Una reunión familiar o entre amigos es la mejor excusa para ponerse el delantal y empezar a cocinar nuevas recetas con ingredientes que nos encantan. Nuestros comensales serán nuestros mejores críticos y además nos lo pasaremos genial compartiendo con ellos y ellas nuestras nuevas recetas. Hoy vamos a centrarnos en un producto que no siempre pensamos en tener en la nevera pero que a nadie deja indiferente. ¿Queréis aprender a cocinar con pulpo?

Tenemos la gran suerte de que la pesca de pulpo se realiza durante todo el año y eso quiere decir que podremos disfrutar de este gran producto siempre que queramos. Y gracias a la gran multitud de métodos de conservación que existen hoy en día, a parte de fresco, puedes encontrarlo cocido, congelado o en conserva manteniendo intacto su exquisito sabor.

Ver más...

El pulpo es un marisco que tiene muy pocas calorías y que nos ayuda a mantener a raya el colesterol. Lo podemos cocinar al vapor, a la parrilla, hervido o incluso frito. Y es un alimento que combina muy bien con las patatas o el arroz. Es por eso que hoy os enseñaremos algunas recetas combinando estos ingredientes tan importantes en nuestra dieta mediterránea.

Si después de ver este recopilatorio de recetas con pulpo te has quedado con ganas de más ideas, te recomendamos que le eches un ojo a nuestras recetas de pescado y marisco o te animes a cocinar con gambas con nuestras recetas destacadas. Aprovecha la gran variedad de pescados y mariscos que tenemos en nuestro país y disfruta cocinando con nuestros recopilatorios de recetas. ¡Te van a encantar!

Receta destacada

Pulpo encebollado

(0)

El pulpo  es un molusco que, desgraciadamente, no está muy presente en nuestros frigoríficos. Y eso, que sus propiedades son buenísimas para nuestro organismo. Para que puedas sacarle más partido, te recomendamos un riquísimo pulpo encebollado.

Seguro que pensabas que el encebollado era más para los chipirones. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 cebollas
  • 400 g de pulpo cocido
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 pastilla de Avecrem Pescado
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Recetas de arroz con pulpo

A ver si te suena esto: llega el fin de semana y lo que más te apetece con los tuyo es preparar un buen arrocito. Seguro que lo primero que te viene a la cabeza es nuestra querida paella o quizás, si estás con ganas de algo un poco más especial te animas con un  arroz caldoso con marisco. Pero qué te parece si innovamos un poco y aprendemos a preparar un buen arroz con pulpo? Es un plato que apetece tanto en invierno bien calentito como en verano en la terracita. Así que prepararemos un plato delicioso, con mucho sabor y atemporal.

El arroz es una excelente fuente de vitaminas, calcio, hierro, fibra… Es el cereal más apreciado por todas sus propiedades nutricionales y además es uno de los más usados por la población mundial.

Lo podemos encontrar salvaje, integral, basmati… Pero para esta receta te aconsejamos que lo hagas con arroz bomba. Lo más importante a la hora de hacer una receta de arroz como esta, es preparar un buen sofrito. Piensa que el arroz bomba es especial porque absorbe el caldo con el que se cuece y también todo su sabor por lo que cuanto más sabroso sea el sofrito más rico estará el arroz.

Lo bueno de este plato es que si no quieres liarte cocinando el pulpo puedes comprarlo ya cocido para simplemente trocearlo a rodajas después. De esta manera evitamos maltratar el producto y su sabor si somos algo novatos, o simplemente no tenemos tiempo. Un truquito final: para calcular cuánto arroz vamos a necesitar, se suele contar con unos 60 gramos de media por persona. Y siempre va bien poner un poquito más, que seguro que alguien repite.

Recetas de pulpo a la gallega

¿Te podrías resistir a una deliciosa tapa de pulpo a la gallega? Es una de las tapas más típicas y uno de los platos más representativos de la gastronomía de nuestro país. Eso sí, como su nombre indica, es típico encontrarlo en todas las ferias que se celebran por toda Galicia. Quizás habrás oído a alguien llamarlo pulpo a la gallega pero también pulpo a feira. ¿Sabes cuál es la diferencia? El pulpo a la gallega va acompañado de patata y el pulpo a feira no.

Siempre se aprende algo nuevo cada día, ¿verdad? Lo más importante a la hora de preparar un buen pulpo a la gallega es conseguir la consistencia perfecta con el pulpo y la patata. Por eso si vas a preparar esta receta en casa, mejor comprarlo congelado y así asegurar que no te quede duro. ¿Cómo podemos cocer bien el pulpo? Ponemos a hervir una olla, sin sal ya que la añadiremos después. Cogemos el pulpo por la cabeza y sumergimos las patas durante unos segundos. Sacamos y volvemos a sumergir repitiendo la técnica unas tres o cuatro veces.

De esta manera hemos conseguido asustar al pulpo y no se le desprenda la piel durante la cocción. Por último, sumergimos todo el pulpo, tapamos la olla y dejamos hervir hasta que esté tierno. Para saberlo, no hay nada mejor que hacerlo a la antigua usanza pinchándolo con un palillo o cuchillo. Las patatas las podemos cocer en una olla a parte pero un pequeño truco si queremos que absorban un poco el sabor del pulpo, es cocerlas en la misma olla del pulpo.

El pulpo se sirve cocido y cortado en trozos, con tijeras, sobre una base de patatas cocidas. Por encima va espolvoreado con pimentón, mezcla de dulce y picante, sal gruesa y aceite de oliva virgen extra y normalmente se emplata en un plato de madera. ¡Una delicia!

Más recetas de pulpo guisado

Si, también podemos preparar el pulpo guisado. Si es que el pulpo es tan versátil que nos permite cocinarlo y comerlo de distintas maneras. ¡Y no nos atrevemos a decir cuál es más deliciosa! Los guisos siempre son una apuesta segura, ya que a todos gusta y su rica salsita enamora a todos cuando puedes rebañar el plato con el pan.

Estamos seguros de que si te aprendes esta receta típica te llevarás el aplauso de tus invitados en casa. ¡Prometido! Primero hierve el pulpo siguiendo las pautas que ya os hemos explicado anteriormente. Una vez hervido, lo reservamos y guardamos un poco del agua de la cocción del pulpo porque la usaremos después para preparar la salsa y el sofrito.

En una cazuela haremos el sofrito mezclando pimiento, cebolla, tomate, ajo y pimentón, asegurándote de que esté todo bien cortadito para que quede bien integrado en el guiso. Si quieres, y eres de esas personas atrevidas, le puedes añadir un poquito de guindilla para darle un toque especial. Un poco de punch como dirían los más sibaritas.

Una vez doradita la mezcla, añádele un poco del agua de la cocción del pulpo y deja cocer a fuego medio durante diez minutos aproximadamente.

A continuación, añade las patatas cortadas a cuartos o mitades (dependiendo del tamaño de las patatas) y dejaremos cocer hasta que queden tiernas. Una vez estén cocidas las patatas y un poco reducida la salsa del sofrito y añade el pulpo cortado a rodajas removiendo bien para que se empape bien de todo el sofrito y ya estará listo para servir en un plato hondo con una buena rebanada de pan. ¡Importante! No te olvides de quitar la guindilla o alguno se llevará una sorpresita durante la comida.