Crema de calabaza y zanahoria

(24)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Qué hay más sano y nutritivo que una crema de verduras? Pues, pocas cosas, la verdad. Y es que una receta de crema, recetas de puré o recetas de sopa es una forma sencilla y rápida de disfrutar de todos los beneficios de las hortalizas y del caldo donde se cuecen. Lo mejor es utilizar verduras de temporada, así te saldrá una elaboración mucho más apetitosa. Sin embargo, esta crema de calabaza y zanahoria la puedes hacer en cualquier momento del año. Es tan fácil que seguro que la quieres repetir muchas más veces. La crema de calabaza es una de las cremas de verduras más socorridas. Y no es para menos, ya que con ella se pueden hacer deliciosas variaciones del plato original. Te sirve para todo, tanto comidas como cenas más ligeras. Además, es una forma muy fácil de que los pequeños de la casa puedan comer verdura. A todas las cremas en general, les van muy bien los toppings. Te puedes decantar en esta ocasión por las pipas de calabaza, pero también puedes poner picatostes o un poco de queso para hacer la receta más atractiva para los pequeños de la casa. Así que cómo irás viendo, esta receta de crema de calabaza con zanahoria es muy sencilla de elaborar, además de muy nutritiva. Estamos seguros de que una vez le pilles el tranquillo se va a convertir en un plato que elabores asiduamente y que incorpores a tus menús de diario y de fines de semana ¡Vamos a ver cómo se hace!

Ingredientes para Crema de calabaza y zanahoria

Cómo hacer Crema de calabaza y zanahoria

  • receta_cremadecalabazayzanahoria_gallinablanca_paso1

    ¿Quieres saber cómo preparar crema de calabaza y zanahoria? Sigue leyendo. Vamos a empezar con esta deliciosa crema de calabaza y zanahoria. Para preparar la crema de calabaza, te recomendamos que la compres ya cortada: la puedes encontrar fresca y recién cortada en la frutería o envasada al vacío en el supermercado. ¿Por qué es mejor comprarla cortada? Pues porque es una verdura de piel un poco fatigosa de cortar. Limpia la calabaza y pela las zanahorias. Corta las verduras en trozos no muy pequeños. Mira esta crema de calabaza, zanahoria y cardamomo.

  • cremadecalabazayzanahoria_gallinablanca_paso2

    Piensa que la crema de calabaza y zanahoria es muy fácil de congelar, por eso te recomendamos que hagas bastante y de este modo la puedes guardar para consumirla durante la semana. Para seguir con la receta, en una olla grande, sofríe el ajo con 2 cucharadas de aceite de oliva, añade la calabaza y las zanahorias y el caldo. Tapa y cocina en una olla durante 15 minutos ¡Seguimos! Aquí puedes ver más recetas con calabaza.

  • Ya estamos casi con la receta de crema de calabaza y zanahoria. Una vez lo tengas todo cocinado, haz puré las verduras. En este paso será momento de añadirle 2 cucharadas de caldo y sazonarlo con sal y pimienta. Sirve la crema de zanahoria y calabaza con una pizca de semillas mezcladas. Si quieres puedes optar por servir la crema con picatostes o con un chorrito de aceite de oliva.

  • Si decides no comprar la calabaza cortada te vamos a enseñar cómo puedes cortarla de manera fácil y segura. Para empezar, apóyala por su parte plana cortada y pela la piel con un pelador de verduras o con el cuchillo. Si lo haces con el cuchillo, haz cortes de arriba a abajo, empujando la piel hacia la tabla de corte. Sácale las semillas y a continuación córtala en trozos grandes. De este modo ya tendrás tu calabaza bien cortada y lista para disfrutar de esta receta familiar.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de calabaza y zanahoria

¿Quieres saber un consejo para que tu crema de calabaza y zanahoria te quede de perlas? A la hora de mezclar y triturar la calabaza y la zanahoria añade el caldo de verduras. De este modo, las hortalizas y el plato, en general, te quedarán más ricos y cremosos. Si cuando terminas de cocinar una crema te das cuenta de que te ha quedado demasiado líquida, no te apures, tenemos una solución. ¡Y la buena noticia es que hay un truco para estas situaciones! Para llevarlo a cabo necesitarás dos ingredientes que, seguro que tienes por casa, son muy sencillos de conseguir, se trata de unos 15 gramos de maicena y un poco de agua mineral fría. Para este caso es bueno utiliza agua mineral, ya que estará en contacto directamente con el plato, así que nos queremos asegurar de que la calidad del agua sea buena y será preferible utilizar agua embotellada antes que agua del grifo. Mira estas recetas con zanahoria.

 

una sopa más cremosa
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana