Recetas Garbanzos

394 recetas

Los garbanzos y, en general, las legumbres tienen que formar parte de nuestra dieta diaria. Aparte de las propiedades que tienen, son un perfecto acompañamiento para una gran cantidad de platos. ¿Has probado los garbanzos estofados, cocidos, con chocos, tomate o gambas?

Los garbanzos, son originarios de Oriente, es un plato muy típico de la cocina española, sobre todo se suele cocinar en pueblos ya que es una comida copiosa y que alimenta. Son muy versátiles y se pueden combinar con multitud de ingredientes y crear platos muy deliciosos. Al igual que las lentejas, esta legumbre es un alimento rico y muy nutritivo, aporta mucha energía al cuerpo y es muy rico en proteínas. En definitiva, es un alimento de 10.

Así que ya sabes, atrévete a cocinar estas magníficas recetas de este recopilatorio y deja impresionados a tus invitados. Recuerda, compartir tus resultados con la comunidad de Gallina Blanca y demuestra lo cocinillas que estás hecho.

Si todavía no has tenido suficiente con los garbanzos, te recomendamos preparar un rico postre de tarta de manzana como complemento a una deliciosa comida.

Los garbanzos parecen solo un humilde alimento, pero son muy populares, desde hace siglos, en la gastronomía mediterránea, en la de la India, donde es muy utilizado para hacer harinas, y en la de Oriente Medio. En España son protagonistas fundamentales de esa cocina a fuego lento con la que nuestras madres y abuelas nos hacían aquel puchero o potaje de garbanzos, siempre tan sabrosos y llenos nutrientes. Es que las legumbres deben tener una presencia cotidiana en nuestros menús, no se las deben reemplazar por otras comidas menos saludables. Además, nos brindan muchas ventajas. Son baratas, se conservan fácilmente, nos aportan hidratos de carbono, fibras naturales, vitaminas y minerales. De manera que es necesario revalidar las comidas con garbanzos, no solo a través de esos platos clásicos, sino también incorporándolos a los de la cocina moderna.

Los garbanzos son esenciales en muchos platos de la cocina tradicional española, como el cocido madrileño, el clásico puchero, los potajes de vigilia hechos de garbanzos con bacalao, las berzas andaluzas o en la escudella catalana, siempre presente en las mesas navideñas. Pero con ellos también puedes elaborar recetas creativas y exóticas. Puedes hacer ensalada de garbanzos, cuscús, hummus, falafel, crema de garbanzos o consumirlos con un simple aliño. Recetas con garbanzos hay muchas, en esta página te ofrecemos una gran variedad de ellas.

Legumbres también en verano

Las legumbres no solo se deben consumir en invierno. Si bien es más común encontrarlas en los guisos o estofados, como la fabada asturiana o los callos con garbanzos, también pueden ser integradas en platos frescos y ligeros, ideales para el verano. Las legumbres son tan versátiles que con ellas se pueden preparar, por ejemplo, recetas con garbanzos, fáciles de hacer y aptas para llevarnos esa comida en el tupper al trabajo, a la playa o a pasar un día de picnic.

Todas las legumbres son bajas en grasas, ricas en proteínas vegetales, vitaminas y minerales. Si no se les añade grasa en exceso en su cocción y se la combina con alimentos o ingredientes sanos y de poco contenido calórico, como frutas o verduras, se logran platos ligeros, apetecibles, muy sanos y con un gran aporte de nutrientes. Con estas premisas se pueden preparar diversas recetas de garbanzos, como ensaladas, garbanzos tostados al horno, un snack saludable para picotear, crema o sopa fría de garbanzos, garbanzos salteados...

Las ensaladas con garbanzos son muy fáciles de hacer. Solo debes agregárselos a la ensalada que más te guste y aliñarla, por ejemplo, con una vinagreta hecha a base de limón. Además de muy rica, te quedará con un toque crujiente y será mucho más nutritiva. Otra opción para incluir estas legumbres en comidas muy prácticas para llevarte en el tupper es hacer tortillas o hamburguesas vegetarianas. Los garbanzos combinados con hierbas aromáticas, especias y verduras picadas quedan exquisitos y, con ellos, consigues platos muy completos.

