La berenjena es una verdura originaria de la india, por lo que crece en climas secos y cálidos. Este fruto lo encontramos colgando de unas plantas parecidas a las tomateras, y puede alcanzar entre los 5 y 30 centímetros de largo. La podemos encontrar en varias formas, tamaños y variedades.
 Tienen una piel de color morado brillante, debido a su gran contenido de antocianinas, y la carne de color crema con una textura ligeramente amarga y esponjosa. Aunque la tonalidad y la trama puede variar, ya que existen también berenjenas que mezclan morado con otros colores como el blanco, mientras que otras serán de un color morado tan oscuro que parecerán negras. Este color púrpura exterior contrasta con su interior blanco con pequeñas semillas. En cambio, la forma de la berenjena será más variable entre redonda y ovalada.

Ver más...

Los datos más antiguos que se conocen la establecen en el estado de Assam (al noreste de la India), Birmania y en China. Llevada por comerciantes árabes pasó al norte de África y más tarde, en la Edad Media, entró a Europa por la España musulmana, desde donde se extendió su cultivo por los países cálidos del Mediterráneo.

Durante los primeros siglos de la entrada a Europa existió la creencia de que su consumo provocaba múltiples enfermedades como fiebre, epilepsia y la locura, por lo que la planta fue utilizada durante tiempo como un adorno decorativo y exótico y no como un alimento.

Debe tomarse siempre cocinada, nunca cruda. La berenjena es un producto culinario muy apreciado por diferentes culturas. Muchos países tienen una receta tradicional elaborada con berenjena. En España, los catalanes tienen la Samfaina o la Escalibada; los italianos tienen la Caponata, la Parmigiana, los griegos tienen la Musaka, los turcos tienen el Imam Bayildi y los árabes el Baba ganush. En esta landing te ofrecemos decenas de recetas con berenjenas.

Allí donde se produce es muy consumida. Los mayores productores mundiales de berenjena son China e India. También se produce en Japón y en diversos países del Mediterráneo como España, Italia y Grecia.

Propiedades nutritivas de las berenjenas

Esta humilde planta, de la familia de las solanáceas, es una de las verduras más consumidas siendo la base de numerosos platos como la escalibada, la mousaka o la ratatouille, entre otros. Su valor energético y nutritivo es pequeño comparado con otros frutos, verduras y hortalizas. Contiene escasas vitaminas ya que un 92% de su composición es agua; hidratos de carbonos, proteínas y minerales. El mineral más abundante es el potasio y en pequeñas cantidades fósforo, calcio, magnesio y hierro. Su contenido calórico es casi inexistente.

La principal ventaja nutricional de las berenjenas es su bajo contenido en grasas, lo que las hace ideales para dietas de adelgazamiento o para controlar esos kilos de más para este verano. Para mantener esta característica lo mejor es optar por las recetas de berenjenas cocidas a la plancha o al vapor, ya que al freírlas ganan gran contenido calórico, como ocurre con las patatas y otras verduras.

La berenjena es muy versátil a la hora de ser cocinada. En general, sería mejor aprovechar la piel, sobre todo si se trata de ejemplares jóvenes y más tiernos, ya que por el contrario la piel se vuelve dura en exceso. Ya sea cocinada al vapor, cocida, a la plancha, rebozada, frita, en salsas o en ensaladas, siempre hay que cocinarla de forma adecuada para eliminar las sustancias tóxicas que hemos mencionado. Muchas veces se usa zumo de limón para eliminar el amargor característico. En otras ocasiones, sobre todo si se van a freír, se untan con sal y se dejan reposar para eliminar el exceso de agua. Sea como fuere, disfrutemos de este sabroso fruto que tantas posibilidades en cocina tiene como ventajas para nuestra salud.

