El jamón es un ingrediente muy usado en la cocina española, a continuación, te vamos a mostrar recetas con este ingrediente.

La lasaña o en italiano lasagna es un tipo de pasta que se sirve en láminas. Se trata de un plato de origen italiano. Por su aspecto La lasaña al horno también se puede hacer con carne, verduras o pescados. En general se utiliza bechamel, para unir los ingredientes, aunque hay varias recetas de Lasaña sin bechamel, y abundante queso rallado para gratinarla en el horno.

Ver más...

Es una entrada o primer plato caliente que se suele comer en invierno o en los periodos frescos de la primavera. La receta de hoy es una de esas recetas que te traen recuerdos de infancia al primer mordisco... Aunque no tienen nadas que ver que la clásica receta de lasaña; seguramente muchos de vosotros la habéis probado en más de una ocasión.
Hoy os traemos una receta muy fácil para hacer una lasaña de jamón y queso. En primer lugar, precalienta el horno a 180º. Hidrata las placas de Lasaña Fácil El Pavo, según las indicaciones del envase.

En una fuente apta para horno, pon una placa de Lasaña Fácil El Pavo, una loncha de jamón dulce y otra de queso para fundir, y volver a poner otra placa de Lasaña Fácil El Pavo. Repite el proceso hasta terminar las placas.
Encima de la última placa, pon el queso para gratinar y la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada, introdúcelo en el horno durante unos 15-20 minutos y sirve.

Receta destacada

Lasaña de Jamón y Queso

(117)

La lasaña o en italiano lasagna es un tipo de pasta que se sirve en láminas. Se trata de un plato de origen italiano. Por su aspecto La lasaña al horno también se puede hacer con carne, Ver Receta...

Ingredientes

  • 6 placas de

    Lasaña Fácil El Pavo

  • 6 lonchas de jamón dulce
  • 6 lonchas de queso para fundir
  • 100 gr. de queso para gratinar
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

El jamón es un ingrediente muy usado en la cocina española, a continuación, te vamos a mostrar recetas con este ingrediente.

La lasaña o en italiano lasagna es un tipo de pasta que se sirve en láminas. Se trata de un plato de origen italiano. Por su aspecto La lasaña al horno también se puede hacer con carne, verduras o pescados. En general se utiliza bechamel, para unir los ingredientes, aunque hay varias recetas de Lasaña sin bechamel, y abundante queso rallado para gratinarla en el horno.

Es una entrada o primer plato caliente que se suele comer en invierno o en los periodos frescos de la primavera. La receta de hoy es una de esas recetas que te traen recuerdos de infancia al primer mordisco... Aunque no tienen nadas que ver que la clásica receta de lasaña; seguramente muchos de vosotros la habéis probado en más de una ocasión.

Hoy os traemos una receta muy fácil para hacer una lasaña de jamón y queso. En primer lugar, precalienta el horno a 180º. Hidrata las placas de Lasaña Fácil El Pavo, según las indicaciones del envase.
En una fuente apta para horno, pon una placa de Lasaña Fácil El Pavo, una loncha de jamón dulce y otra de queso para fundir, y volver a poner otra placa de Lasaña Fácil El Pavo. Repite el proceso hasta terminar las placas.
Encima de la última placa, pon el queso para gratinar y la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada, introdúcelo en el horno durante unos 15-20 minutos y sirve.

No nos gusta generalizar, pero la pasta nos gusta a -casi- todos, y su versatilidad es uno de los motivos por los que es tan popular. Con verduras, con carne, con pescado, con salsas más suaves, más afrutadas o más fuertes. La pasta se puede adaptar al paladar de -casi- cualquier persona y a -casi- cualquier ingrediente.

Para comenzar, como con cualquier receta de pasta, el primer paso es hervirla. Cuando el agua rompa a hervir, desmenuza una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo en el agua y añade los 400 g de espaguetis.
Continúa picando la cebolleta en juliana y muy fina para pasar a sofreírla en una cazuela bien caliente con un chorrito de aceite. Remueve la cebolla para que no se queme y, en su lugar, adquiera un color translúcido. Ese color casi transparente es el que nos indica que es el momento de añadir el jamón a la cazuela, que también tiene que estar muy picadito. Si quieres ahorrarte el picar el jamón puedes usar jamón ya cortado en dados. Cocínalo junto con la cebolla durante 5 minutos para que saboricen el aceite.

Una vez haya pasado este tiempo, vierte la nata en la cazuela, junto con el queso gorgonzola desmenuzado. Añade la pimienta negra en polvo, la cantidad que tú quieras, para que te dé la intensidad que más te guste. Cocina todo al gusto y ve removiendo, para que el queso se cocine, se derrita y no se queme. Vigila el punto de fundido del queso, ya que de esto dependerá la textura de la salsa. A más líquida la quieras, más fundido deberá estar el queso. Nosotros, para esta receta de pasta con jamón y queso te recomendamos que esté un poquito espesa, pero va a gustos.
Mezcla, remezcla y vuelve a mezclar todos los ingredientes para que se distribuyan bien los ingredientes por toda la cazuela y, ¡ya puedes servir!

¿Dulces o salados? Los milhojas son de esas comidas que admiten todo tipo de sabores, pero una única manera de hacer, que es la de disponer capa sobre capa diferentes ingredientes. Podríamos contarte muchísimas recetas, pero hoy nos quedamos con este milhojas de calabacín y jamón.
Lava el calabacín y córtalo en rodajas finas. Unta con aceite de oliva virgen extra 4 moldes de horno y monta las milhojas, alternando las lonchas de calabacín con las de jamón.

Añade a cada capa de las milhojas una cucharada de sofrito y repite todo el proceso hasta agotar todos los ingredientes. Espolvorea con queso parmesano y hornea durante 10 minutos a 200 ° C.
¿Sabes qué es un dumpling? En esencia es envolver un relleno con una masa que se pueda cocer en un líquido de cocción. Así dentro de los dumplings podrían entrar los raviolis italianos o los dumplings salados típicos de la gastronomía inglesa e irlandesa. Hoy te proponemos hacerlos de jamón.
En un bol, mezcla la ricotta con el tomate frito y la carne picada previamente cocinada, hasta que la mezcla esté suave. A continuación, añade el cebollino picado.

En una tabla coloca las lonchas de jamón. Unta cada loncha con 1 cucharada de salsa de la carne y el relleno de ricotta y ciérralo con un pincho de bambú. Átalo luego con el cebollino, y ya puedes servir. Si te han gustado estas recetas, te animamos a que mires estas recetas con carne picada, cocido, recetas de sopas, y recetas de croquetas. Seguro que si las pruebas te van a encantar.