Crema de puerros y zanahoria

()

La zanahoria es una de las hortalizas que mejor sienta a nuestra piel y si quieres aumentarla en tu dieta nada mejor que en esta crema de puerros y zanahoria, ¡deliciosa y supercremosa!
 

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Emplatado crema de puerros y zanahoria con producto

Ingredientes

Cómo hacer Crema de puerros y zanahoria

  • Primer paso crema de puerros y zanahoria

    Para hacer esta receta de crema de puerros y zanahoria, comienza lavando bien las verduras y pelándolas. Una vez las tengas bien peladas, corta el puerro y la zanahoria a rodajas y la patata en medias lunas. Para cortar así la patata, simplemente córtala por la mitad y apoya la mitad plana de la patata en una tabla de cortar y lamínala, ¡y listo! Reserva las verduras y pon a calentar una olla con los 40 ml de aceite de oliva virgen extra. Cuando la cazuela haya cogido algo de color, añade las verduras. Pero ojo, no lo hagas en cualquier orden, sino que te recomendamos que sigas este orden; primero echa la zanahoria y deja que se vaya cocinando durante 10 minutos, pasado ese tiempo, añade el puerro a rodajas, cinco minutos más y acabamos con la patata. Rehoga bien todos estos ingredientes y cuando el puerro haya cogido algo de color, vierte el caldo de verduras hasta cubrir todos los ingredientes y hierve todos los ingredientes durante unos quince minutillos o hasta que la zanahoria comience a estar más tierna.

  • Segundo paso crema de puerros y zanahoria

    Seguimos con nuestro puré de zanahoria y puerro. Cuando todas las verduras estén cocinadas, tritúralas. No hace falta que las viertas en un vaso de batidora, sino que desde la misma olla puedes batirla con una minipimer o batidora de brazo. Para darle un punto más de textura puedes añadir un poco de aceite o de crema de leche, ¡le dará un punto más espeso pero superrico! Además, lo bueno de esta receta es que puedes usar estos dos ingredientes en una receta de puerros y zanahoria sin pasar por la turmix.

  • Tercer paso crema de puerros y zanahoria

    Si ves que está demasiado espesa, puedes colarla con un chino y ya casi la tenemos lista. Este truco puedes usarlo en prácticamente todas recetas de este estilo, como en esta crema de espinacas o esta crema de pepino. Puedes, incluso, para darle el toque, incluir una galleta de parmesano. Para hacerla, simplemente ralla parmesano y corta un poquito de mantequilla. Con los ingredientes listos, pon la mantequilla en una sartén y cuando esté más líquida, esparce sobre ella el parmesano y cuando vaya derritiéndose y cuando haya cogido una forma más redondeada y un toque de color; dale la vuelta. Un par de minutitos por el otro lado, ¡y listo! Sirve tu crema de puerros y zanahoria acompañada de esta supergalleta de parmesano. Lo bueno de este plato es que puedes variar su sabor añadiendo una serie de notas únicas gracias a los toppins. ¿Quieres un sabor más dulce? Pues opta por la piel de naranja rallada, le dará un punto ácido y dulce que queda genial. Si quieres un toque ahumado nada como el sésamo tostado, o algo más salado, opta por el parmesano. Y si lo que buscas es un toque fresco, ¡pues dale duro al cebollino!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de puerros y zanahoria

Si lo que quieres es darle un toque de sabor potente y una textura más cremosa, añade queso roquefort cortado a dados antes de triturarla, ¡quedará deliciosa! Si, en cambio, quieres un punto más de sabor pero menos calorías pues nada como un poco de queso untar bajo en grasa para tener una receta de puerros y zanahoria light. O, como siempre te decimos, puedes adaptarla a tu gusto y hacer por ejemplo esta crema de zanahorias light

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana