En este post vamos a detallar distintas recetas con puerro que esperemos que os encanten queremos empezar por una rica vichyssoise. La vichyssoise no es solo para el verano, ¡es ideal para todo el año! Prueba esta nueva versión sencilla y sana que hemos preparado para ti de la clásica vichyssoise francesa. ¡Spoiler: se toma caliente!
Primero desechamos las partes del puerro que no vamos a usar, el cabo y toda la parte verde del tallo. Te van a quedar solamente dos tallos blancos de puerro, que si los pesamos son unos 200 gramos más o menos. Córtalos por la mitad a lo largo del puerro, así los podremos poner planos sobre la mesa de corte y seguir cortando con más seguridad. Corta las cuatro mitades de puerro en cortes finos, de menos de 1 centímetro y reserva.

Ver más...

Lavamos bien los calabacines porque vamos a quedarnos con parte de su piel. Corta ambos cabos y empieza a pelar el calabacín con un pelador. Ahora corta el calabacín pelado por la mitad para que te queden dos piezas más pequeñas, corta estas en cuartos y corta la parte central, la que tiene las pepitas. Desecha las pepitas y corta en trocitos pequeñitos el resto del calabacín.

Seguimos con las patatas: Pélalas y cháscalas en trozos no muy grandes desgajando los trozos de patata con el cuchillo. Cuando las cortamos así, en lugar de hacerlo con cortes limpios, conseguimos que todo el almidón de la patata salga y espese nuestra vichyssoise.

Calienta el aceite de oliva virgen extra en una cazuela y empieza a rehogar el puerro, el calabacín y las patatas. Sigue rehogando hasta que las patatas estén ligeramente blandas, y luego cubre con el agua justa por encima del nivel de las verduras. Deja cocer a fuego medio, y cuando empiece a hervir, añade la pastilla de Avecrem Vegetal desmenuzándola para evitar que aparezcan grumos. Cuando todas las verduras estén cocidas y blandas, retira del fuego y tritura con el túrmix hasta que tenga una textura fina.
Añade el resto del aceite de oliva virgen extra y sigue triturando hasta que se incorpore totalmente en la mezcla de verduras y la textura de la sopa sea de nuestro gusto.

Receta destacada

Vichyssoise de invierno

(10)

La vichyssoise no es solo para el verano, ¡es ideal para todo el año! Prueba esta nueva versión sencilla y sana que hemos preparado para ti de la clásica vichyssoise francesa. ¡Spoiler: se toma caliente!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla de

    Avecrem Vegetal

  • 2 puerros
  • 2 calabacines
  • 1 patata blanca
  • 500 ml de agua
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra
  • picatostes (opcional)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Vichyssoise de invierno con producto

La zanahoria es una de las hortalizas que mejor sienta a nuestra piel y si quieres aumentarla en tu dieta nada mejor que en esta crema de puerros y zanahoria, ¡deliciosa y supercremosa!
Para hacer esta receta de crema de puerros y zanahoria, comienza lavando bien las verduras y pelándolas. Una vez las tengas bien peladas, corta el puerro y la zanahoria a rodajas y la patata en medias lunas. Reserva las verduras y pon a calentar una olla con los 40 ml de aceite de oliva virgen extra.

Cuando la cazuela haya cogido algo de color, añade las verduras. Pero ojo, no lo hagas en cualquier orden, sino que te recomendamos que sigas este orden; primero echa la zanahoria y deja que se vaya cocinando durante 10 minutos, pasado ese tiempo, añade el puerro a rodajas, cinco minutos más y acabamos con la patata.

Rehoga bien todos estos ingredientes y cuando el puerro haya cogido algo de color, vierte el caldo de verduras hasta cubrir todos los ingredientes y hierve todos los ingredientes durante unos quince minutillos o hasta que la zanahoria comience a estar más tierna.

Seguimos con nuestro puré de zanahoria y puerro. Cuando todas las verduras estén cocinadas, tritúralas. No hace falta que las viertas en un vaso de batidora, sino que desde la misma olla puedes batirla con una minipimer o batidora de brazo.
Si ves que está demasiado espesa, puedes colarla con un chino y ya casi la tenemos lista.

Lo bueno de este plato es que puedes variar su sabor añadiendo una serie de notas únicas gracias a los toppins. ¿Quieres un sabor más dulce? Pues opta por la piel de naranja rallada, le dará un punto ácido y dulce que queda genial. Si quieres un toque ahumado nada como el sésamo tostado, o algo más salado, opta por el parmesano. Y si lo que buscas es un toque fresco, ¡pues dale duro al cebollino!

Si tienes una cena con familia o amigos y quieres preparar algo ligero o un canapé para picar, no te puedes perder la receta que te mostramos a continuación: una mini quiche de puerros con hinojo.
Los quiches son un plato genial cuando no sabemos qué preparar, ya que, con poco esfuerzo, conseguimos platos muy buenos y variados. Además, al poderse comer frías, podemos guardar las sobras y llevarlas a la oficina el día siguiente. Y la que encontrarás a continuación es genial para ello, ya que está hecha en moldes pequeños. ¡Pruébala, te va a encantar!

Para empezar, corta los puerros en rodajas finas y lávalos para eliminar todos los restos de tierra o arena. Saltea los puerros en una sartén con un poco de aceite de oliva e hinojo fresco, añade el Caldo Casero de Verduras 100% Natural y cocínalo durante 5 minutos.

Preparar el relleno en un bol: vacía el aceite del atún en lata, añade la nata para cocinar y un poco de sal y pimienta. A continuación, añade los puerros y remueve bien el conjunto.
Estirar la masa brisa, córtala cubriendo los moldes y luego, llénalos con la mezcla y decora cada mini quiche con una ramita de hinojo. Hornea a 200 °C durante 15 minutos.

Para no gastar más pasta brisa de la que necesitamos, corta la pasta brisa según el tamaño del molde. Deja que esta sobresalga un centímetro por cada lado y corta el sobrante. Así dejaremos una parte crujiente a la vez que utilizamos la cantidad justa. Además, de esta forma, será mucho más fácil de poner el relleno de la tarta. Si quieres ver más recetas de cuscús, recetas para invierno, recetas al papillote o para cocinar patatas puedes pinchar aquí.

Para empezar, te proponemos probar con estas alubias blancas salteadas con boletos, puerro y jamón. Pela y corta la parte blanca del puerro a daditos pequeños. Rehogarla en una sartén amplia con aceite. A media cocción añadir las setas limpias y cortadas en dados, el jamón en dados y el orégano. Saltear el conjunto a fuego vivo unos 5 minutos.

Salar el conjunto y añadir las alubias. Añadir la tarrina de Esencias de Ajo y Perejil Gallina Blanca. Seguir salteando el conjunto a fuego medio hasta que las alubias tomen un color dorado. Rectificar de sal y pimienta y servir.

Como has visto esta receta es muy fácil, también hay otros iguales de fáciles como esta de puerros al toque de miel, dos ingredientes que quedan genial juntos. Cocemos los puerros y los escurrimos los puerros y los colocamos en una fuente enteros o troceados como se prefiera.
En un mortero mezclamos bien 3 cucharadas de vinagre con sal y una cucharadita de miel. Cuando lo tengamos bien mezclamos añadimos seis cucharadas de aceite de oliva y el perejil, el cebollino y el diente de ajo picados y pimientos rojo y verde muy picaditos. Vertemos esta vinagreta sobre los puerros y por último ponemos por encima el huevo duro picado y listo para servir.
La miel va muy bien con todo, si quieres cocinar carnes y tienes pensado aromatizarlas con miel, nada como la miel de romero. No vayas a por la clásica miel de azahar, ya que no tendrá el aroma de la de romero. Su dulzor es más apto para postres. Esperemos que te hayan gustado estas recetas. Si quieres ver más recetas de tortilla, puedes verlas aquí.