Croquetas de jamón y queso

Si están hechas con productos tan tradicionales de nuestro país cómo no considerar las croquetas de jamón serrano y queso manchego uno de los platos más representativos de la gastronomía española.Ver más...

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas
Croquetas de jamón y queso

Ingredientes

Cómo hacer Croquetas de jamón y queso

  • Cómo preparar Croquetas de jamón y queso - Paso 1

    PASO 1

    Calienta la leche. Añade el sobre de Mi Salsa Bechamel Gallina Blanca y una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo

  • Cómo preparar Croquetas de jamón y queso - Paso 2

    PASO 2

    Pica en trozos pequeños el jamón y la cebolla. Derrite la mantequilla y agrega la cebolla, el jamón y el queso rallado y la salsa bechamel.

  • Cómo preparar Croquetas de jamón y queso - Paso 3

    PASO 3

    Deja enfriar la masa. Da forma a las croquetas y pasa primero por los huevos, la harina y luego por el pan rallado. Fríe en aceite caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Croquetas de jamón y queso

Utiliza una cesta para freír las croquetas de jamón y queso, así drenaran mejor y quedaran más crujientes y menos aceitosas.

croquetas sin aceite
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Son tan nuestras que las consideramos unas de las tapas más apetecibles y, cuando se preparan con ingredientes de tan buena calidad, se convierten en un manjar digno de servirse como aperitivo, entrante o primer plato en las mesas de las celebraciones más significativas, como las de Navidad u otras que compartimos con amigos o familiares.

Las croquetas de jamón y queso caseras están tan arraigadas en nuestra cultura que casi todos tenemos a algún familiar como un referente de su elaboración. Si no es tu caso o ya no puedes consultar a esa persona que tan buen recuerdo te trae a través de tu paladar, no te preocupes que aquí te contamos todos los secretos o trucos para que tus croquetas de jamón y queso al horno o fritas te queden exquisitas, tan crujientes por fuera como cremosas por dentro.

Cómo hacer croquetas caseras

Con la receta de croquetas de jamón y queso que te ofrecemos en esta página lograrás unas auténticas croquetas españolas, porque en ella incluimos productos de la tierra que nos brindan unos sabores irresistibles. Pero no es la única manera de hacerlas, si quieres puedes reemplazar algunos de estos ingredientes y añadirle otros, como unos taquitos de bacon ahumado, huevo duro, también puedes utilizar cebolleta en lugar de cebolla y, para condimentarlas, además de la sal y pimienta, se integran muy bien la nuez moscada, el ajo y el perejil.

Otra opción es hacer unas croquetas de jamón york y queso, en este caso puedes utilizar cualquiera que te apetezca, por ejemplo, parmesano, emmental o mozzarella, ya sea rallado o en lonchas. Además de ser una alternativa muy económica te quedarán con un sabor más suave, lo que suele gustar aún más a los peques. Incluso, a ellos también los puedes involucrar en la preparación de la receta. Por ejemplo, para darle forma a la masa o haciéndolos responsables de la estación de rebozado, allí donde han de pasar las croquetas por el huevo y el pan rallado. Un verdadero trabajo en equipo que les resultará muy divertido y será una confirmación más de que se trata de un plato muy familiar.

Cómo freír las croquetas

Si bien también se pueden cocer al horno, una vez rebozadas lo más común es freírlas. Este método de cocción no es complicado, pero si no se hace correctamente se puede arruinar el plato y todo el trabajo anterior. Para conseguir la textura ideal se deben freír en una sartén o freidora con abundante aceite y bien caliente. Cuando alcance la temperatura adecuada es el momento de poner las croquetas, pero no muchas a la vez, más bien de pocas en pocas para que no disminuya la temperatura del aceite. De esta manera conseguirás que tus croquetas se doren por fuera, se calienten por dentro y que no se rompan fácilmente. Además de lograr un buen sabor es fundamental que no estén grasientas, así que cuando la retires de la sartén o de la freidora ponlas en un plato cubierto con papel absorbente para que se escurra el exceso de aceite.

Descubierta su fórmula y los trucos para elaborar croquetas caseras ya puedes hacerlas de lo que te apetezca: croquetas de pescado, de gambas, de setas, de bacalao, de pollo… Puedes servirlas solas o acompañadas de una clásica ensalada de lechuga y tomate, nadie se resistirá a tus croquetas caseras, devorarán una detrás de otra, así que haz unas cuantas. En cualquier caso, si sobran, las puedes reservar para el día siguiente o congelarlas y así las tendrás para cuando te apetezcan. Como las puedes servir tanto calientes como frías son ideales para llevar al trabajo o en esas ocasiones en la que vamos a pasar un día fuera de casa.

Apúntate los ingredientes para que no te falte ninguno, sigue nuestra receta y, de manera muy sencilla y en menos tiempo de lo que crees, estarás compartiendo y disfrutando de unas deliciosas croquetas caseras de jamón y queso. Un plato capaz de amenizar cualquier mesa rodeada de familiares o amigos.