Francia es su país de origen, específicamente la región de Lorena. No se sabe exactamente quién fue su creador, pero la historia muestra que la palabra quiche fue utilizada por primera vez a inicios del siglo XVII. Así que podemos decir que es un plato con bastante historia.

Hoy en día las recetas de quiche admiten muchos ingredientes, pero su receta tradicional, que fue llamada Lorraine, tenía dos componentes principales, su base que es de masa quebrada y una salsa batida que consistía en crema fresca y huevo. A esta salsa se le llama migaine.

Para empezar con las recetas te queremos proponer una quiche un tanto clásico que es una variación de la original. Esta es de espinacas y queso de cabra.

Ver más...

Dispón la masa brisa en un molde para horno y pincha el fondo varias veces con un tenedor. Hornea 10 minutos a 100ºC, retira y reserva. En una sartén, sofríe en aceite de oliva la cebolla picada hasta que poche. Añade las espinacas y cocínalo todo un par de minutos más. Reserva.
Bate los huevos en un bol grande y vierte la nata. Añade las espinacas con la cebolla, el queso de cabra troceado, la nuez moscada, la mozzarella rallada y la pimienta negra. Desmenuza una pastilla de Avecrem de Verduras y mezcla hasta que esté totalmente integrada.

Vierte la mezcla encima de la masa brisa precocida y coloca los medallones de queso de cabra en la superficie. Hornea la quiche durante 20 minutos a 180ºC o hasta que alcance el punto de gratinado deseado. ¡Y voilà! Si quieres conocer más recetas con espinacas y recetas con queso pincha aquí.

Receta destacada

Quiche de espinacas y queso de cabra

(21)

La cocina siempre tiene un punto de suspense y especialmente los platos que tienen que pasar por el horno. Pero aquí no hay misterio. Si sigues los siguientes pasos, esta quiche de espinacas con queso de cabra te quedará de capricho.

Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla de

    Avecrem Vegetal

  • 1 masa brisa
  • 400 ml de nata
  • 3 huevos
  • 50 g de espinacas
  • 100 g de cebolla
  • 50 g de queso de cabra
  • 20 g de mozzarella rallada
  • 5 g de nuez moscada
  • 3 g de pimienta negra
  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Quiche de Verduras

Sólo tienes que pensar que una quiche no es más que una tarta salada, una base de huevo y queso crema con la que se rellena una masa brisa, masa quebrada u hojaldre y que puedes rellenar con casi cualquier ingrediente.

Pese a que conocemos muchas variedades de quiche, nunca nos cansamos de innovar y añadir un toque diferente a nuestros platos. Se cocina al horno y si no la comes al momento, al día siguiente está igual de rica al día siguiente. Para empezar, queremos proponerte una quiche de calabacín.
Lava y corta los calabacines con piel en rodajas finas, fríelos en aceite con la cebolla picada y una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada, cuando estén casi fritos añade el bacón en trocitos. Cuela y reserva los calabacines y el bacón.

Calienta el horno a 180º (arriba y abajo), engrasa un molde tipo tarta y cúbrelo con una masa. Pínchala con un tenedor y cubre con alguna legumbre seca para evitar que se deforme. Hornea durante 10 minutos.
En un bol, mezcla la nata, los huevos y el queso. Rectifica de sal al gusto. Saca la masa quebrada del horno y quita las legumbres que han servido de peso. Coloca el calabacín y el bacón por encima de la masa y la mezcla de huevos, nata y queso. Vuelve a hornear durante 10 minutos a 180ºC (arriba y abajo). Cuando la quiche esté doradita, ya está lista. Sigue leyendo para descubrir más combinaciones de este rico plato, y si quieres ver mas recetas de tartas, no dudes en pinchar aquí. 

Quiche Lorraine

La quiche Lorraine es la reina de las quiches o por lo menos es la receta más conocida. ¿Sabes cuál es el origen de su nombre? Es una palabra que procede del dialecto lorenés “Küchen”, que se habla en la región francesa de la Lorena fronteriza con Alemania. De hecho, pastel en alemán es “Kuchen”.

La quiche Lorraine se elabora con masa quebrada y una mezcla de crema de leche y huevos aromatizada con pimienta negra y nuez moscada molidas. Esta es la receta original que surgió en Nancy, capital de la Lorena, en 1605, y no fue hasta el siglo XIX en que se le añadieron pequeñas tiras de panceta, que son las que hacen más reconocida a la receta que conocemos hoy. Su elaboración es muy fácil

Para hacer la masa de la quiche, coloca la harina en un bol y añade la mantequilla cortada a cubos pequeños. A continuación, trabaja el conjunto con la yema de los dedos desmigando hasta que la mezcla parezca arena o pan rallado. Entonces, añade la yema de huevo y el agua. Amasa lo justo para unir los ingredientes.
Después, crea una bola, estira bien la masa y forra el molde de la quiche con ella. Es recomendable poner de horno debajo la masa. Una vez colocada, pincha la masa para que no suba durante el horneado y hornea durante 10 minutos a 180º.

Mezcla la crema de leche, los huevos enteros, el queso rallado, una pizca de Avecrem Caldo de Pollo y pasarlo todo por la batidora hasta obtener una pasta líquida. Reparte el beicon cortado en tiras muy finas sobre la masa y vierte la pasta sobre ello. Si prefieres que el beicon se note menos, también puedes triturarlo con el resto de ingredientes.

Pon el molde en el horno a 200ºC. durante 20-25 minutos, vigilando que no se queme la superficie. Comprueba que esté cuajada metiendo un palillo. Desmolda cuando esté templada y ya está lista para degustar.

La quiche es ideal para cuando tenemos invitados. Puedes preparar la quiche con antelación y dedicarte a tenerlo todo preparado. Cuando lleguen los invitados, solo tendrás que ponerla en el horno unos minutos y ¡listo! A continuación, te proponemos unas recetas de quiche con carne que creemos que te van a gustar.

Primero empecemos con una muy sencilla de bacón y queso. Para empezar, mezclamos la harina con el agua, la mantequilla, la levadura y una pizca de sal, para hacer la masa quebrada y forramos con ella un molde redondo. También podemos comprarla ya hecha. Mezclamos el resto de ingredientes hasta formar una crema con tropezones.

Echamos la mezcla dentro del molde, espolvoreamos queso rallado y lo metemos al horno (precalentado a 200º) durante unos 20-25 minutos.

Sabremos que está lista cuando al meter un palillo, salga limpio. Podemos acompañar con tomate frito. Si te has quedado con ganas de conocer más recetas con bacón puedes pinchar aquí.
Por último, te proponemos esta receta de quiche con escarola y bacón. En un bol, mezcla la harina, 1 cucharada de aceite de oliva virgen y una pizca de sal. Amasa el conjunto para formar una masa suave. A continuación, extiende la masa en una capa fina con la ayuda de un rodillo. Corta 4 círculos de masa.
Pela la escarola en rodajas y, en una sartén, dórala con un poco de aceite de oliva virgen extra durante unos minutos. A continuación, añade el Caldo Casero de Carne 100% Natural y continua la cocción durante otros 10 minutos. Apaga el fuego y escurre bien para eliminar el exceso de líquido.

Engrasa y enharina los moldes para las mini quiches. Ponles con cuidado los discos de masa. Rellena el centro de cada círculo de masa con una loncha de tocino enrollado y la escarola. Cubre con huevo batido y hornea en el horno precalentado durante 20 minutos. Y ya lo tienes, ¡tus quiches están listas!