Para conocer el origen de los entrantes nos tenemos que remontar a los antipasti italianos. La tradición de servir alimentos antes de la comida nos lleva al Renacimiento italiano, cuando se servían los antipasti y después los postpasti, es decir la comida principal.

Servir entrantes es una tradición culinaria que es la antesala del plato principal. Es más que un aperitivo y no solo sirve para abrir el apetito: es perfecto para empezar a saciar tu estómago y cumplir las exigencias de tu paladar.
El objetivo del entrante es amoldar al estómago del comensal para el posterior plato principal, de ahí que existan muchas posibilidades y muy variadas en cuanto a su elaboración. Hay que tener en cuenta el gusto de tus invitados y el segundo plato que se servirá a continuación, por ello esta comida es muy importante.

Ver más...

Te llenarán más que un aperitivo. Por ello, nuestros canapés, ensaladas y otras originales recetas harán las delicias para Navidad y otras celebraciones especiales. Tienes variedad para poder escoger la opción que complementará a la perfección tu plato principal y que a la vez será del gusto de tus invitados.

La versatilidad de las recetas de entrantes te permite encontrar recetas de fácil elaboración y adecuadas en función del tiempo del que dispongas y del número de invitados: tienes alternativas para cualquier situación. Para los entrantes encontrarás multitud de maneras de cocinarlos como por ejemplo estas recetas al horno o recetas de pinchos y brochetas. ¡Ven a echarles un vistazo!
 

Receta destacada

Empanada de bacalao con pasas

(2)

Perfecta para cualquier comida o celebración navideña, esta empanada de bacalao y pasas sabemos que va a seducir a cualquier comensal al que tengas que recibir en tu mesa. Además, el sabor del bacalao combina genial con ese dulzor de las pasas, que contribuye a enriquecer cualquier guiso o plato. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 cebollas
  • 500 g de harina de trigo
  • 1 huevo
  • 8 g de levadura
  • 600 g de bacalao
  • 160 ml de agua
  • 20 g de sal
  • 200 g de uvas pasas
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Aceite abundante para freír
  • 1 pastilla de Avecrem Pescado
  • > 60 min
  • Media
  • 4 personas

Algunas recetas de entrantes fáciles consisten en cremas ligeras, que nos ayudaran con una mejor digestión, como es el caso de la crema de puerros y zanahoria. La zanahoria es una de las hortalizas que mejor sienta a nuestra piel y si quieres aumentarla en tu dieta nada mejor que hacerlo mediante este entrante.
¿Quieres añadirles un toque original a tus cremas? ¡Prueba con el jengibre! El jengibre es antinflamatorio y una bomba de antioxidantes. Si quieres incorporar esta raíz con tantos beneficios a tu dieta, probar con un entrante de crema de calabaza con jengibre es una opción supersencilla, ¡así que toma nota!

Si te apetece algo más potente te recomendamos que pruebes con un quiche de espinacas a y queso de cabra. ¡Coge papel y lápiz porque es muy sencilla! Dispón la masa brisa en un molde para horno y pincha el fondo varias veces con un tenedor. Hornea 10 minutos a 100ºC, retira y reserva. En una sartén, sofríe en aceite de oliva la cebolla picada hasta que poche. Añade las espinacas y cocínalo todo un par de minutos más.

A continuación, bate los huevos en un bol grande y vierte la nata. Añade las espinacas con la cebolla, el queso de cabra troceado, la nuez moscada, la mozzarella rallada y la pimienta negra. Desmenuza una pastilla de Avecrem de Verduras y mezcla hasta que esté totalmente integrada.

Para terminar, vierte la mezcla encima de la masa brisa precocida y coloca los medallones de queso de cabra en la superficie. Hornea el quiche durante 20 minutos a 180ºC o hasta que alcance el punto de gratinado deseado. ¡Y voilà, aquí tienes tu entrante recién salido del horno! Además, este quiche puede ser perfecta para una cena romántica. No te quedes solo con el entrante y mira otras recetas para una cena romántica aquí.
 

Ya hemos hablado de la versatilidad de las cremas como entrantes anteriormente, pero ahora te queremos proponer algunas muy originales como por ejemplo la de puerros y pera. El toque dulce de la pera aporta al plato un sabor único. Y si quieres seguir sacándole partida al puerro para tus recetas de entrantes, innova con una crema de melón y puerros, esta vuelve a tener un sabor dulce que es un manjar en el paladar. Te aconsejamos también que prepares una sopa de puerro y trigo, u optes por una crema de calabacín y puerro.

Si quieres algo más consistente, pero a la vez suave te animamos a cocinar un pudin de verduras. A este puedes incluirle calabacín, judías, y espárragos. Y hablando de espárragos otra receta sabrosa y saludable a la par que original son los espárragos esparragados. Esta receta típica de Andalucía consiste en una cazuelita con verduras, huevos y una riquísima salsa en la que poder untar. Si no te convencen los espárragos puedes cambiarlos por unas acelgas y el plato seguirá siendo delicioso.

Los espárragos trigueros en particular cuentan con una gran cantidad de vitaminas: A, C, E, B1, B2 y B6. Tienen también minerales como el potasio, calcio, magnesio y fósforo además de ser una gran fuente de antioxidantes. Hay que puntualizar que los espárragos son muy utilizados como un remedio natural para limpiar la sangre, gracias a que cuentan con propiedades diuréticas por su gran contenido en potasio, y también sirven para combatir la retención de líquidos. Así que ¿a qué esperas a probar estas recetas entrantes riquísimos y saludables? ¡No te vas a arrepentir!
 

Si hablamos de sorprender a nuestros invitados, las tartaletas son uno de las mejores recetas de entrantes a la hora de hacer una cena especial. Y si pruebas con unas tartaletas de merluza y langostino te llevaras el premio gordo. Con su sabor delicado y el crujir de su oblea. ¡Lo mejor para abrir el apetito!
Si en casa hay vegetarianos, puedes probar con tartaletas de verduras y queso, o también tienes la opción de cambiar el pescado por queso crema con jamón. Como ves, el relleno se puede cambiar todas las tartaletas de este tipo, así que una vez aprendido el truco podrás variarlo a tu gusto y sorprender en cada comida con estos entrantes fáciles.

Obviamente si hablamos de entrantes fáciles que no pueden faltar en cualquier mesa, todos pensamos en las croquetas. Pero si lo que quieres es sorprender, puedes darles un giro y lanzarte a hacer croquetas de calabaza o de pescado.

Los entrantes son las estrellas de la mesa en las comidas de Navidad. Así que te proponemos algunas ideas de canapés que se convertirán en entrantes fáciles para tu próxima aventura culinaria navideña. Puedes hacer uno con pate de mejillones, es sencillo y su sabor sorprenderá a los invitados. También hay que mencionar los que tienen base de hojaldre, filo, brick, masa de pizza, de empanadilla o incluso masa quebrada. Con una buena base tenemos medio trabajo hecho, y nos permiten jugar con muchas de formas para presentarlas con gracia en la mesa. ¡Ah! y hablando de Navidad, te dejamos a continuación estas recetas con perdiz. Como has podido ver hay entrantes fáciles para todos los gustos y colores, ¡Encuentra el qué más se adapta a tu paladar y no dudes en probarlo!