Receta destacada

Berenjena asada

(223)

¿Sabías que la berenjena tiene su origen en la India? Lo cierto es que se cultiva en Oriente desde hace muchísimos años y, de hecho, su nombre viene del vocablo persa“badindjan”. Y los culpables de que fuera uno de los alimentos estrella de la cocina mediterránea fueron los árabes, Ver Receta...

Ingredientes

  • 250 g de berenjenas
  • 3 cucharadas de

    Tomate Frito Gallina Blanca

  • 1 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de parmesano rallado
  • Sal gruesa
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

La berenjena es un producto culinario muy apreciado por diferentes culturas y, como hemos dicho, este alimento debe tomarse siempre cocinado, nunca crudo. Allí donde se produce es muy consumida. Los mayores productores mundiales de berenjena son China e India. También se produce en Japón y en diversos países del Mediterráneo como España, Italia y Grecia.  

Esta humilde planta, de la familia de las solanáceas, es una de las verduras más consumidas siendo la base de numerosos platos como la escalivada, la mousaka o la ratatouille, entre otros. Su valor energético y nutritivo es pequeño comparado con otros frutos, verduras y hortalizas. Contiene escasas vitaminas ya que un 92% de su composición es agua; hidratos de carbonos, proteínas y minerales. El mineral más abundante es el potasio y en pequeñas cantidades fósforo, calcio, magnesio y hierro. Su contenido calórico es casi inexistente. El gran contenido de fibra ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre, por ello es muy recomendable para los diabéticos y también para las embarazadas, sobre todo durante los primeros meses de gestación.  

Teniendo todas estas cosas buenas, ¿sabes que una deliciosa forma de comerlas es hacer berenjenas rellenas? Sí, de las berenjenas rellenas no te cansas nunca porque el interior es variadísimo. Puedes hacerlas, como te mostramos en los destacados, de carne picada, de queso fresco o de jamón y queso. También recuerda que las puedes gratinar, algo que le da un toque espectacular. Anímate a hacerlas todas porque te aseguramos ¡te van a enamorar! 

La berenjena es muy versátil a la hora de ser cocinada. En general, sería mejor aprovechar la piel, sobre todo si se trata de berenjenas tiernas, ya que por el contrario la piel se vuelve dura en exceso. Ya sea cocinada al vapor, cocida, a la plancha, rebozada, frita, en salsas o en ensaladas, siempre hay que cocinarla de forma adecuada para eliminar ciertas sustancias tóxicas. Muchas veces basta con que uses un poco de zumo de limón para eliminar el amargor característico. En otras ocasiones, sobre todo si se van a freír, se untan con sal y se dejan reposar para eliminar el exceso de agua. Sea como fuere, disfrutemos de este sabroso fruto que tantas posibilidades en cocina tiene como ventajas para nuestra salud.  

La principal ventaja nutricional de las berenjenas es su bajo contenido en grasas, lo que las hace ideales para dietas de adelgazamiento o para controlar esos kilos de más para este verano. Para mantener esta característica lo mejor es optar por las recetas de berenjenas cocidas a la plancha o al vapor. Pero si quieres disfrutar sin problemas, hacer berenjenas al horno o berenjenas fritas es ¡una alegría!  

Puedes hacer, como te mostramos en las recetas destacadas, chips de berenjena, rollitos o berenjenas fritas crujientes. ¡Esto es el sur es una delicia y un plato supertípico para tapear con amigos de bar en bar! Nunca puede faltar en la ronda que se pide al camarero. Por supuesto, también tienes la opción de berenjenas al horno. ¡Mira todas las recetas! 

Sí, hay una infinidad de platos y principalmente es porque hacer berenjenas ofrece esa posibilidad. Si te has levantado con ganas de experimentar pero a la vez de una forma facilísima y sin muchas complicaciones, ¡te traemos lo que necesitas! No puedes dejar de hacer berenjenas con miel, musakas o el clásico timbal. ¿No sabes cómo hacerlo?  

Toma nota de todas las recetas que te proponemos, porque si sabes cómo preparar berenjenas seguro que dejarás impresionados a tus invitados. Además ya no tienes excusa, algunas de las recetas más difíciles disponen de videos de apoyo para que sigas paso a paso los procesos de elaboración para preparar un delicioso plato con berenjena como ingrediente principal.  Echa un vistazo a las propuestas que te traemos en Gallina Blanca. ¡Aquí encontrarás la receta de berenjena que estabas buscando! Por último, una pregunta: ¿has probado berenjenas crudas alguna vez? Si haces el intento, verás que tienen un sabor amargo que no es muy agradable. Esto se debe a que las berenjenas contienen un alcaloide llamado solanina, presente en mayor medida en las hojas y partes verdes de la planta, y con mayor presencia en los frutos no maduros. Este alcaloide puede producir migrañas y problemas intestinales. Pero por suerte, ¡si las cocinas se elimina! Ese es el motivo por el que en las recetas con berenjena siempre se la incluye cocida y, además, te recomendamos que sean ejemplares maduros.  

Esperamos que todo lo que te sugerimos hagan de tu velada un momento inolvidable, porque si algo bueno tiene la comida es que es capaz de unirnos a todos en las ocasiones más especiales y en las espontáneas.