Ensalada de lentejas con atún

Las ensaladas de lentejas lo tienen todo: son ligeras, son nutritivas y se preparan en un abrir y cerrar de ojos. Son una buena opción para llevar en la tartera ya que no es necesario calentarlas y, además, ¡son sanas y están riquísimas! Es por eso que hoy te traemos una receta de ensalada de lentejas muy fácil,Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Ensalada de lentejas con atún

  • Cómo hacer ensalada de lentejas con atún - paso 1

    PASO 1

    Pon las lentejas y el atún en un bol y mézclalo bien. Corta todos los ingredientes en trozos.

  • Cómo hacer ensalada de lentejas con atún - paso 2

    PASO 2

    Añade el tomate, el huevo duro, las zanahorias y el queso fresco todo cortado a dados.

  • PASO 3

    Sazónalo todo con una vinagreta hecha con una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y un poco de aceite. Mezcla y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Ensalada de lentejas con atún

El Truco: atún de lata, sí, pero nutritivo

Aprovecha el líquido de las conservas para tu ensalada. Ahí se encuentra una parte importante de las vitaminas y minerales hidrosolubles. Además, ¡dará sabor al plato!

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

hecha a partir de la mezcla de distintos productos naturales con las legumbres como protagonistas. ¿Te animas a prepararla?

Las ensaladas, en general, suelen ser platos muy saludables. Pero si en ella se combinan alimentos de diferentes orígenes y con distintas propiedades, como pescado, hortalizas, legumbres, queso, huevo, entonces, además, se trata de una comida muy completa y equilibrada. Es lo que te proponemos con esta ensalada de lentejas y atún fría. Muy fácil y rápida de preparar, con nuestra receta solo necesitas utilizar la cocina para hacer el huevo duro.

Esta ensalada de lentejas con atún no solo te brinda un gran aporte de nutrientes, sino también muchas ventajas. La puedes hacer en no mucho más de diez minutos, como queda aún más rica si la reservas en la nevera puedes tener tu comida hecha cuando regresas del trabajo o de la playa, incluso puedes llevártela en un tupper a la oficina o al sitio donde realizas tus actividades y contar, de esta manera, con un plato ligero, delicioso y muy nutritivo.

¿Cómo cocer las lentejas?

Para esta ensalada de lentejas puedes utilizar las de conserva, que consigues en cualquier supermercados o tienda de alimentación y ya están cocidas. Pero si tienes en tu casa lentejas crudas, ya que guardadas en un recipiente con cierre hermético en un lugar seco y fresco pueden conservarse más de un año, y prefieres evitar ir a comprar otras puedes cocinarlas tú. Es muy sencillo, si son de alguna de las variedades de cocción rápida, como las pardinas, o si las cocinas en una olla a presión ni siquiera es necesario ponerlas en remojo previamente. Si no necesitan estar ocho horas en remojo. Luego ponlas en una olla, cúbrelas con agua fría y cocínalas a fuego lento para que no se despellejen. Si necesitas poner más agua, hazlo de a poco y de manera suave. Antes de añadir algún condimento o hierba aromática, puede ser algunas hojas de laurel, espera que hierva y retira la espuma que se ha formado, de esta manera quitas todas las impurezas. En una olla normal te llevará, aproximadamente, 40 minutos, pero si es una olla de cocción rápida estarán listas en 10 minutos o poco más.

Ten en cuenta que al cocerlas el peso de las lentejas aumentan, por lo menos se duplica. Por esta razón no utilices más que 70 u 80 gramos por persona. Para esta ensalada funcionan muy bien las lentejas rubias, conocidas también en nuestro país como castellanas. Esto es porque son planas, de mayor tamaño y resisten mejor la cocción, no suelen deshacerse.

Una ensalada muy saludable, energética y nutritiva

Al prepararlas en ensalada se obtiene el mayor beneficio de las lentejas. Porque de esta manera ingerimos sus hidratos de carbono con escaso valor calórico, son muy energéticas por su contenido en almidón. También nos aporta fibra, que nos produce una sensación de saciedad y mejora nuestro tránsito intestinal. Por otro lado son una gran fuente de minerales imprescindibles como hierro, muy beneficioso para la sangre y la formación de glóbulos rojos, y calcio.

Pero, además, esta ensalada es saludable, completa, equilibrada y nutritiva porque acompañamos las lentejas con pescado, verduras y huevo. El atún es muy rico en Omega 3, ese ácido graso poliinstaurado tan recomendado para las personas con problemas cardiovasculares, porque contribuye en la lucha contra el colesterol y los triglicéridos en la sangre, que pueden causar enfermedades como la trombosis y la aterosclerosis. El tomate, otro alimento que casi no contiene grasas y con muy bajo contenido calórico, que nos aporta vitaminas A, B y C, fibras y, además, es fuente de muchos minerales, entre los que se destaca el potasio, y compuestos antioxidantes. Y nuestra ensalada también tiene huevos, que a través de su clara nos aporta proteínas sin grasas y de alto valor biológico.

¿Cómo hacer una ensalada de lentejas y atún natural?

Las legumbres en general, y las lentejas en particular, se pueden servir de muchas maneras. Una forma muy saludable de prepararlas es en platos frescos, ligeros y acompañada sde otros alimentos sanos. Para conseguirlo te proponemos esta receta de ensalada de lentejas. Para hacerla pon a hervir, durante diez minutos, un huevo en un cazo con agua y una pizca de sal. Mientras tanto echa las lentejas cocidas en un colador, lávalas bajo el chorro de agua fría del grifo de tu cocina y déjalas que se escurran. También escurre un poco el aceite del atún y, una vez desmenuzado, mézclalo en un bol con las lentejas. Añádele tomate, el huevo duro, zanahoria, queso fresco, todo previamente cortado en dados, y una vinagreta hecha con una pastilla de Avecrem y aceite de oliva. Mezcla bien y ya tienes tu ensalada de lentejas y atún muy bien sazonada para degustar cuando quieras o servir y compartir con quien te apetezca.

Esta receta, ensalada lentejas, se adapta muy bien al gusto de cada cada uno, ya que se pueden añadir otros ingredientes o reemplazar algunos. Hay quienes les gusta con pimiento o cebolla, otros le añaden lechuga. Las olivas, tanto las verdes como las negras combinan muy bien en el plato. Y para enriquecerlo aún más, ya sea de gusto como de nutrientes, puedes agregar granos de maíz tierno. Las variantes también pueden estar en la manera de cortar las hortalizas, por ejemplo en tiras en lugar de dados, o utilizar tomates cherry partidos por la mitad en vez de los tomates más grandes. Si el aderezo te gusta con un toque más ácido también puedes añadir un poco de zumo de limón o vinagre de jerez. Siempre te quedará una ensalada con lentejas deliciosa, un plato fresco ideal para los días de verano o para cuando pretendas una comida ligera pero bien nutritiva.

Hay mil maneras de hacer las ensaladas de lentejas, así que, toma esta receta como base y elabora tus propias creaciones. ¿Qué tal si le añades unos rabanitos picantes? ¿Pepinillo, tal vez? ¡Creatividad al poder!