¡Qué bien sientan las recetas de cremas de verduras en las épocas más frías del año! ¿Te animas a cocinar las nuestras? ¡Ponte a cocinar!

¿Por qué no empezar con una crema de calabacín? ¿Sabías que el calabacín procede de la misma familia que la calabaza, la sandía o el melón? Pues sí, son las cucurbitáceas, una de las características de estas plantas es que sus frutos son de un tamaño considerable y con una corteza dura.

Ver más...

Para preparar esta sencilla crema de verduras, lava bien los calabacines y trocea el calabacín, la cebolla, el puerro y la patata en dados. Calienta el aceite de oliva virgen extra en una cacerola y rehoga la cebolla picada y el puerro. Añade la patata y los calabacines y rehoga durante 5 minutos más, hasta que el calabacín tome un poco de color.
Añade un vaso de agua y una pastilla de Avecrem para que te quede super sabrosa y déjalo cocer durante unos 20 minutos. Retira del fuego y tritura con la batidora hasta que quede una textura cremosa. Finalmente, vierte la crema de leche y mezcla suavemente. Sazonando con pimienta.

¿Sabes que el calabacín tiene múltiples propiedades? Por su alto contenido en vitamina C es un gran antioxidante, combate las inflamaciones, controla los problemas de asma y beneficia la visión. El calabacín además posee una muy buena cantidad de vitaminas excelentes para la buena salud y apariencia de la piel. También se debe tener en cuenta que no se debe pelar. Contiene pocas calorías, está compuesto en su mayoría por agua, ideal para adelgazar. ¡A que esperas a para ponerte manos a la obra con estas cremas de verduras tan saludables!

Receta destacada

Crema de verduras casera

(2)

¿Qué te parece una receta de crema de verduras casera para comer hoy? Ligera, rica y llena de verde, que te quiero verde, justo lo que necesitas para poder seguir lleno de energía en tu día a día. 

Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla

    Avecrem Vegetal

  • 150 g de puerro
  • 100 g de cebolla
  • 50 g de apio
  • 200 g de calabacín
  • 150 g de zanahoria
  • 100 g de nabo
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Emplatado con producto crema de verduras casera

¿Frías o calientes? Las sopas y cremas son tan versátiles, que tanto pueden servir para confortarnos en un día de frío invernal como refrescarnos en pleno verano. Y la receta de hoy es un buen ejemplo de esta última opción, una propuesta deliciosa que te animamos a que la pruebes.

De hecho, cuando lo hagas lo más seguro es que tengas ganas de repetir. No es extraño, ya que además de buenísima es tremendamente fácil de hacer y la podrás tener lista en menos tiempo del que te imaginas. Sorprende a tu familia con esta crema de melón y puerros con la que alimentarse de forma sana es todo un placer. Los puerros son de esas verduras que le dan el toque de gracia que le falta a los platos, así que combinan muy bien con otras hortalizas en sopas.

¿Sabías que además los melones son buenos para dietas de adelgazamiento por su alto contenido en agua y poco aporte calórico? Además, son buenos para el sistema nervioso y muscular por su alto contenido en potasio. Sin duda, una gran fruta para incorporar a tus platos.
Si queremos ser un poco más gamberros y salirnos de la crema de calabaza clásica, podemos preparar esta con espinacas. A esta crema de verduras le puedes añadir unos picatostes de pan, unas nueces troceadas o un toque de sésamo.

A todo esto, queremos explicarte algunas de las propiedades de la calabaza. Refuerza nuestras defensas manteniendo en buen estado el sistema inmunitario y previene gripes y catarros. También es antioxidante: su combinación de minerales y vitaminas convierten la calabaza en un potente antioxidante. ¡Ya tienes recetas de cremas para dar un giro a tus platos!

Recetas de Cremas de Marisco

Para las ocasiones más especiales podemos cambiar las cremas de verdura por otras recetas de cremas, en este caso las de marisco. Mmm... ¡Langostinos, por ejemplo! Pequeñas delicias del mar que enriquecen muchos platos: ensaladas, aperitivos, paellas... ¡Incluso la pasta! Son laboriosos de pelar, pero después,

Este tipo de marisco puede cocinarse de muchísimas formas, y hoy, te proponemos una riquísima crema de langostinos. Imagínate el sabor de los puerros y los tomates con los langostinos. ¿Apetece eh? Esta receta es una opción ideal para servir como primer plato en fechas señaladas de nuestro calendario, como Navidad, así como otras celebraciones especiales en familia o con amigos. Si quieres redondear el plato se puede servir junto a unos picatostes. También te recomendamos que pruebes a hacer una crema de gambas, ¡seguro que no te arrepientes!

¿Sabías que el langostino es uno de los mariscos más apreciados en Europa? No es de extrañar porque tiene muchísimo sabor, una textura que se adapta a gran variedad de platos y además resulta muy sencillo cocinar con él. Aunque para que se cumplan todas estas características es necesario asegurarse a la hora de comprarlos que sean frescos.

Para ello, un truco que funciona muy bien es comprobar si el caparazón es firme, brillante y crujiente, y que mantenga su color y no se haya ennegrecido. Si vemos que el langostino está blando o con un color extraño podemos estar seguros de que no es fresco. ¡De este modo nos aseguraremos de que nuestras recetas de cremas nos queden a la perfección!

Cremas de Verduras Rápidas y Saludables

Una de las formas más fáciles de aprovechar verduras que tienes en el frigorífico es con una crema o puré. ¡En este caso hacemos una riquísima crema de setas casera supersencilla con la que no se te eche a perder ni un champiñón! Si quieres que cualquier crema te quede superdelicada y sin grumos cuélala por un chino, y listo.
También te proponemos probar con una crema de pepino: refresca, hidrata y encima está buenísimo. Lo primero de todo es pelar el pepino. Es importante cortarlo bien porque es un alimento que tiene un sabor amargo. Una vez esté bien pelado, córtalo en rodajas gruesas, sálalo y déjalo escurriendo durante tres o cuatro minutos en un bol con agua fría para que suelte el líquido y suavice su sabor.

Añade también dos yogures naturales y medio zumo de limón que tendrás que haber exprimido. Cuando lo tengas todo, añade a la batidora medio litro de Caldo Casero de Pollo 100% Natural para reducir el espesor de la crema. ¿Lo tenemos todo listo? Pues lo trituramos. Pon la crema en un recipiente grande y déjalo reposar en la nevera un mínimo de 3 horas. Sienta mucho mejor cuando está bien frío.

Cuando esté frío, sácalo de la nevera. Antes de servirlo en un bol, añade la pimienta. Pruébalo un poco para comprobar si tienes que corregir la sal. Puede que no hayas salado los pepinos suficientes y que necesites una pizca más de sal. Como siempre, a tu gusto. Ahora, sírvelo en un bol. Para que la presentación y el sabor te quede de diez puedes condimentar con semillas de lino o con jamón. Si eliges el jamón, pásalo antes por la plancha. ¡Y lo tienes! ¿Has visto qué fácil? ¡Anímate con estas frescas cremas de verduras!