¿Necesitas recetas con atún para platos deliciosos? Aquí tenemos una gran variedad de recetas light para los que están a dieta y menos light para los que pueden permitírselo. Anímate a hacer estas estupendas recetas de atún. Es más fácil de lo que parece y está sano y riquísimo.  

Este es uno de los pescados azules con más beneficios para nuestra salud y más consumidos en nuestro país. La razón está en que es muy rico en ácidos grasos omega-3, lo que ayuda a mantener equilibrados los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre. Además, es un pescado muy versátil que se puede preparar de muchísimas formas. En esta selección encontrarás una gran variedad de recetas para todos los gustos, con diferentes ingredientes y métodos de cocción que harán que disfrutes de cada bocado de estas exquisitas propuestas.  

Ver más...

Aquí también te enseñaremos a preparar empanadas de atún y recetas rápidas para hacer de lata. ¿Prefieres platos en que el atún en conserva sea el protagonista o te inclinas más por probar sabrosas recetas de atún fresco? No te preocupes porque encontrarás ambos. Desde un tataki o un carpaccio a unos calabacines rellenos. ¡Simplemente delicioso!  

Si eres fan del pescado, te recomendamos también que veas todas nuestras recetas de bacalao con las que podrás probar infinidad de cosas. ¿A qué esperas? Explora todas las opciones y saca al mejor cocinero y cocinera que llevas dentro. ¡Que no hay nada como la comida de casa!

Receta destacada

Tartar de atún

(7)

No hay como hacer tartar de atún para lograr un plato fresco y nutritivo. Prepara tu tartar de atún y conviértete en una estrella de la cocina entre tus amigos y familia.

Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla de

    Avecrem Pescado

  • 600 gr. de filete de atún fresco
  • 2 cebollas rojas
  • 2 limas
  • 5 gr. de cilantro fresco
  • 3 gr. de pimienta
  • 20 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Recetas de empanadas y empanadillas con atún

La empanada rellena con él es un clásico, pero existen muchas variedades para que probemos distintas. Puede ser que la más típica sea la empanada de atún gallega. Está deliciosa porque tiene un exterior de miel sobre hojuelas que la hace irresistible. No es muy complicada de elaborar, así que anímate a hacerlo. Con los sencillos pasos que te indicamos, se despejarán todas tus dudas y te permitirá ver la facilidad que encierra en su interior un plato tan típico. Eso sí, avisa a alguien con quién compartirla, ya que es un plato contundente. ¡Y grande!  

¿Pero sabes cuáles más puedes preparar? Te sugerimos las empanadillas rellenas de verduras y este pescado. En esta receta añadimos también otros ingredientes frescos y que le dan mucho sabor como la cebolla, pimientos, calabacín y zanahoria. Como ves es un festival de hortalizas que hacen que la receta sea aún más adecuada para los más pequeños de la casa, que podrán así comer verduras de una forma apetitosa y divertida. Otra también con la que pasarlo súper bien es la receta de empanadillas de atún y sofrito, una receta que también puedes preparar con tus hijos ya que, con tu supervisión, podrán recortar, rellenar y pintar el hojaldre. Además, estamos seguros que estarán encantados de comerlas. ¡Disfrutadlas! ¡Seguro que no puedes probar solo una!  

Explora todas las opciones que te traemos para poder hacerlas en un día especial. Son perfectas para comidas en las que tienes que sorprender a tus invitados y, desde luego, con estas opciones te aseguramos que lo lograrás. 

El atún es un pescado exquisito y es el protagonista estrella de infinidad de platos. Sin embargo, conviene tener en cuenta ciertas normas acerca de cómo cocinar recetas con atún fresco para evitar que su carne se reseque. Por ejemplo, el tronco cortado en trozos iguales es muy adecuado para estofados acompañados de salsas con tomate, cebolla u otras verduras.  

Por otro lado, las rodajas o los lomos de este pescado son perfectas para cuando queremos cocinarlo a la parrilla o la plancha. Otra opción es desmenuzarlo y elaborar con él hamburguesas, albóndigas o el relleno para una lasaña, unas berenjenas rellenas o incluso unas sabrosas croquetas.  

Todas estas maneras son ideales cuando queremos consumir este pescado cocinado, pero ¿cómo preparar recetas con atún fresco y crudo de forma sencilla y que quede estupendamente? Pues una forma que queda muy rica es como “carpaccio”, aunque también marinado o siguiendo alguna receta de la gastronomía japonesa.  Otra propuesta fácil y apetitosa es la de tartar en la que también se utiliza este pescado crudo. Existen diferentes formas de hacerlo pero lo importante es que esté cortado en trozos pequeños y bien condimentado, por ejemplo, con salsa de soja, wasabi, mostaza, aguacate… ¡Deja volar tu imaginación!  

Mira todas las opciones que te traemos. ¡Y no nos olvidamos tampoco del tataki!  Para ello, se macera con vinagre y jengibre y después se dora muy poquito en la sartén. A la hora de servirlo se corta en filetes. ¡Encuentra la que más te guste! 

Por último, te traemos también muchas opciones para hacer riquísimas recetas de atún en lata. ¿Por ejemplo? Pues nunca puede faltar en ensaladas, canelones o huevos rellenos.  Un plato que te va a sorprender muchísimo es la receta de pastel de calabacín y atún. Súper sano y delicioso, no cuesta mucho prepararlo y el resultado es divino. Se hace al horno y usa ingredientes tan ricos como tomate seco, queso, olivas y nuestros dos ingredientes protagonistas. ¡No dejarán nada en el plato!  

¿Qué es lo bueno de las recetas de atún en lata? Que en conserva es súper práctico y nos ahorra mucho tiempo cuando no lo tenemos. Ahora bien, si algún día lo compras fresco, ¿sabes cómo limpiarlo? Te lo explicamos sencillamente.  

Lo primero es lavarlo en agua fría y, ayudándote con un cuchillo,saca las escamas en un movimiento inverso a su disposición de la cola a la cabeza.  A continuación, ya puedes cortarlo apoyándolo sobre su espalda. Practica un corte en el estómago y evita cortar los intestinos. Agarrándolo por la boca, localiza dos agujeros en las branquias y tira con fuerza con tus dedos para sacar las entrañas. Lávalo por dentro. Por último, corta las aletas y mantenlo en frío con hielo. ¡Ahora ya lo sabes!  

Después de ver tanta variedad, se acabó siempre hacerlo de la misma manera. ¡Hay que darle vidilla al asunto! ¡Y no tienes excusas! ¿Con cuál te quedas? Seguro que no puedes probar solo una porque todas están deliciosas y se adaptan a todo tipo de paladares y momentos. ¡Disfrútalas!