Se me deshacen las croquetas al freírlas, ¿cómo lo evito?

Suele pasar, más veces de las que nos gustaría que las croquetas se deshacen debido al calor del aceite. ¿Cómo podemos evitarlo? Controlando y muy bien la temperatura, ya que necesitamos que se quede entre 175 y 178º. Con esto conseguirás un choque térmico que va a conseguir crear una corteza dorada y muy crujiente gracias a la capa de harina y huevo, que es lo que realmente tienes que cocinar. La bechamel ya está hecha y este choque térmico no tiene que cocinar la bechamel, sólo calentarla.

Para comprobar la temperatura, te recomendamos que compres un termómetro de cocina con el que poder medir la temperatura.