Cocinar en casa es la base de una dieta saludable y ligera. Es por eso que es importante priorizar el hacer recetas ligeras y fáciles en casa antes que comprar comida ya precocinada. Superar el miedo a la cocina te será fácil con las recetas que proponemos. Par empezar te tienes que fijar en platos sencillos y que puedan adaptarse a los ingredientes que tengas en la nevera.

Ver más...

Empezamos proponiéndote una receta para una cena ligera; queremos proponerte una ensalada de salmón a la plancha. Como ya sabes salmón es uno de los pescados más versátiles que podemos encontrar en una pescadería. Admite todo tipo de preparaciones, no solo al horno, al papillote o a la plancha. Puedes tener, como en este caso, una excelente ensalada de salmón a la plancha, con un toque cítrico. Esta ensalada es ideal para hacer recetas para verano, como estas recetas ligeras que encontraras pinchando aquí.
Como en todas las ensaladas el aliño puede transformar por completo el plato. Así que, si quieres un sabor algo más agridulce, añade una cucharadita de mermelada de naranja, con esto conseguirás algo de espesor en la salsa y también un sabor mucho más potenciado.

Cabe destacar que los ingredientes que seleccionemos para nuestro plato tienen que estar llenos de nutrientes. Este es el caso del salmón, ya que es un alimento muy nutritivo y que se ha ganado su reputación como uno de los más saludables del mundo. El salmón es una muy buena fuente de vitaminas B12 y B6, proteínas, ácidos grasos esenciales, minerales como el selenio o el magnesio, y por si fuera poco es rico en calcio. Con esta receta, ¿te animas a empezar a comer más ligero?

Receta destacada

Ensalada de salmón a la plancha

(11)

El salmón es uno de los pescados más versátiles que podemos encontrar en una pescadería. Admite todo tipo de preparaciones, no sólo al horno, al papillote o a la plancha. Puedes tener, como en este caso, una excelente ensalada de salmón a la plancha, con un toque cítrico, Ver Receta...

Ingredientes

  • 250 g de salmón
  • 250 g de lechuga variada
  • Avecrem Plancha Toque de soja
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 100 g de nueces
  • 150 g de queso de cabra
  • El zumo de un limón
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Realizar cenas ligeras facilita las digestiones, ya que el organismo no tiene que realizar ningún sobre esfuerzo para hacer la digestión, y ayuda a descansar por las noches. Por el contrario, si llenamos el estómago y nos vamos a dormir, nuestro cuerpo tendrá que trabajar más en la digestión y podemos sufrir problemas como ardor de estómago, que se incrementa al estar tumbado.

Además, hay que decir que para que esas cenas ligeras sean saludables lo recomendable es que se realicen dos horas antes de acostarse y así por la mañana el cuerpo tendrá más energía y se encontrará más ligero. Tenemos que pensar que por la noche es importante comer alimentos como vegetales o cocinados de manera más light como por ejemplo a la plancha, al vapor o al horno.
Para cambiar tus hábitos nocturnos te proponemos que empieces con una deliciosa receta de vainas de judías con patatas. Es tan fácil como hervir patatas y judías verdes y aliñarlas con aceite y sal. Eso sí, por el camino hay detalles que pueden enriquecer la receta hasta convertirla en plato de culto como por ejemplo añadirle unos taquitos de jamón o tofu para los vegetarianos. ¡Por cierto!, hablando de tofu aquí tienes algunas recetas con tofu ligeras para hacer con este alimento.

Antes hemos hablado de que la manera en la que cocinemos los platos es importante, por eso para una cena ligera te proponemos que pruebes con una dorada al horno. La dorada al horno con patatas y cebolla es una de esas elaboraciones que sorprende por su relación facilidad-calidad-precio. Además, este pescado es rico en ácidos grasos muy beneficiosos y recomendados para prevenir problemas cardiovasculares; estos son los ácidos omegas 3 y omega 6. Con estas recomendaciones, ¿estás preparado para empezar a cenar más ligero? ¡Seguro que sí!

Pero no solo la cena es importante: para una vida más saludable tenemos que cambiar los hábitos de todo el día. Es por eso que comer ligero durante la jornada también es muy importante.

Par tener una dieta más equilibrada el congelador será tu perfecto aliado. ¡Si has leído bien, el congelador! Hay que mencionar su importancia dentro de una dieta equilibrada con ahorro de tiempo incorporado. Permite congelar carne o pescado en porciones para 1 o 2 personas, así se descongelará más rápido, y además puedes utilizar cantidades más ajustadas evitando sobras innecesarias.

También cabe mencionar las ventajas de preparar caldos, sopas y cremas de verduras en cantidad y congelarlos para optimizar la energía que dedicamos al plato y tener siempre unas porciones de más a mano. ¡Pero ojo!, un pequeño truco: en las cremas de verduras congeladas, especialmente si llevan patata, hay que volver a emulsionar la mezcla bien con unas varillas o con un golpe de batidora. El truco, el congelador te irá de perlas si tiras de túper en tu día a día o para tus cenas ligeras.

Dicho esto, si quieres cocinarte algo al momento, una de tus mejores opciones son las ensaladas. Son perfecta para compartir con muchos amigos durante un pícnic porque sus ingredientes son muy variables y gustan a todo el mundo, son sencillos, asequibles y, además, es una receta que vale la pena cocinar en grandes cantidades. Te proponemos que pruebes con una de arroz y atún. Total, ¿qué más da hervir arroz para dos que para ocho? ¿Te animas? A esta ensalada le puedes añadir también aguacate, aquí encontrarás más recetas con aguacate.

Recetas Saludables y Ligeras

Ya hemos hablado de las ensaladas, y un buen ingrediente para incorporar a las tuyas son las legumbres. Las puedes preparar frías, calientes, estofadas y mezcladas con casi todo, son una buena opción para las cenas ligeras. Mira estas recetas con otros ingredientes para inspirarte. Además, son una buenísima fuente de proteína vegetal, están riquísimas y son muy prácticas. Así que creemos que deberían formar parte habitual de la dieta de cualquiera. También hay que decir, que, si se te echa el tiempo encima, las legumbres envasadas son siempre una opción rápida y saludable.

Si eres más tradicional y no quieres renunciar a un buen potaje, puedes sencillamente aligerarlas. Con esta técnica puedes usar partes del cerdo menos grasas para darles sabor, como por ejemplo cambiar la costilla por el jamón. También puedes hervir los embutidos, como el chorizo, antes para que eliminen parte de su grasa o sustituir las patatas por nabos, zanahorias o chirivías, ya que tienen menos calorías.

Si los platos carnívoros como el potaje no son lo tuyo, puedes probar con unas acelgas salteadas. Las hojas de las acelgas aportan una gran cantidad de calcio además de la vitamina K, el magnesio y otros minerales que también favorecen la salud de los huesos. Se trata de una buena opción para prevenir la osteoporosis en la edad adulta, y para aumentar el desarrollo y el crecimiento de los más pequeños. Son una fantástica opción para las cenas ligeras, ya que ayudan con la digestión debido a su fibra. Así pues, reducen los episodios de estreñimiento y, en definitiva, actúa de regulador intestinal. Además, son ideales para detoxificar los riñones y evitar cualquier tipo de complicación hepática. ¡Te animas a poner verde en tu vida! Además, mira estas otras recetas ligeras para hacer con perdiz y recetas con otros ingredientes.