Crema de calabaza y espinacas

()

¿Y si somos un poco originales? Salte de la receta clásica y prepárate esta riquísima crema de calabaza y espinacas. ¡Te sabrá a gloria!

 

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Emplatado con producto crema de calabaza y espinacas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Crema de calabaza y espinacas

  • Paso 1 crema de calabaza y espinacas

    La crema de calabaza suele ser muy famosa, pero lo cierto es que añadiendo espinacas se logra un plato riquísimo y más original. ¿Quieres darle una vuelta a la receta clásica y sorprenderte? ¡Te va a encantar esta crema de calabaza y espinacas! Para empezar esta receta de calabaza y espinacas, empieza calentando aceite en una cazuela para sofreír el ajo y el puerro cortado a rodajas. Después añade la calabaza troceada y rehoga bien. Te recomendamos que si quieres ahorrar tiempo compres la calabaza ya pelada porque es costoso. Si es así, simplemente quítale el plástico y deja que respire. Si por el contrario la tienes entera, ¡te explicamos bien cómo cortarla! Primero córtala por la mitad con el cuchillo grande. Luego, quítale las semillas y los hilos con una cuchara. Es importante porque si no van a quedar ahí en la crema y la textura no va a ser la correcta. Apoya la parte plana sobre una tabla de cortar y pela la piel con un pelador de verduras o un buen cuchillo. Si lo haces con el cuchillo, haz cortes de arriba a abajo, empujando la piel hacia la tabla de corte. Después, procede a cortarla en trozos pequeños. Cortarla en trozos pequeños no es un capricho, esto nos ayuda a que la superficie que luego vamos a dorar sea mayor y, por lo tanto, sepa mejor.

  • Paso 2 crema de calabaza y espinacas

    Cuando la calabaza esté un poco blanda, incorpora las espinacas tiernas y sin tallos. Acuérdate de haberlas lavado y cortado a trozos pequeños. En el caso de que optes por espinacas congeladas, simplemente descongélalas antes de cocinarlas. Normalmente las de bolsa ya vienen limpias y troceadas. Para darle un sabor riquísimo a esta receta de calabaza y espinacas, añade un toque de pimienta blanca y jengibre. Con que eches una cucharadita de pimienta y ralles un poco de jengibre será suficiente. Luego, dale vueltas a todo con la cuchara de madera para mezclar todos los ingredientes y que queden integrados en la crema de calabaza y espinacas.

  • Paso 3 crema de calabaza y espinacas

    Cubre con el Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca y lleva a ebullición. Mantén un fuego medio, no muy fuerte, para que los ingredientes se vayan haciendo poco a poco. Cuando esté cocido, vierte la crema de leche, dale vueltas, espera unos minutos y... ¡a triturar! Cuando lo tengas triturado, ¡está listo! Ya verás qué combinación de sabores más rica hay en esta receta de calabaza y espinacas. ¡Que aproveche! ¿Quieres más ideas para triunfar? Si quieres más recetas de cremas ligeras y bien sanas, tienes que prepararte esta receta de crema de puerros y zanahoria que queda supercremosa. Para tener un plato lleno de verde, hazte esta crema de verduras que da un chute de energía espectacular. También puedes optar por la clásica crema de calabaza que nunca falla o esta receta de crema de calabaza y zanahoria para integrar dos cosas que están de rechupete. ¿Puedes elegir cuál te apetece hoy? ¡Disfrútalas todas!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de calabaza y espinacas

Puedes añadir unos picatostes de pan, unas nueces troceadas o un toque de sésamo.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana