Salmón al horno | Recetas Gallina Blanca

(259)
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Entre todas las recetas con pescados y marisco, el salmón al horno es de las más ligeras, fáciles y rápidas (y de las que ensucian menos). En esta ocasión te contamos cómo cocinar salmón al horno de una forma la mar de sencilla. 
El salmón es un pescado azul sanísimo, muy adecuado para la dieta de los niños y las mujeres embarazadas. Tiene un sabor suave, una textura delicada y se puede preparar de mil y una formas. Además, siempre queda delicioso. 
Así que olvídate del salmón ahumado y descubre una receta de salmón fresco que te transportará a la cocina nórdica sin moverte de casa. Este plato de salmón al horno ofrece lo mejor del pescado azul aliñado con las mejores hierbas aromáticas.
La albahaca, el perejil, el tomillo y el limón se conjuran para darle un sabor inigualable a tu receta de salmón al horno. Añádele el toquecito de Avecrem y la cocción al horno, y tienes una receta sana y para nada aburrida que podrá disfrutar toda la familia. 
Con esta receta tan sencilla, en tan solo veinte minutos tendrás listo un exquisito salmón al horno, sin necesidad de estofarlo. Todo ello aderezado con un sabroso marinado elaborado con deliciosas especias aromáticas. El resultado es realmente espectacular. 
Como ves, preparar un pescado al horno es una opción saludable, sencilla y muy rápida. Además, con este tipo de preparación casi no ensuciarás cacharros, con lo que después de cocinar no tendrás que pasar mucho rato limpiando. ¡Anímate a probarlo! 
 

Salmón al horno

 

Ingredientes para Salmón al horno | Recetas Gallina Blanca

Cómo hacer Salmón al horno | Recetas Gallina Blanca

  • salmón al horno_1_gallina blanca

    Para preparar el salmón al horno, empezamos con el marinado. El marinado es una técnica que puedes utilizar para preparar muchos otros tipos de recetas de pescado, especialmente recetas al horno. 
    La clave está en elegir hierbas muy frescas. Mezcla los dientes de ajo picados, la albahaca picada, el perejil, el tomillo fresco, la pimienta negra, la sal, el jugo de limón y el aceite de oliva en un bol. Añade la pastilla Avecrem Dúo Paella de Pescado y mezcla bien. Esto será el marinado.
     

  • salmón al horno_2_gallina blanca

    Sigamos con la receta de salmón al horno. El marinado debe haber reposado en la nevera una hora. Es importante dejarlo el tiempo justo en la nevera, si te pasas, puede que el sabor no sea el esperado. Cuando haya pasado una hora, sácalo y precalienta el horno a 190ºC. Mezcla las supremas de salmón con el marinado, intentando que se impregnen completamente.

  • salmón al horno_3_gallina blanca

    Coloca  las supremas de salmón mezcladas con el marinado en una fuente apta para horno. Si te ha quedado un poco de marinado, añádela también. Justo antes de meterlas al horno, échales un chorrito de aceite de oliva por encima, ¡ayudará a que los sabores se mezclen bien! ¿Está el horno a la temperatura deseada? Cubre la fuente con papel de aluminio y métela al horno. 

  • El salmón no tarda mucho en cocerse bien, y lo que es más, el papel de aluminio ayuda a que se cueza de manera uniforme. Mantén el salmón unos 15-20 minutos en el horno, dependiendo del grosor del pescado, hasta que esté cocinado y sírvelo de inmediato. Y con esto ya estaría, ¡ahora, disfruta del aroma de las hierbas! La albahaca, el perejil, el tomillo y el limón se conjuran para darle un sabor inigualable a tu receta de salmón. 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Salmón al horno | recetas gallina blanca

¿Quieres que tu salmón sea mucho más aromático y apetitoso?  El marinado es una técnica que puedes utilizar para preparar muchos otros tipos de recetas de pescado. La clave está en elegir hierbas muy frescas y en dejarlo el tiempo justo en la nevera. Si te pasas, puede que el sabor no sea el esperado. Añade a la receta un poco de albahaca fresca u otro tipo de hierbas aromáticas, y si te apetece también frutos secos como piñones, almendras o nueces. La albahaca combina muy bien con el sabor del salmón y le da un toque fresco delicioso.  Si no dispones de albahaca fresca o prefieres cambiar un poco la mezcla que acompaña al pescado, también puedes emplear otro tipo de hierbas aromáticas. Lo mismo ocurre con los piñones, que pueden sustituirse o combinarse con otros frutos secos, como almendras, nueces, pistachos o avellanas. Con todas estas combinaciones, ya te habrás dado cuenta de que el salmón es un alimento mucho más versátil de lo que pensamos. ¿Te atreves con el salmón en salsa de alcaparras?  

 

salmón más sabroso
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana