Vamos a empezar con unas galletas con temática de Halloween. Para hacer la masa de las galletas, primero, tamizamos la harina y la reservamos. Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una textura cremosa. Añadimos el huevo, el extracto de vainilla y la sal y batimos hasta que esté todo integrado. A continuación, vamos añadiendo la harina cucharada a cucharada.

Ver más...

Sacamos la masa del bol y hacemos una bola, la envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera unos cinco minutos, después, la estiramos con un rodillo y la volvemos a enfriar durante al menos dos horas. Una vez refrigerada la masa, la sacamos y con el cortador, cortamos las galletas y las pasamos a la bandeja de hornear. Horneamos a 180ºC durante unos 15 minutos. Retiramos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
Para hacer la glasa real, mezclamos la albúmina, el cremor tártaroy unos 300 g de icing sugar tamizado y batimos un par de minutos. Añadimos el agua y mezclamos cuatro minutos a velocidad baja. Incorporamos el resto de icing sugar y batimos cuatro minutos más.

Para teñir la glasa, apartaremos en otro recipiente la cantidad que vayamos a necesitar y con un palillo iremos coloreando la glasa hasta conseguir el color deseado. Ahora que ya tenemos nuestras galletas hay que decorarlas. Primero pintaremos el fondo con la glasa que hemos hecho diluida un poquito en agua y después haremos todos los detalles con la glasa más espesa. Podemos utilizar mangas pasteleras o biberones para decorarlas.

Receta destacada

Galletas Halloween

(1)

Néstor Mayora, nos trae la receta de hoy, "Galletas Halloween". Así que si estás buscando una receta para Halloween y que además sea ideal para preparar con niños, ya no busques más, ¡ésta es tu receta! En ella aparecen representados algunos de los personajes y objetos más populares de esa noche. Ver Receta...

Ingredientes

  • Para la masa:
  • 1 huevo
  • 100 g de azúcar glas
  • 200 g de mantequilla
  • 350 g de harina
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 0,25 cdta de sal
  • Para la glasa real
  • 15 g de albúmina en polvo
  • 70 ml de agua fría
  • 500 g de Icing sugar
  • 0,25 cdta de cremor tártaro
  • Colorante alimentario
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Galletas Saladas

Pero no todas las galletas tienen que ser dulces, también podemos encontrar galletas saladas. Las galletas saladas son una gran tentación, ya sea para picarlas entre horas o acompañar alguna salsa, la verdad es que son un tentempié delicioso. Sin embargo, su consumo de forma regular no es recomendable.

Así que para que puedas disfrutarlas de una forma más sana y nutritiva toma nota de la receta de hoy. Están hechas a partir de dos sabores bien diferentes: remolacha y espinacas. Y prepararlas es bien sencillo, ya que basta con preparar las dos masas por separado con la harina y el queso, y los ingredientes principales de cada galleta. Puedes darles las formas que más te gusten con moldes de cocina y crear así divertidas y apetitosas elaboraciones.

Corta la remolacha. Después limpia las espinacas y cocina en una sartén con ½ litro de caldo. Después de la cocción, agita hasta para que quede cremoso. Precalienta el horno a 180 ° C.
Prepara dos masas con 150 g de harina, 75 g de queso rallado, una pizca de sal y un poco de levadura. En una añade las espinacas y en la otra, la crema de remolacha. Amasa enérgicamente hasta obtener una mezcla suave, deja reposar durante unos 30 minutos.
Estira las masas con la ayuda de un rodillo, y que quede una hoja de 3-4 mm de espesor y corta las galletas utilizando los moldes y las formas deseadas. Hornea a 180 ° C durante 10 minutos. ¡Esperemos que disfrutes!

Podemos empezar por hacer una copa de crema chantilly con frutas y galletas "amaretti"
Lava las uvas, córtalas por la mitad y retira las semillas de su interior. Prepara la crema chantilly: monta la nata bien firme y añade la crema pastelera, mezclando bien con movimientos envolventes para que no se desmonte la nata.

Pon en la base una mezcla de bizcochos triturados, junto con las uvas y el vino dulce. Prepara las copas: pon en la base una mezcla de bizcochos triturados, junto con las uvas y el vino dulce. Cúbrelo todo con la crema chantilly y decora con unos "amaretti" enteros y algunas uvas.
También puedes optar por hacer galletas de nueces y almendras con chocolate. Mezcla en un bol el azúcar moreno, la harina, el azúcar de vainilla, la sal y el bicarbonato. Agrega el huevo y la mantequilla a temperatura ambiente. Amasa hasta obtener una pasta homogénea. Trocea el chocolate, las nueces y las almendras y mézclalas con la masa. Formas bolas pequeñas. Colócalas en una bandeja de horno con un papel de horno debajo, separadas para que no se peguen al cocerse.

Como hemos dicho antes también se pueden hacer galletas saladas variadas. Coloca en un cuenco el queso parmesano, la harina y la mantequilla; añade una pizca de sal y mezcla hasta que se forme una masa uniforme. Separa la masa en tres porciones iguales.
Con el primer trozo y con la ayuda de film alimentario, forma un cilindro de masa de unos 4 cm de diámetro y resérvalo en la nevera. Pica las aceitunas y mézclalas con el segundo trozo de la masa; añade también una pizca de orégano y forma otro cilindro. Resérvalo en la nevera.
Tritura el ajo con las hojas de romero y el sésamo, hasta que quede muy fino. Añade esta pasta al último trozo de masa y vuelve a formar un cilindro; resérvalo en la nevera.
Corta los cilindros en rodajas con la ayuda de un cuchillo muy afilado, como si fueran monedas; ponlas encima de un papel de horno y cuece las galletas en el horno a 180 ºC hasta que estén doradas.

La primera receta que os queremos mostrar es esta de cookies fritas de chocolate. Ponemos en un bol un vaso de leche y le añadimos cucharadas de paladín, mezclamos bien y metemos dos minutos al microondas. El chocolate debe de quedar espesito, no líquido, si fuera necesario, añadir más paladín o más leche si está demasiado espeso. Cogemos las galletas y hacemos lo siguiente, galleta, chocolate y galleta. Las cerramos con cuidado de que no se rompan. Hacemos esto con todas.

Cogemos una sartén con aceite de oliva y freímos las galletas una a una y poco tiempo. Tal cual las saquemos, las pasamos por un bol donde tendremos la canela y el azúcar. Rebozamos bien y reservamos. ¡Así hacemos con todas, comer frías están riquísimas!

También podemos hacer estas riquísimas cookies. En un bol batimos la mantequilla que sacaremos del frigo un ratito antes, junto con el azúcar hasta que quede cremoso e incorporamos el huevo.
Añadimos la harina, la levadura, y la vainilla tamizada poco a poco, trabajándolo para evitar que se formen grumos. Agregamos el chocolate picado y lo mezclamos. Colocamos un papel (especial horno) sobre una bandeja de horno.

Con la masa formamos discos de unos 8 centímetros de diámetro sobre el papel, hay que ponerlas separaditas unas de otras. Los aplastamos con el dorso de una cuchara (si se pega la masa podemos mojar la cuchara en agua fría. Los introducimos en el horno precalentado a 180º C durante 15 minutos, hasta que queden crujientes. Las colocamos en una bandeja. Si te han gustado estas recetas mira estas para cenas de navidad y nochebuena y recetas para la thermomix.