa: derrite la mantequilla, agrega la harina y revuelve. A continuación, añade la leche poco a poco, la sal y la pimienta negra y la nuez moscada y llevar a ebullición durante unos minutos.
En una fuente de horno media bien engrasada con aceite de oliva, pon la masa, la salsa, la mozzarella y cubre con las rebanadas de tocino. Decora con el queso rallado. Hornea en el horno durante 15 minutos a 200 °C. Si quieres saber más recetas con bacón u otros ingredientes para hacer con pasta puedes echarles un ojo a estas recetas de macarrones y platos con raviolis seguro que te van a gustar. ¡Si las pruebas no dudes en cantárnoslo!

Si quieres probar algo más light, pero no quieres renunciar al sabor del bacón te recomendamos que te decantes por incorporar bacón a tus platos con verduras.

Puedes por ejemplo preparar una ensalada con bacón frito. Para empezar, ponemos en un bol la mezcla de lechugas, rúcula y col lombarda (ideal las bolsas que ya vienen preparadas), y vamos añadiendo todos los ingredientes excepto el bacón, el queso lo partimos a daditos, al igual que la manzana.
En una sartén doramos el bacón troceado y lo dejamos enfriar. Cuando esté lo añadimos a la ensalada, aliñamos con el aceite, vinagre de Módena, sal pimienta. ¡Mezclamos muy bien y a disfrutar!
También puedes probar con una sencilla receta de guisantes con bacón. Esta receta es tan fácil de preparar que la podemos elaborar para acompañar cualquier comida o cena. Pues, anímate a preparar esta apetitosa receta y cuéntanos cómo te ha salido.

Empieza por saltear el bacón en aceite de oliva virgen extra. Después de 3 o 4 minutos retira del fuego y reserva. En la misma sartén, rehoga los guisantes con el diente de ajo entero. Añade 1 pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada y continua la cocción durante otros 15 minutos. Antes de retirar del fuego, añade el bacón ya salteado anteriormente y espolvorea con el perejil finamente picado.
Esperemos que hayas disfrutado todas las recetas con bacón que te hemos mostrado, ¡no dudes en probarlas! Y recuerda que el bacón es un alimento muy versátil que se puede incorporar gran variedad de platos, si quieres más inspiración te recome damos que consultes estas recetas de migas. ¡Buen provecho!