¿Puede quedar bien una tortilla con patatas congeladas a fuego lento?

Dejar las patatas congeladas a fuego lento para poder hacer otras cosas por casa no es lo recomendable, pero no te preocupes porque aún tiene solución. Para empezar, al dejar las patatas a baja temperatura adquieren una textura demasiado blandita que no es agradable en boca con la tortilla acabada. Es necesario darles un golpe de fuego al final para que queden doradas y más apetitosas. Cuando casi estén tiernas si subes el fuego o le das temperatura a la freidora en el último momento se soluciona la papeleta con dignidad. Si buscas la textura ideal de la patata más temprano que tarde es recomendable subir la temperatura.