Musaka vegetal

()

¿Fan de la musaka pero quieres la variante sin carne? Pues te la traemos. Esta receta de musaka vegetal es perfecta porque es un plato elaborado y al mismo tiempo súper fácil de preparar. ¡Ya verás cómo la vas a disfrutar!

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas
emplatado-con-producto-musaka-vegetal

Ingredientes

Cómo hacer Musaka vegetal

  • primer-paso-musaka-vegetal

    Manos a la obra con esta receta de musaka vegetal. O lo que es lo mismo en griego: ας το κάνουμε. Ya nos perdonará el país donde es muy popular este plato, pero la variante de hoy es vegetariana. Lo primero de todo, empieza por cortar las patatas en rodajas. Luego a por las berenjenas: córtalas a lo largo en láminas de medio centímetro de grosor. Esto es importante porque no las queremos ni muy finas ni muy gruesas. Colócalas en dos bandejas de horno diferentes. Echa un chorro de aceite sobre la base y luego échales un poco de aceite también por encima. Añádeles pimienta negra y mete las bandejas al horno a 200º durante 30 minutos. Y ahora, a por el sofrito mientras se va haciendo lo del horno.

  • segundo-paso-musaka-vegetal

    En una cazuela calienta el aceite de oliva. Echa la cebolla cortada a dados. El fuego no tiene que estar muy fuerte. Poco después ve sumando, en este orden, la zanahoria cortada a dados y el pimiento cortado de la misma manera. Dale vueltas con la cuchara de madera. Añade enseguida, en estos pasos, la berenjena, el calabacín y los champiñones, todos cortados a dados. Si te das cuenta, con este sofrito ya le hemos dado un giro a la receta tradicional, sustituyendo el cordero por estas deliciosas verduras. No nos íbamos a quedar sin esta versión. Cocina este sofrito unos 20 minutos en total y, entonces, ¡añade el tomate triturado! Es básico para lograr que quede jugoso. Cocina unos 10 minutos y suma la pastilla de avecrem vegetal. Déjalo un poco más hasta que veas que el tomate y todos los ingredientes están cocidos. Un toque para darle un buen sabor: incorpora al sofrito orégano a tu gusto y dos cucharadas soperas de almendras molidas, vital fuente de proteínas. ¿Vamos bien? Nos queda lo último y lo más divertido de esta moussaka vegetal.

  • tercer-paso-musaka-vegetal

    En una cazuela, pones leche a calentar y echa en polvo mi salsa bechamel. Remuévelo para que se disuelva al fuego. Toca la parte que más se disfruta. Saca las dos bandejas del horno. La de las patatas, la dejas afuera sin tocar y coges las berenjenas. Una por una, las vamos a rellenar. Extiende la berenjena y pon una cucharada del sofrito en un extremo. ¿Lo tienes? Pues enróllalo con las manos. Este paso lo vamos repitiendo con todas las berenjenas y las berenjenas rellenas las vamos dejando encima de las patatas. Cuando tengamos todo colocado, cubre las berenjenas con la bechamel y queso rallado. Coloca la bandeja en el horno y ¡en 15 minutos estará listo! Con esta receta musaka vegetal aciertas y no falla: gusta y siempre hay ganas de repetir. Somos fans de la musaka griega, y aunque la receta clásica nos encanta, te traemos unas recetas a las que no les podrás decir que no. Prueba esta otra variante de moussaka con patatas, o incluso atrévete con una musaka de atún.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Musaka vegetal

Puedes variar las verduras, por ejemplo, añadiendo espinacas o pimiento rojo.  

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana