Crema de puerro y pollo

Una de las mejores formas de comer sano y con platos sabrosos es preparando una rica crema de verduras. Pero a veces queremos darles a nuestras cremas unos toques distintos. Para estas ocasiones, hemos preparado una receta que seguro que te encantará.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Crema de puerro y pollo

  • Limpia los puerros, quita las hojas exteriores y córtalos en rodajas. Lávalos bien para eliminar la tierra y la arena.

    PASO 1

    Limpia los puerros, quita las hojas exteriores y córtalos en rodajas. Lávalos bien para eliminar la tierra y la arena. En una olla grande, rehoga los puerros con 1 cucharada de aceite de oliva, añade 500 ml de Caldo Casero Suave de Pollo 100% Natural y cocínalo a durante 15 minutos.

  • Después de la cocción, mezcla los puerros con la ayuda de una batidora de inmersión y, luego, vuélvelo a encender el fuego y agrega la carne picada de pollo. Después de unos minutos, añade sal y pimie

    PASO 2

    Después de la cocción, mezcla los puerros con la ayuda de una batidora de inmersión y, luego, vuélvelo a encender el fuego y agrega la carne picada de pollo. Después de unos minutos, añade sal y pimienta y retíralo del fuego para servirlo.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de puerro y pollo

El Truco: triturar el pollo en tu casa

Si trituramos un poco más la carne de pollo picada, conseguiremos que se hagan trocitos más pequeños y que, por lo tanto, sea más fácil de comer para los más peques de la casa.

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 

En esta receta mezclamos todo lo bueno de la verdura con el sabroso sabor del pollo. Esto convierte esta crema en un plato muy completo que gustará tanto grade como a pequeños. Además, el toque que le dan los trocitos de carne le dará un sabor fabuloso al conjunto. ¡Que la disfrutéis!

Cuando nos sentimos creativos en la cocina, ¡no hay quien nos pare! es por eso que degustar nuevos sabores de vez en cuando nos hace pensar en recetas que nunca antes pensávamos que podríamos inventar. Un ejemplo de ello es el gazpacho de tomate y fresa. ¡Delicioso!