Previene la anemia: La berenjena contiene magnesio y hierro, por lo que consumida diariamente previene la anemia. Es desintoxicante: La berenjena contiene unas células que activan unas enzimas del organismo, que ayudan a desintoxicar y eliminar las sustancias nocivas del organismo. Se utiliza para bajar peso: La berenjena tiene muy pocas calorías, y contiene gran cantidad de agua, por lo que es muy buena para bajar peso, y saciar el hambre. Protege contra algunos tipos de cáncer: La berenjena tiene en la piel muchas propiedades antioxidantes, ya que contiene vitamina E, antocianina, y ácidos fenólicos, por ello es beneficiosa para proteger al organismo de algunos tipos de cáncer. Ideal para los diabéticos: El gran contenido de fibra ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre, por ello es muy recomendable para los diabéticos. Es beneficiosa para las embarazadas: Gracias a su gran aporte de ácido fólico, la berenjena es muy recomendable para las mujeres embarazadas, sobre todo durante los primeros meses de gestación. El consumo de ácido fólico evita, para defectos de nacimiento del tubo neural, y la formación de espina bífida en el bebé. Protege de enfermedades hepáticas: La berenjena estimula el hígado haciendo que produzca más cantidad de bilis, por ello es muy recomendable en personas con problemas hepáticos. Reduce el colesterol: Consumir berenjena reduce el colesterol en sangre, ya que esta verdura absorbe las grasas de los alimentos que comemos.

Cómo preparar las berenjenas

¿Has probado berenjenas crudas alguna vez? Si haces el intento, verás que tienen un sabor amargo que no es muy agradable. Esto se debe a que las berenjenas contienen un alcaloide llamado solanina, presente en mayor medida en las hojas y partes verdes de la planta, y con mayor presencia en los frutos no maduros. Este alcaloide, que puede producir migrañas y problemas intestinales. Pero por suerte, si las cocinas se elimina. Ese es el motivo por el que en las recetas con berenjena siempre se la incluye cocida y, además, te recomendamos que sean ejemplares maduros.

Pero estos mismos compuestos que dan su amargor tienen beneficios para la salud, ya que tienen propiedades como colagogo, que favorecen la digestión de las grasas y mejoran el funcionamiento hepático. Pero además, se han detectado en esta planta altos niveles de sustancias antioxidantes, como el ácido clorogénico, o los flavonoides presentes en la piel que le dan su color morado, y que ayudan en la reducción de los niveles de colesterol. Estas propiedades hacen que sea una verdura recomendada para la población por su papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer.

Algunas recetas fáciles con berenjenas

Como ya hemos dicho, hay infinidad de recetas con berenjenas. Puedes preparar las berenjenas fritas como en esta receta de chips de berenjena, berenjenas rellenas, berenjenas al horno y hasta recetas de pastel de berenjenas. Son ideales como ingrediente para aperitivos como esta sencillísima receta de Tostada de berenjena, unas tradicionales berenjenas en vinagre caseras o estos deliciosos rollitos de berenjena.

Las berenjenas, aliadas perfectas para las dietas de adelgazamiento

La berenjena, y más concretamente sus terpenos, sirven para los tratamiento de cáncer de piel usándolos como aplicación tópica. Pero las propiedades de esta verdura también pueden ayudar a nivel interno a inhabilitar las hormonas esteroides que desarrollan algunos tipos de cáncer. Además, los altos niveles de potasio de las berenjenas ayudan a bajar las tensiones arteriales demasiado altas, a la vez que sus escasas calorías y grasas convierten a esta verdura en un alimento Su contenido en agua, minerales, vitaminas, fibra, así como su potente acción diurética, la convierten en uno de los vegetales más saludables.

Así que toma nota de todas las recetas que te proponemos, porque si sabes cómo preparar berenjenas seguro que dejarás impresionados a tus invitados. Además ya no tienes excusa, algunas de las recetas más difíciles disponen de videos de apoyo para que sigas paso a paso los procesos de elaboración para preparar un delicioso plato con berenjena como ingrediente principal.

Echa un vistazo a las propuestas que te traemos en Gallina Blanca. ¡Aquí encontrarás la receta de berenjena que estabas buscando!

Receta destacada

Berenjena asada

¿Sabías que la berenjena tiene su origen en la India? Lo cierto es que se cultiva en Oriente desde hace muchísimos años y, de hecho, su nombre viene del vocablo persa“badindjan”. Y los culpables de que fuera uno de los alimentos estrella de la cocina mediterránea fueron los árabes, Ver Receta...

Ingredientes

  • 250 g de berenjenas
  • 3 cucharadas de

    Tomate Frito Gallina Blanca

  • 1 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de parmesano rallado
  • Sal gruesa
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas