Musaka con patatas

La cocina griega es deliciosa. Con ese punto exótico y fresco que le da el uso del queso feta, verduras como la berenjena, olivas negras, tomates, pepino y cebollas. Entre algunas de las recetas más conocidas de la comida griega es la musaka, un plato hecho a capas,Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Musaka con patatas

  • Primer paso Musaka con patatas

    PASO 1

    El primer paso para una musaka rica y deliciosa, tienes que sofreír la cebolla en una sartén con un chorrito de aceite. Hazlo a fuego medio para que no se queme, pero pueda saborizar correctamente el aceite. A media cocción de la cebolla, añade la carne y desmenuza sobre ella una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Deja que la carne picada se vaya cocinando, que poco a poco adquiera algo de color y, cuando creas que ya está casi lista, incorpora el Tomate Frito Gallina Blanca y dale un toque de sabor mediterráneo a tu musaka con orégano. Deja que todo se vaya cocinando durante unos minutos, y reserva.

  • Segundo paso musaka con patatas

    PASO 2

    Haz sudar las berenjenas. Para esto sólo necesitarás cortar las berenjenas longitudinalmente y espolvorearlas con sal. Deja que reposen durante unos minutos. La sal les extraerá parte de su humedad. Cuando ya sudado bastante, durante unos 15 minutos, sécalas y fríe las berenjenas en una sartén. Resérvalas y repite el proceso de hacer sudar las verduras con las patatas. Una vez hayan pasado los 15 minutos, saltea las patatas como has hecho con las berenjenas y, como has hecho anteriormente con las berenjenas, reserva las patatas.

  • Tercer paso musaka con patatas

    PASO 3

    Ve precalentando el horno durante unos 10 minutos a 180 º mientras montas tu deliciosa y riquísima musaka griega. En una fuente para horno, ve haciendo capas, como si estuvieses haciendo una lasaña. Pon, primero las patatas, luego la carne y una de berenjenas. Y de ahí, ve repitiendo hasta que termines las verduras. Para terminar, corona tu musaka con la bechamel, que es tan fácil y rápida gracias a Mi Salda Bechamel de Gallina Blanca. Ralla un poquito de queso, aunque también puedes usar un queso ya rallado, para poner la guinda del pastel y de ahí, ¡al horno durante 30 minutos!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Musaka con patatas

Para quitarle el amargor a las berenjenas déjalas en una rejilla para horno, boca abajo y previamente saladas con un poco de sal gorda. Con esto irán perdiendo el agua que las amarga y, antes de pasarlas por la sartén o asarlas, lávalas con agua. ¡Y listo!

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

como si fuese una lasaña; pero sustituyendo la pasta por verduras.

La musaka, cuyo origen está en los balcanes y el Medio Oriente se ha extendido por prácticamente todo el mundo. Ha llegado, desde las cálidas islas griegas hasta las húmedas costas de Inglaterra, aunque en lugar de este tipo terminar con una salsa blanca como la bechamel por puré de patatas que, tras su paso por el horno, termina siendo un delicioso puré gratinado riquísimo.

Si sigues nuestra receta, será una musaka de berenjena más ligera pero igual de rica. Pruébala, ¡porque sabemos que te encantará!

 

Ve vigilando el color del queso, que vaya de un blanco cremoso a un delicioso color caramelo. Ese es el punto en el que tienes que sacar la bandeja del horno, ¡y ponerte a disfrutar de esta deliciosa musaka de berenjena y carne picada!