El cuscús es una comida que te transporta directamente al norte de África, en concreto, a Marruecos y a sus platos de aromas y especias. Está hecho con sémola de trigo y sus ingredientes habituales son la carne, las legumbres y las verduras regadas con salsas aromáticas.

En esta receta hemos utilizado cuscús de maíz para que resulte un poco más dulce, aunque puedes utilizar cualquier otra variedad. Las pasas refuerzan el sabor dulzón del plato y la menta refresca el paladar. ¡Un placer para los sentidos!

Ver más...

Tuesta el cuscús durante unos minutos en un wok untado con aceite de oliva virgen extra. Sazonar con sal y pimienta. Mientras tanto, hidrata las pasas en agua caliente
En una olla, tuesta las almendras y luego tritúralas en trozos grandes y preparar el sofrito con la cebolla roja, añade las pasas y el cuscús de maíz tostado. Añade el Caldo Casero de Verduras 100% Natural en esta proporción: 1 parte de cuscús con 1,5 volúmenes de caldo. Retira del fuego, tapa la olla y deja reposar el cuscús por lo menos durante 5 minutos.

Remueve con un tenedor y, a continuación, añade las almendras tostadas, un poco más de aceite de oliva virgen extra y la menta fresca. Mezcla bien y ya se puede servir.
Si quieres que el resultado sea más sabroso ten en cuenta este consejo. Después de haber tostado el cuscús de maíz, agrega la salsa y, solo a continuación, viértelo en el caldo. ¡Verás como el plato queda mucho más gustoso!

Receta destacada

Cuscús de maíz con pasas y almendras

(8)

El cuscús es una comida que te transporta directamente al norte de África, en concreto, a Marruecos y a sus platos de aromas y especias. Está hecho con sémola de trigo y sus ingredientes habituales son la carne, Ver Receta...

Ingredientes

  • 300 g cuscús de maíz (u otra variedad)
  • 2 cucharadas de pasas
  • 100 g de almendras peladas
  • 1 cebolla roja
  • 1

    Caldo Casero de Verduras 100% Natural

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 manojo de menta fresca
  • Sal
  • Pimienta
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Te gusta el maíz? Este cereal tiene un sabor muy característico que le dará un sabor potente a esta receta de sopa de verduras y maíz que vamos a preparar hoy.
Te recomendamos que compres la calabaza ya cortada en la frutería o en el supermercado, para evitar tener que hacerlo en casa. La carne de la calabaza es bastante dura, además las piezas son bastante grandes y difíciles de manejar. Si has comprado la calabaza entera, empezamos retirando toda la piel con el pelador de verduras. 

Ahora resigue toda la calabaza de arriba a abajo con el pelador y luego córtala por la mitad con el cuchillo cebollero y retira las pepitas con una cucharita. Aprovecha la superficie plana que has creado al cortarla por la mitad y corta tiras a lo largo de la calabaza para luego cortar estas en cubos. Reserva.
Cortamos las cebolletas tiernas. Si no tienes cebolleta en casa, puedes cambiarlas por una cebolla grande y te quedará igual de delicioso. Empieza cortando la raíz y la parte de las hojas de las cebolletas. Luego corta por la mitad, retira la primera capa y corta el resto en juliana. Reserva.
Vamos a pelar la patata con el pelador de verduras y luego la cortamos por la mitad para hacer tiras, y cortamos estas en cubitos.

Ponemos una olla a fuego medio con un poco de aceite de oliva. Añadimos las cebolletas y sofreímos un poco, luego añadimos la calabaza y la patata y seguimos sofriendo unos minutos más. Añade el caldo y sube el fuego hasta que rompa el hervor.
Cuando empiece a hervir, deja cocer a fuego medio durante unos 20 minutos, hasta que la patata tenga una textura tierna. Añade la lechuga y el maíz escurrido y deja cocer 5 minutos más.
Antes de servir, espolvorea con el perejil picado y añade un chorrito de aceite. ¡Disfruta caliente!

¿Te apetece una crema de verduras original? Te proponemos la crema de maíz con espinacas, una receta de textura cremosa, supersaludable y con un sabor exquisito. Además, es ideal para servirla como entrante o como plato único de una cena ligera.

Empezamos esta receta de crema de maíz, escaldando las espinacas. Escaldar las espinacas es un proceso importante para quitar el sabor amargo de esta verdura y dotarla de mejor aspecto. Para hacerlo, primero de todo tenemos que limpiar las espinacas.
Hazlo varias veces hasta dejarlas bien limpias. Después, las introducimos dentro de una cazuela llena de agua hirviendo y añadimos una pizca de sal. Cuando el agua vuelva a hervir, las dejamos cocinar durante 2 minutos. ¡Seguimos con la receta!

Ahora añade el aceite de oliva en una sartén y cuando el aceite esté caliente, agrega las espinacas y deja freírlas un poco. Luego las retiramos y reservamos aparte.
Por otra parte, añade el caldo en una olla con una pizca de sal y deja cocer las mazorcas de maíz durante 20 minutos. Luego escurre las mazorcas (pero reserva el caldo), deja que el maíz se enfríe y desgrana las mazorcas. Reserva algunos granitos de maíz para decorar la crema al final de la receta.
Procesar el maíz con la batidora, y añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra hasta que quede cremoso, y si es necesario agregar un poco más de Caldo Casero de Verduras 100% Natural. Ahora tritura los granos de maíz con la batidora, y añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra para que quede una textura cremosa. Si la crema es muy espesa, añade un poco de caldo.

Finalmente emplatamos la crema decorando con algunos granos de maíz, las hojas de espinaca y un chorrito de vinagre balsámico. Puedes mirar la foto para inspirarte.
¡Esperamos que te haya gustado y que te animes a cocinarla pronto! Y recuerda que en nuestra página web puedes encontrar muchísimas recetas más, de todos los colores, dificultades y sabores como estas de platos con remolacha, recetas de verduras y legumbres, platos con patata y como preparar endibia.