¿Eres fan de las recetas con espinacas? No nos extraña, son deliciosas y están llenas de nutrientes. Con las recetas que encontrarás a continuación, no las comerás nunca de la misma manera. En esta sección te traemos desde las recetas con espinacas más clásicas a las más originales. Desde la crema de espinacas con la receta de la abuela, a cómo introducir las espinacas de manera fresca en tus recetas de verano. Aquí descubrirás cómo sacarle el mejor rendimiento y muchas maneras de hacer tus recetas con espinacas mucho más divertidas. 
Las espinacas son una de las verduras típicas de nuestra gastronomía. Son la mejor compañía de las legumbres, el arroz, la carne o pescados como el bacalao, se trata de un ingrediente que encaja en multitud de recetas y ofrece muchísimas posibilidades a la hora de cocinar. 
Además, son una de las verduras con más flexibilidad en la cocina. Se pueden consumir frescas, hervidas, salteadas y, además, es muy fácil encontrar espinacas congeladas, lo que nos permite consumirlas durante todo el año.
En todos los platos que te proponemos encontrarás los mejores trucos para que te salgan exquisitas. Cada una tiene un toque diferente que la hace especial, con lo que harás que todos los miembros de la familia disfruten de un delicioso plato de verdura. 
Para que desde bien pequeños sepan apreciar su sabor y sus beneficios, solo hay que encontrar maneras divertidas de presentar las verduras y aquí te damos mil ideas para hacerlo. ¡Sin necesitar a Popeye! 

Receta destacada

Guiso de espinacas

(28)

El guiso de espinacas es una receta ideal si estás buscando un plato sano y ligero. Además, la picada de ñoras y almendras le da un sabor muy especial a las verduras de este guiso. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Ver Receta...

Ingredientes

  • 400 ml de

    Caldo Casero de Verduras 100% Natural

  • 600 g de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 40 g de pan
  • 2 ñoras
  • 20 g de almendras
  • 200 g de patatas
  • 2 ramas de perejil
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas
Guiso de espinacas con producto

Es sabido que son muchos los beneficios de la espinaca, ¡pero quizás no los conozcas todos! 
Las espinacas están llenas de vitaminas y nutrientes. Entre ellas están el ácido fólico, el manganeso, el magnesio, el hierro, y las vitaminas A, B2, C y la K, por la cual destaca por ser una de las verduras con mayor cantidad de esta vitamina tan importante para la salud ósea. 
Muchas personas incorporan recetas con espinacas en sus dietas por sus propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas… Y, ¡ojo! ¿Sabías que también favorecen la vista? 
Las espinacas sin duda están cargadas de salud, y comerlas de manera deliciosa no debería ser nunca un impedimento. En definitiva, incorporar las recetas con espinacas a tu dieta te ayudará a llevar una vida sana y a sentirte mejor. 
¡Te animamos a seguir informándote sobre los beneficios y propiedades de la espinaca y a crear deliciosas recetas con él!
 

No hace falta que vayas muy lejos, las recetas sanas con espinacas son fáciles de encontrar, y encima, ¡hay para cada época del año! 
Por ejemplo, si buscas una receta de espinacas para dieta, no dejes de consultar nuestras recetas ligeras, y para los días más fríos del año, cómo no, los potajes. Esos platos a base de verduras y legumbres que saben a gloria. Uno de los más tradicionales, sobre todo en Andalucía, son recetas de garbanzos con espinacas.  
Acostumbramos a comer pocas legumbres en favor de otros alimentos, y la verdad es que es esencial que estén presentes en nuestras comidas ya que nos aportan innumerables beneficios. 
Las espinacas con legumbres es un plato cargado de nutrientes y muy sabroso que te ayudará a recobrar la energía perdida y para hacerlo puedes usar ingredientes que tienes por la despensa como ajos, sofrito de tomate y cebolla y espinacas. 
 

Las recetas fáciles con espinacas, además, son divertidas. ¿Por qué? Te sorprenderá la cantidad de platos que puedes hacer muy fácilmente sacándole el máximo provecho a las espinacas. 
Las espinacas a la catalana son un claro ejemplo de receta de espinacas salteadas fácil y divertido. Mezclando frutos secos y espinacas en la sartén, ¡te quedará un auténtico plato que sacia mucho! Lo mejor que te puedes echar al estómago. Y puedes perfeccionarlo hasta que te quede a tu gusto variando las cantidades y el modo de saltear. 
Además, si vas en busca de recetas vegetarianas, las espinacas te darán muchas opciones fáciles para prepararlas y disfrutar un delicioso plato sin carne. 
¿No te has atrevido todavía a hacer lasaña de espinacas? Parece que sea muy complicado, pero la verdad es que con la receta que encontrarás aquí, ¡no dudarás en hacerla cuando te apetezca!
 

Las recetas de cremas de espinacas son ideales para un primer plato o una receta de cena ligera. En vez del clásico plato hervido de hortalizas, ¿qué te parece si hacemos una apetitosa y colorida crema? 
Con estas recetas de cremas te quedarán suaves y podrás variar entre distintas texturas. Por ejemplo, la receta de espinacas a la crema se cuecen en solo seis minutos en un rico caldo con leche, nata y unos quesitos. Pero otra manera de hacer la crema de espinacas es añadiendo leche, nata y queso para que tenga un gusto más suave. ¡Anímate a cocinarla!
Además, las recetas que te traemos puedes decorarlas con semillas de lino o rodajas de puerro a modo de tropezones. De esta manera, a los niños les entrará por los ojos y estarán más dispuestos a probarla, y así beneficiarse de todas las propiedades que tiene esta verdura. 
 

Las recetas con espinacas y pescado son un verdadero manjar. Los dos ingredientes complementan perfectamente un gran número de recetas, con combinaciones de lo más versátiles.
Si haces la receta de garbanzos con espinacas y bacalao, tienes que saber que es un plato perfecto para los días de Cuaresma, pero que está tan buena que querrás comerla todo el año. Se come especialmente en Cuaresma porque como manda la tradición no se come carne esos días. Así que, cuando quieras evitar la carne, las recetas de pescado y marisco y las espinacas ¡serán tus mejores aliados!
Además, en muchas de estas recetas con espinacas, te recomendamos que le añadas una ramita de menta hacia el final de la cocción, así desprenderá sabor pero mantendrá la frescura. Le darás un toque muy especial a tus platos. Aquí te damos también varios platos que llevan bacalao y que, sinceramente, están exquisitos. ¡Verás qué rico está!

Las recetas de pasta con espinacas son muy frescas y perfectas para quedar bien. Para empezar: las lasañas, ¡qué delicia! Las de espinacas están súper ricas y lo mejor es que se pueden preparar de distintas maneras, combinando ingredientes, para darle un toque especial a cada una que prepares.  
¿Has probado la lasaña de salmón y espinacas? Es una combinación perfecta para mantener una alimentación completa y a los más pequeños les encanta. ¡Está riquísima! Otra de las recetas con espinacas que te resaltamos es la de raviolis de espinacas y ricotta, una combinación deliciosa para los amantes de esta verdura y del queso. 
Pero si quieres darle un plus de creatividad e ir a por un plato más elaborado, no dejes de ver las recetas de canelones de espinacas. Anímate a elaborar estas deliciosas recetas de pasta con espinacas y sorprende a tus invitados con su sabor y color, y es que ¡la bechamel queda de un original color verde! 
 

Las recetas de pastel de espinacas van a sacarle el máximo provecho a tu horno. Entre las muchas recetas al horno que te conocerás aquí, las de espinacas son quizás las que te darán resultados más diversos.
El salmón en hojaldre con crema de espinacas tiene el potencial de ser a partir de ahora tu plato estrella y la quiche de espinacas puede convertirse perfectamente en tu favorita, pero si no te conformas solo con una, puedes elaborarla junto con un hojaldre de espinacas. ¿Podrás decidir cuál te gusta más? ¡A nosotros nos encantan las dos! 
Hay muchísimas recetas de pastel de espinacas que puedes empezar a elaborar para ti y para tus comensales. ¿Tienes que traer algo a una comida o a una cena con la familia o los amigos? Muchas de las recetas de pastel de espinacas se pueden comer frías perfectamente, lo que las hace perfectas para llevártelas contigo ¡y deslumbrar allá dónde vayas!