Las legumbres son uno de los productos más representativos de la dieta mediterránea. Presentes en multitud de guisos, el garbanzo, las judías o las lentejas, son comunes en el recetario tradicional español. Pero, si hay que elegir a la reina de las legumbres en la gastronomía española, las lentejas estarían muy cerca de ser coronadas. Son ricas, sabrosas y muy fáciles de hacer tal y como te mostramos en esta receta de lentejas con verduras y chorizo.

Ver más...

Nosotros, hemos optado por hacer un guiso tradicional, un delicioso guiso de lentejas con verduras y chorizo, que le da un plus de sabor a esta receta. Lo bueno de este guiso es que si no te gusta el chorizo puedes mantener el sofrito de verduras y tener un delicioso guiso vegetal, ligero para cualquier momento.
Para hacer una clásica receta de lentejas con verduras y chorizo comienza, lo primero de todo, por sofreír la cebolla bien picada. Para ello, córtala longitudinalmente y, más tarde, en cubitos de no más de un centímetro. Una vez la cebolla haya perdido turgencia, añade el ajo laminado junto con el pimiento rojo y el pimiento verde, para que así todas las verduras se cocinen y sofrían en la cazuela en la que vayas a preparar tus legumbres con verduras y chorizo.

La zanahoria es una verdura que no puede faltar en un buen guiso con lentejas. Para que dé más sabor y esté más sabrosa que solamente cocida, pártela en bastones y añádelos al sofrito. Deja que se cocine durante unos cinco u ocho minutos, hasta que esté blandita. En ese momento añade al sofrito el chorizo y cocina todo durante 10 minutos.

Pasados esos diez minutos agrega el Tomate Frito Gallina Blanca para darle el toque de sabor que necesita un buen sofrito para tus lentejas con verduras y chorizo. Deja que el chup, chup del Tomate Frito Gallina Blanca de sabor a la que va a ser la base de tus lentejas y, una vez que hayan pasado unos cinco minutos, más o menos, agrega las lentejas y cúbrelas con agua. Cocina todos los ingredientes juntos durante 15 minutos y, a media cocción, desmenuza una pastilla de Avecrem Duo Legumbres Estofada, añade el pimentón y el comino, y deja que pasen los siete minutos restantes. ¡Y listo!

Receta destacada

lentejas con chorizo

(23)

Ingredientes

  • 600 GR LENTEJAS PARDINAS
  • 1 CUCHARADA COLMADA PIMENTON DULCE
  • 1 PASTILLA DE AVECREM CALDO POLLO
  • 2 UNIDADES ZANAHORIA
  • 100 GR ACEITE OLIVA
  • 2 HOJAS LAUREL
  • 2 UNIDADES CHORIZO
  • 1 CABEZA AJO
  • 2 UNIDAD PIMIENTO VERDE
  • 1 UNIDAD CEBOLLA GRANDE
  • 1 UNIDAD TOMATE GRANDE MADURO
  • 1 CUCHARADA COLMADA COMINO MOLIDO
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 5 personas

Las legumbres son un básico de nuestro recetario y estas Lentejas con Verduras y Chorizo son uno de nuestros favoritos, ¡tan casero que nos trae de vuelta a la cocina de nuestra abuela! Calienta el aceite en una cazuela, sofríe el ajo y la cebolla durante unos 10 minutos y añade la zanahoria y el pimiento. Deja cocer todos unos 15 minutos más. Añade el calabacín y cuece 5 minutos, luego añade el tomate y deja cocer 20 minutos hasta terminar la cocción. Añade el chorizo, las lentejas, el laurel y cubre todo con caldo. Deja cocer unos 10 minutos y finalmente añade el perejil picado para darle sabor.

Hacer unas buenas lentejas estofadas con chorizo es más fácil de lo que te imaginas. Lo primero que tienes que hacer es picar bien el ajo. Córtalo en láminas y, mientras esperas que se caliente el aceite en la olla ve cortando las verduras, tanto la cebolla como el pimiento rojo, en juliana y tras esto corta las tiras en dados de medio centímetro. Una vez tengas las verduras listas, ponte a hacer tu sofrito para las lentejas durante 12 a 15 minutos en una sartén con una cucharada sopera de aceite de oliva.

Cuando esté a punto de expirar este tiempo, añade 70 gramos de Tomate Frito Gallina Blanca y remueve bien para que los sabores se distribuyan adecuadamente y, así, no se queme el sofrito para tus lentejas. Recuerda que tienes que remover el contenido para evitar que se carbonicen los ingredientes. Sobre todo, ahora que toca incorporar el pimentón y el comino, ya que, si estas se queman, van a amargar todo el plato. Es muy importante evitar que esto ocurra, ya que las especias es muy sencillo que se quemen y echen a perder que en inicio es deliciosa.

