Recetas Lentejas

25 recetas

Las lentejas son un plato típico de la gastronomía española, nuestras abuelas ya nos las preparaban y estaban riquísimas. Vuelve a reencontrarte con ese sabor casero con nuestras recetas de lentejas que sin ninguna duda impresionarán a tus invitados.

Hay muchas formas de cocinarlas... ¿Y tú, qué le echas a las lentejas caseras? ¿Chorizo, verduras, arroz o pollo? Prueba las recetas de lentejas y mira qué le echan nuestros cocinillas. Disfrutarás de lo sanas que son las legumbres preparándolas de mil maneras.

Son una legumbre con muchos nutrientes y con mucho hierro que, como el arroz, aportan una gran cantidad energía por la contribución de hidratos de carbono que contienen. Ya verás como no te quedas con hambre. No te pierdas perder los deliciosos platos que han preparado nuestros cocinillas, ¡échales un vistazo!

Variedades de lentejas para todos los gustos

Baratas, energéticas, de fácil conservación y versátiles, ya se pueden acompañar con muchos alimentos, estas legumbres son originarias del suroeste asiático. Pero al ser un cultivo ideal para alternar con los cereales en la regeneración de la tierra y fácil de cosechar, hoy también las podemos encontrar en todas las zonas templadas. Se trata de una planta que no suele superar el medio metro y Canadá, Australia, India y Turquía están entre los países de mayor producción.

Existe una gran variedad de lentejas, pero en España las más consumidas son tres. Por un lado, las rubias o castellanas, que son de gran tamaño, planas y no se deshacen en la cocción, ya que son muy resistentes. Son un variedad muy recomendable para hacer una ensalada de lentejas.

Por otro lado, las pardinas, son más pequeñas y suelen deshacerse si se sobrepasa el tiempo de cocción. Al ser harinosas y sabrosas son las sugeridas para caldos o para las lentejas estofadas, pero para mantener su textura ideal es preferible que no se enfríen ni se recalienten. Las más comunes son las lentejas verdes, también pequeñas y del color que indica su nombre, aunque a veces ese verde tiende amarillento o tiene algunas manchas negras.

Una legumbre muy nutritiva

Las lentejas con arroz son capaces de proporcionar una calidad de proteínas semejante a la de la carne, ya que el almidón de sus hidratos de carbono es una gran fuente de nutrientes. ¡Así que imagina las proteínas que puede tener un plato de lentejas con arroz y pollo! La potencialidad que adquieren con el arroz se debe al aminoácido que aporta este cereal, que logra un valor biológico muy alto. Las lentejas también son ricas en vitaminas B, fibra y minerales como hierro, zinc y selenio.

Por la complejidad de sus hidratos de carbono esta legumbre es de absorción lenta. Así la glucosa pasa a la sangre de forma progresiva, algo muy beneficioso para las personas diabéticas. Su contenido en fibra tiene un poder saciante y contribuye a un mejor tránsito intestinal. Al ser pobres en grasas regulan los niveles de colesterol en sangre, siempre y cuando se consuman con cereales y verduras.

El hierro que aportan es hierro no hemo, de difícil absorción para el organismo, por eso y para aprovechar este mineral se recomienda alguna receta con lentejas acompañadas de alimentos ricos en vitamina C, como tomates o pimientos, y de postre una fruta cítrica. Por otro lado, si queremos cocinarlas de manera ligera las podemos hacer estofadas con verduras o en ensalada. De esta manera, tendrás platos de lentejas muy nutritivos, poco calóricos y muy sabrosos. Unas propuestas ideales para mantener la línea.

Si quieres ganar tiempo en la cocina puedes utilizar lentejas de lata. Eso sí tienes que tener en cuenta que llevan añadida sal como conservante, por eso es conveniente aclararlas antes de consumirlas. Después solo tendrás que poner las lentejas en conserva directamente en tus platos y sazonarlas a tu gusto. Aunque también hay lentejas enlatadas ya condimentadas que solo tendrás que incorporar a tus comidas. ¿Fácil, no?

También puedes encontrar las lentejas envasadas o a granel. Las primeras poseen una etiqueta de color que indica su calidad: la roja es la superior, la verde significa buena calidad, y la amarilla calidad inferior. Para elaborar una receta de lentejas escoge siempre aquellas que no estén partidas y que posean un olor fresco.

Si las compras a granel o envasadas, una vez abierto el envase, guárdalas en un recipiente con cierre hermético y en un sitio fresco y seco. De esta forma, se conservan durante más de un año, aunque cuanto más tiempo pase, más tardarán en cocinarse.

¿Cómo cocer las lentejas?

Al igual que los guisantes no es necesario ponerlas en remojo para hidratarlas, aunque sí lavarlas porque si bien vienen limpias no es extraño que nos encontremos con alguna piedrita o un poco de tierra. Para iniciar la cocción cubre las lentejas con agua fría para que no se sequen y desprendan su piel. Si le falta agua añádele un poco y suavemente. Antes de echar condimentos en el agua retira esa espuma marrón que se forma al hervir, porque ahí están las impurezas que se suelen desprender de las lentejas.

Aproximadamente 70 gramos es lo que se considera una ración normal de lentejas, ya que al cocinarlas su peso se duplica y quizás incluso un poco más.

En su cocción puedes introducir en el agua alguna hierba carminativa (hinojo, clavo de olor, perejil, laurel, tomillo o comino) para que facilite la digestión y combata las flatulencias que se le atribuyen a las lentejas. También disminuye considerablemente este efecto si se las consume en puré, se les quita la piel o si se las mezcla con verduras o patatas.

Mezcla las lentejas con distintos ingredientes para conseguir platos deliciosos y ligeros, que podrás comer tanto de entrada, como de plato principal, en ensaladas, o como guarnición en tus platos de verduras, pescados o carne. En esta página encontrarás muchas de estas recetas y también de las más tradicionales, como la de las lentejas a la riojana o la de las lentejas con chorizo.

Ahora que ya sabes cómo hacer lentejas no habrá receta que se te resista.

RECETA DESTACADA

Ensalada de lentejas con atún

Receta de ensalada de lentejas con atún Receta Destacada

29 Votos

Las ensaladas de lentejas lo tienen todo: son ligeras, son nutritivas y se preparan en un abrir y cerrar de ojos. Son una buena opción para llevar en la tartera ya que no es necesario calentarlas y, además, ¡son sanas y están riquísimas! Es por eso que hoy te traemos una receta de ensalada de lentejas muy fácil, hecha a partir de la mezcla de distintos productos naturales con las legumbres como protagonistas. ¿Te animas a prepararla?

Las ensaladas, en general, suelen ser platos muy saludables. Pero si en ella se combinan alimentos de diferentes orígenes y con distintas propiedades, como pescado, hortalizas, legumbres, queso, huevo, entonces, además, se trata de una comida muy completa y equilibrada. Es lo que te proponemos con esta ensalada de lentejas y atún fría. Muy fácil y rápida de preparar, con nuestra receta solo necesitas utilizar la cocina para hacer el huevo duro.

Esta ensalada de lentejas con atún no solo te brinda un gran aporte de nutrientes, sino también muchas ventajas. La puedes hacer en no mucho más de diez minutos, como queda aún más rica si la reservas en la nevera puedes tener tu comida hecha cuando regresas del trabajo o de la playa, incluso puedes llevártela en un tupper a la oficina o al sitio donde realizas tus actividades y contar, de esta manera, con un plato ligero, delicioso y muy nutritivo.

¿Cómo cocer las lentejas?

Para esta ensalada de lentejas puedes utilizar las de conserva, que consigues en cualquier supermercados o tienda de alimentación y ya están cocidas. Pero si tienes en tu casa lentejas crudas, ya que guardadas en un recipiente con cierre hermético en un lugar seco y fresco pueden conservarse más de un año, y prefieres evitar ir a comprar otras puedes cocinarlas tú. Es muy sencillo, si son de alguna de las variedades de cocción rápida, como las pardinas, o si las cocinas en una olla a presión ni siquiera es necesario ponerlas en remojo previamente. Si no necesitan estar ocho horas en remojo. Luego ponlas en una olla, cúbrelas con agua fría y cocínalas a fuego lento para que no se despellejen. Si necesitas poner más agua, hazlo de a poco y de manera suave. Antes de añadir algún condimento o hierba aromática, puede ser algunas hojas de laurel, espera que hierva y retira la espuma que se ha formado, de esta manera quitas todas las impurezas. En una olla normal te llevará, aproximadamente, 40 minutos, pero si es una olla de cocción rápida estarán listas en 10 minutos o poco más.

Ten en cuenta que al cocerlas el peso de las lentejas aumentan, por lo menos se duplica. Por esta razón no utilices más que 70 u 80 gramos por persona. Para esta ensalada funcionan muy bien las lentejas rubias, conocidas también en nuestro país como castellanas. Esto es porque son planas, de mayor tamaño y resisten mejor la cocción, no suelen deshacerse.

Una ensalada muy saludable, energética y nutritiva

Al prepararlas en ensalada se obtiene el mayor beneficio de las lentejas. Porque de esta manera ingerimos sus hidratos de carbono con escaso valor calórico, son muy energéticas por su contenido en almidón. También nos aporta fibra, que nos produce una sensación de saciedad y mejora nuestro tránsito intestinal. Por otro lado son una gran fuente de minerales imprescindibles como hierro, muy beneficioso para la sangre y la formación de glóbulos rojos, y calcio.

Pero, además, esta ensalada es saludable, completa, equilibrada y nutritiva porque acompañamos las lentejas con pescado, verduras y huevo. El atún es muy rico en Omega 3, ese ácido graso poliinstaurado tan recomendado para las personas con problemas cardiovasculares, porque contribuye en la lucha contra el colesterol y los triglicéridos en la sangre, que pueden causar enfermedades como la trombosis y la aterosclerosis. El tomate, otro alimento que casi no contiene grasas y con muy bajo contenido calórico, que nos aporta vitaminas A, B y C, fibras y, además, es fuente de muchos minerales, entre los que se destaca el potasio, y compuestos antioxidantes. Y nuestra ensalada también tiene huevos, que a través de su clara nos aporta proteínas sin grasas y de alto valor biológico.

¿Cómo hacer una ensalada de lentejas y atún natural?

Las legumbres en general, y las lentejas en particular, se pueden servir de muchas maneras. Una forma muy saludable de prepararlas es en platos frescos, ligeros y acompañada sde otros alimentos sanos. Para conseguirlo te proponemos esta receta de ensalada de lentejas. Para hacerla pon a hervir, durante diez minutos, un huevo en un cazo con agua y una pizca de sal. Mientras tanto echa las lentejas cocidas en un colador, lávalas bajo el chorro de agua fría del grifo de tu cocina y déjalas que se escurran. También escurre un poco el aceite del atún y, una vez desmenuzado, mézclalo en un bol con las lentejas. Añádele tomate, el huevo duro, zanahoria, queso fresco, todo previamente cortado en dados, y una vinagreta hecha con una pastilla de Avecrem y aceite de oliva. Mezcla bien y ya tienes tu ensalada de lentejas y atún muy bien sazonada para degustar cuando quieras o servir y compartir con quien te apetezca.

Esta receta, ensalada lentejas, se adapta muy bien al gusto de cada cada uno, ya que se pueden añadir otros ingredientes o reemplazar algunos. Hay quienes les gusta con pimiento o cebolla, otros le añaden lechuga. Las olivas, tanto las verdes como las negras combinan muy bien en el plato. Y para enriquecerlo aún más, ya sea de gusto como de nutrientes, puedes agregar granos de maíz tierno. Las variantes también pueden estar en la manera de cortar las hortalizas, por ejemplo en tiras en lugar de dados, o utilizar tomates cherry partidos por la mitad en vez de los tomates más grandes. Si el aderezo te gusta con un toque más ácido también puedes añadir un poco de zumo de limón o vinagre de jerez. Siempre te quedará una ensalada con lentejas deliciosa, un plato fresco ideal para los días de verano o para cuando pretendas una comida ligera pero bien nutritiva.

  • 10-20 min
  • 4
  • Ingredientes

  • 2 botes

    de lentejas cocidas

  • 2 latas

    de atún en aceite

  • 2

    tomates

  • Un poco

    de aceite

  • Una pastilla

    de Avecrem Caldo de Pollo

  • 1

    zanahoria

  • 1

    huevo duro

Recetas Lentejas

Lentejas con guisantes

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Lentejas

Lentejas con guisantes

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Lentejas

Lentejas a la riojana

  • > 60
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Sopa

Sopa de lentejas amarillas

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Lentejas

Lentejas

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato