Pastel de calabacín

Los pasteles salados son una opción excelente para una comida. Pueden funcionar como plato principal o como una manera original de abrir un menú. Además, es una manera diferente de consumir verduras que, a los más peques y a los no tan peques, no les gustan o les cuesta comer.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Pastel de calabacín

  • primer paso pastel de calabacin

    PASO 1

    Para hacer una deliciosa receta de pastel de calabacín, un plato fácil, rápido y muy saludable, comienza cortando el calabacín en rodajas finas. Te recomendamos que no los peles, ya que en la piel del calabacín se encuentra una gran cantidad de fibra, muy necesaria debido a que actualmente los niveles de fibra que consume la población son alarmantemente bajos, ya que en España se consume la mitad de la fibra que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Una vez hayas cortado en rodajas los calabacines para tu pastel de calabacín al horno, ponte manos a la obra para cortar la cebolla en juliana. Cocina ambas verduras a la vez, a una temperatura media. Mientras se cocinan estas verduras, precalienta el horno a 180º. Cuando tengas listas las verduras, apártalas del fuego y resérvalas.

  • Segundo paso pastel de de calabacin

    PASO 2

    Coge un bol más o menos grande y añade los huevos y la nata. Bate ambos ingredientes lo mejor que puedas para que quede una masa más o menos homogénea. Una vez tengas un líquido espeso de color naranja claro, añade el orégano, el ajo en polvo, el perejil picado, el queso rallado -te recomendamos que reserves un poco para gratinar- y la pastilla de Avecrem Vegetal. Vuelve a batir todas las especias para que el sabor se distribuya lo más uniformemente posible y agrega el calabacín. No lo añadas todo, de nuevo, reserva un poco para poner la guinda en el pastel.

  • Tercer paso pastel de calabacin

    PASO 3

    En un molde de tarta circular esparce un poco de mantequilla y harina, la justa para que no añada sabor ni grasa a nuestro plato pero la suficiente para que el pastel no se pegue al fondo y sea imposible de comer. Cuando tengas todo el molde bien protegido con una fina capa de grasa y harina, vierte la masa que hemos hecho con el calabacín, la nata, los huevos y las especias. Cuando tengas la masa bien distribuida por el molde, coloca las rodajas de calabacín que has reservado en la parte de arriba y termina con un poco del queso rallado que se ha guardado para gratinar. Y de aquí, ¡al horno! Deja el pastel horneando a 180º durante 30 minutos. Sin embargo, si lo vigilas y ves que el pastel comienza a tener un bonito color dorado, también puedes sacarlo. Estará tierno y riquísimo gracias a la capa de queso gratinado que se ha hecho durante el horneado, ya que esta capa crujientita permite que todos los aromas se conserven en el pastel de calabacín al horno tan fácil que has hecho. Y con esto ya tienes lista una deliciosa receta perfecta para compartir en una comida familiar al aire libre o con unos amigos y unos zumos frescos y deliciosos. También, por qué no, puedes maridarlo con una megaensalada como es el caso de nuestra ensalada de salmón a la plancha, que queda rica y fresca para los primeros calores de la canícula. Por que incluso sudando tendrás glamour con este super menú.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pastel de calabacín

¿Por qué no haces este pastel con otras verduras? Te recomendamos encarecidamente que lo pruebes con champiñones, trigueros o tomates. ¡Está de muerte!

 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Si quieres saber cómo hacer un pastel de calabacín fácil, rico y delicioso tienes que ver esta receta.

¿Sabes lo mejor de todo?, que esta verdura apenas añadirá calorías a tu receta, ya que el calabacín , por cada 100 gramos contiene sólo 16 calorías, mientra que un brick de nata líquida suele suponer unas 250 kilocalorías. Así que tienes una receta que es ligera, rica y superadecuada en una dieta para mantener el peso.

Así que, si quieres hacer un pastel de calabacín fácil y rápido, anímate a hacer esta deliciosa receta. ¡Se convertirá en una imprescindible!

 

Y con esto ya tienes lista una deliciosa receta perfecta para compartir en una comida familiar al aire libre o con unos amigos y unos zumos frescos y deliciosos. También, por qué no, puedes maridarlo con una megaensalada como es el caso de nuestra ensalada de salmón a la plancha, que queda rica y fresca para los primeros calores de la canícula. Por que incluso sudando tendrás glamour con este super menú.