Añade en la olla del sofrito las lentejas, el chorizo troceado y una hoja de laurel. Incorpora, también, una pizca de sal. Y ahora, moja con Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca el guiso, y que queden 2 o 3 dedos de caldo sobre las lentejas, para que así tu receta de lentejas estofadas con chorizo sea todo un éxito y no quede seca. Ahora, solo queda dejar que todo el contenido de la olla vaya calentándose poco a poco sin llegar a hervir.

El cocido es uno de los platos más típicos de nuestra gastronomía y, aunque a todos nos guste barrer para casa, hay que reconocer que todos tienen ese “algo” que los hace únicos. Vamos a descubrir la sopa de cocido gallego.
Esta riquísima sopa de cocido gallego se comienza a hacer desde el día anterior. Para empezar todas las carnes saladas tendrás que ponerlas en agua fría para que se desalen e hidraten y de esta forma sean aptas para hacer un plato delicioso como el que tenemos entre manos.

Los garbanzos, por su parte, también tendrás que remojarlos para que se cocinen de manera adecuada, si no quedarán muy duros y si haces esta receta con garbanzos precocidos te quedarán demasiado blandos. Pero si los haces como te señalamos, ¡te quedarán perfectos!
A la mañana siguiente ya tendrás listos todos los ingredientes de tu sopa de cocido gallego y te puedes poner manos a la obra para cocinar empieza poniendo todas las carnes en una olla con agua fría. Desde esta temperatura fresquita tendrás que empezar a cocinar.

La temperatura de nuestro cocido de garbanzos gallega ira subiendo poco a poco, hasta que rompa a hervir. En ese momento, añade los garbanzos remojados y desmenuza la pastilla de Avecrem. Ahora todo es prestar atención porque tendrá que dejar pasar dos horas de cocción, comprobando siempre las durezas de las carnes, ¡así que relájate y disfruta! Con estas dos horas, las carnes se irán ablandando y harán dos cosas: dar sabor a tu guiso y soltar colágeno. Con esto último conseguiremos que el agua vaya espesando gracias a la gelatina natural de la carne dejando una textura deliciosa al guiso.

Una vez hayan cogido la textura deseada, retira los garbanzos siempre que estén tiernos. Si todavía están duros no lo hagas, deja que se sigan cociendo hasta que estén blandos.
Cuando tengas retirados los garbanzos y solo queden las carnes, añade las patatas junto con el chorizo y los grelos. Para añadir los grelos primero tendrás que escaldarlos; un minuto en agua hirviendo y de ahí a la olla. Deja todos estos ingredientes durante 20 minutos y vigila las patatas. ¡Y todo listo para disfrutar de este pedazo de receta de cocido gallego!

Lebaniego, o natural de Liébana; así es este delicioso cocido. La sopa de cocido lebaniego es una de las recetas más tradicionales de cocido que podemos encontrar en la zona norte de la Península, concretamente en la verdísima Cantabria. ¡Aprende cómo hacerlo!

Como todo buen cocido tienes que empezar poniendo en remojo dos ingredientes de tu plato lebaniego. Por un lado, en una olla grande con agua muy fría pon las carnes saladas durante toda la noche para que se desalen. De esta forma quedarán en el punto justo para poder cocinarse y que queden deliciosas.
Al día siguiente, pon agua fría en una cazuela y dentro de la misma pon las carnes hasta que rompa a hervir. Y justo en ese momento retira el agua y añade los dos litros de caldo hasta que, de nuevo, rompa a hervir. Con esto consigues quitar parte de las impurezas y la sal que quede, así que el caldo final no se verá afectado por ellas. Junto a las carnes, añade los chorizos, los ajos y la cebolla.

Dales a todos estos ingredientes algo de tiempo hasta que se cocinen y vayan liberando sabor en el caldo, más o menos necesitarán 30 minutos para esto. Pon las carnes saladas en remojo la noche antes.
Ve vigilando atentamente los chorizos, ya que una vez estén hechos, tendrás que retirarlos junto al ajo que hemos metido en la sopa de cocido lebaniego. Pero no los tires, con este chorizo vamos a hacer unas tortas que están de rechupete. En un bol, desmiga el pan y añade el chorizo también bien desmenuzadito. Mezcla bien y añade el tocino picado, 2 huevos y el perejil. Amasa todo esto y dale forma de tortitas. Fríe la masa y reserva.

Sigue hirviendo la berza y mientras sé cocinando, sofríe dos dientes de ajos cortados a rodajitas. Incorpora el pimentón y haz un delicioso sofrito para tu berza. Cuando la carne esté bien cocinada, cuela el caldo. Trocea las carnes, sirve los garbanzos en un plato y las tortas de relleno. En una bandeja aparte, sirve la berza y el resto de carne. ¡Y listo! Si te quedas con ganas de más, mira estas recetas con cerdo, butifarra, para cocinar migas o recetas con alubias.