Quiero una pizza crujiente, ¿a qué temperatura pongo el horno?

Para cocinar una pizza al horno y que te quede bien crujiente, te recomendamos que pongas el horno a una temperatura alta, de unos 240ºC, y dejes la pizza haciéndose durante 4-5 minutos. Aun así, siempre es mejor que le vayas echando un vistazo mientras se hace para no llevarse sustos innecesarios.