Cómo cocer los garbanzos

Antes de ser cocidos los garbanzos se deben poner en remojo en agua, no muy fría, más bien un poco templada, con un poco de sal y durante, aproximadamente, doce horas. Luego se lavan con abundante agua para eliminar el posible olor generado durante esas horas que estuvieron en remojo. Para cocerlos se deben verter en agua hirviendo, para evitar su endurecimiento. Por la misma razón, si es necesario añadir agua durante la cocción nunca debe estar fría. Una buena opción es introducir los garbanzos al agua dentro de una bolsa de red, de esta manera se conservan mejor, con menos riesgo de que queden despojados de su piel o rotos. Si se cocinan en una olla exprés no demandará mucho más que veinte minutos, una vez que haya alcanzado la presión necesaria.

Una estrategia muy práctica es cocer una gran cantidad de garbanzos y reservarlos para ser utilizados durante la semana o, si los congelas, durante más tiempo aún. De esta manera ganas tiempo para cuando quieras preparar cualquier plato con estas legumbres. Porque recuerda que aquí te proponemos una multitud de recetas, garbanzos con espinacas, garbanzos con langostinos… solo tienes que optar por la que más te apetezca.

Por si no te decides te adelantamos esta receta para que hagas un puré de garbanzos al orégano. Saltea ajo picado en una sartén con un poco de aceite de oliva caliente, añádele zanahoria, apio y puerro, todo bien picado. Pon también una hoja de laurel y deja cocinar a fuego lento durante diez minutos. Luego agrégale los garbanzos, tomate frito y caldo. Puedes condimentarlo con pimienta a gusto y solo te quedará triturar todo hasta conseguir la textura deseada para tu puré. Si lo pretendes más ligero añádele algo más de caldo. Puedes servirlo acompañado de unos taquitos o ralladura de huevo duro. No olvides el nombre del plato, así que sazónalo con un poco de orégano. Ya tienes una guarnición para hacer más completo y delicioso a tu plato principal.

RECETA DESTACADA

Caldo con garbanzo y pasta

Caldo con garbanzo y pasta Receta Destacada

9 Votos

Cuando llegan los días fríos de otoño e invierno apetecen mucho más los platos de cuchara: potajes, sopas, purés, estofados, guisos... ¿No te parece? Y no es extraño ya que son comidas reconfortantes, que nos hidratan, sacian y además resultan muy completas para comer variado y en un plato único. 

La que te proponemos hoy es una auténtica delicia que no podrás esperar a probar: caldo con garbanzo y pasta. Una receta variada y nutritiva con verduras, legumbres y pasta. ¿Qué más se puede pedir? Pues más allá que está buenísima es un caldo muy sencillo de preparar, perfecto para tomar cualquier día y apto para toda la familia. 

  • 40-60 min
  • 4
  • Ingredientes

  • 250 g

    de pasta

  • 150 g

    de garbanzos

  • 1 pastilla

    de Avecrem Caldo de Pollo

  • 1 cda

    de aceite de oliva virgen extra

  • 1 diente

    de ajo

  • Pimienta

  • Romero

  • Cebolla

Recetas Sopa

Sopa fría de garbanzos

  • < de 10
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Garbanzos

Garbanzos con calabaza al azafrán

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Cocina regional Recetas

Callos con garbanzos

  • > 60
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Fácil y sana Recetas

Potaje de garbanzos con bacalao

  • > 60
  • 4
  • Media
  • Segundo plato

Fácil y sana Recetas

Cocido de garbanzos

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Escudella

Escudella i carn d'olla

  • > 60
  • 8
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Cocido Madrileño

Cocido madrileño

  • > 60
  • 6
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Crema

Crema de legumbres

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa casera

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Potaje

Potaje de cocido

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Cocido

Cocido al minuto

  • < de 10
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Potaje

Potaje súper rápido

  • < de 10
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato