Pastel de pescado sin nata

(1)
Truco Pastel de pescado sin nata

¿A quién no le gusta el pastel de pescado? Es una forma deliciosa y original de comer pescado. Además, dando en el clavo te queda jugoso y, sin que te des cuenta, lo sirves a los tuyos y ya no queda nada en el plato. Pero es probable que no le quieras añadir nata. ¿Quieres saber entonces qué echarle? ¿Quieres saber cómo hacer un pastel de pescado sin nata?  

¡Fácil! ¡Aquí te damos un truco! Si no quieres cocinar con nata, puedes usar leche evaporada. La leche evaporada es el mejor sustituto porque da una textura cremosa pero contiene mucha menos cantidad de grasa que la nata (alrededor de un 50% menos). Así que, reemplazando la nata por este ingrediente, te quedará un pastel de pescado sin nata mucho más sano. ¿Increíble, verdad?  Hay que tener en cuenta que este tipo de pasteles son perfectos para que los más peques de la casa coman pescado sin refunfuñar. Les encanta el sabor y ni se enteran. Por eso, prepararlo con los mejores ingredientes es una motivación extra.  

Ahora que sabes ya cómo hacer un pastel de pescado sin nata, ¿quieres recetas para lucirte? ¡Toma nota, que estas están buenísimas! Lánzate a cocinar este pastel de merluza, cada bocado es una delicia en el paladar. También tienes que probar esta receta de pastel de pescado rápido, cuando no tienes tiempo este se prepara en un plisplás. Lo cierto es que como estos platos son una delicatesen y se suelen servir también en Navidad o Nochebuena, mucha gente cree que cocinarlos es algo complicadísimo. ¡Nada más lejos de la realidad! Hacer un pastel de pescado fácil sin nata sin liarnos la cabeza es posible.

Por último, también te recomendamos que descubras esta receta de pudín de merluza. A los ingleses les chifla los pudín y con la receta que te damos descubrirás por qué tienen tanto éxito. Y si es algo humilde capaz de servirse en el Buckingham Palace, en tu cocina no puede faltar. Disfruta de todas las recetas y consúltalas cada vez que quieres cocinar un pastel de pescado fácil sin nata.  ¡Gustará a todo el mundo! 

Valora este truco