Emplatado con producto crema de verduras casera

Crema de verduras casera

(4)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¡Una excelente elección culinaria para disfrutar hoy es preparar una deliciosa crema de verduras casera! Esta opción es no solo exquisita, sino también saludable, ya que te brinda la oportunidad de aprovechar al máximo las propiedades nutritivas de las verduras. 

Preparar una crema de verduras casera es una forma fantástica de incorporar una variedad de vegetales a tu dieta diaria. Esta receta ofrece una combinación perfecta de sabores y colores que no solo aporta frescura al paladar, sino que también es una manera práctica y deliciosa de incluir más vegetales en tu alimentación. 

Cocinar verduras de esta manera te permite conservar gran parte de sus nutrientes, ya que el proceso de cocción al vapor o hervido mantiene sus propiedades saludables intactas. Además, estas recetas sanas son ideales para aquellos que buscan opciones equilibradas y nutritivas. 

Las cremas en general son opciones culinarias versátiles, ya que permiten incorporar una amplia variedad de verduras según tu preferencia. Son preparaciones que combinan perfectamente con un estilo de vida ocupado, ofreciendo recetas fáciles y rápidas para aquellos días en los que el tiempo es limitado pero el deseo de disfrutar de una comida casera y nutritiva es prioritario. 

Este plato, lleno de color, sabor y nutrientes, te brindará la satisfacción de disfrutar de una comida reconfortante y beneficiosa para tu salud. No solo te proporcionará la energía que necesitas para afrontar tu día, sino que también te asegurará una experiencia gastronómica deliciosa y equilibrada. 

¿Te animas a adentrarte en el mundo de las recetas de cremas de verduras caseras? Esta opción te ofrece una oportunidad fantástica de explorar una variedad de sabores, nutrir tu cuerpo con ingredientes frescos y deleitar tu paladar con una comida reconfortante y saludable. ¡Atrévete a preparar esta receta y descubre el placer de una crema de verduras casera llena de bondades para tu bienestar! 

Ingredientes para Crema de verduras casera

Cómo hacer Crema de verduras casera

  • Paso 1 crema de verduras casera

    Comenzamos esta exquisita receta de crema de verduras con el rehogado de los vegetales, un proceso esencial y fácil de realizar. Comienza preparando las verduras: pica finamente la cebolla y corta el apio en rodajas. La zanahoria, el calabacín y el puerro deben ser cortados en trozos. Guarda la parte verde del puerro para dar el toque final a esta receta. Una vez que todas las verduras estén limpias y cortadas, es hora de rehogarlas. Vierte aceite de oliva virgen extra en una cazuela y agrega la cebolla, el puerro y el apio en orden. Deja cocinar durante 10 minutos y luego añade la zanahoria y el nabo. Para finalizar, incorpora el calabacín, la verdura con mayor contenido de agua. 

  • Culminamos este paso cubriendo los ingredientes con agua después de 10 minutos de cocción a fuego medio. Desmenuza la pastilla de caldo y deja que la mezcla hierva durante otros 10 minutos para lograr una fusión perfecta de sabores. 

  • Avanzamos al siguiente paso de esta preparación. Al transcurrir los 10 minutos, retira la olla del fuego y ¡prepara la batidora! Tritura los vegetales directamente en la olla o viértelos en el vaso de la batidora para obtener la consistencia deseada. Agregar el aceite restante es el último toque antes de continuar triturando.

  • ¿Deseas una crema suave y sin grumos? Un paso sencillo pero efectivo es colarla con un colador chino. Este proceso, al igual que con otras cremas, como la crema de verduras y gambas, aporta una textura más suave y delicada al eliminar cualquier residuo. Recuerda que este filtrado final es crucial para obtener una textura más refinada en tu crema de verduras. 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de verduras casera

Para darle un giro fresco y único, considera agregar un toque de jengibre fresco rallado y un chorrito de zumo de naranja. Esta combinación audaz y vibrante no solo aportará una dimensión adicional de sabor a tu plato, sino que también añadirá una nota refrescante que hará que tu crema sea inolvidable. 

Si buscas una textura más suave y aterciopelada en tu crema, puedes incrementar la cantidad de líquido en la receta. Además del zumo de naranja, considera añadir leche o agua, dependiendo de tus preferencias y del resultado deseado. La leche aportará una suavidad y cremosidad extra, mientras que el agua mantendrá la frescura del plato sin interferir demasiado en los sabores. 

Estos pequeños ajustes hacen maravillas en recetas como la crema de acelgas, proporcionando una profundidad de sabor excepcional y una suavidad tentadora. ¡El jengibre y el toque cítrico del zumo de naranja transformarán tu crema de verduras en un manjar lleno de matices! 

No temas experimentar con estos ingredientes para encontrar el equilibrio perfecto en tus recetas con verduras. Los sabores audaces y las texturas sedosas son elementos clave que destacarán en tu receta de crema de verduras, añadiendo un toque especial y único a tu creación culinaria. ¡Anímate a probar estos trucos y disfruta de una experiencia de sabor totalmente nueva y emocionante en tu próxima crema de verduras! 

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios