receta_albondigascaseras_gallinablanca_video_youtube

Albóndigas caseras

(13)
  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Cuando hablamos de albóndigas caseras en salsa es típico que no se llegue a un acuerdo sobre cuáles son las más ricas. Todas están deliciosas. Lo que podemos asegurarte es que esta receta de albóndigas caseras es una de las más deliciosas que existen: muy sabrosa, fácil de hacer y muy nutritiva. Te vamos a enseñar cómo preparar albóndigas caseras sin que se rompan. Si no sabes un truco es muy común que se te rompan las albóndigas en el momento en el que les estás dando forma. ¿Quieres saber cómo evitarlo? Es tan fácil como agregar una yema de huevo. Así conseguirás que la masa quede más unificada y podrás formar las albóndigas sin ningún tipo de problema. ¡Ya verás que cocinar albóndigas caseras es muy fácil! Ponte manos a la obra que comenzamos una de las mejores recetas con carne. Las albóndigas caseras siempre dejan boquiabierto a todo el mundo. Quizá sea uno de los platos más sencillos, deliciosos y perfectos para hacer con los más pequeños, que se lo pasarán en grande dándole forma a las albóndigas. Para que nunca te falten ideas, te dejamos un recopilatorio con todas las recetas de albóndigas caseras que puedes cocinar. Te recomendamos especialmente que pruebes a cocinar la próxima vez esta sabrosísima receta de albóndigas en salsa y, si quieres algo diferente, este buenísimo guisado de albóndigas con conejo. Ahora vamos a por la receta que te enseñamos hoy. Las cantidades de los ingredientes que te hemos dejado abajo son para 4 personas, ¡pero si no sois tantos, es perfecto para tener un tupper para varios días!

Ingredientes para Albóndigas caseras

Cómo hacer Albóndigas caseras

  • receta_albondigascaseras_paso1_gallinablanca

    Para empezar a cocinar estas albóndigas caseras de la abuela, deja listos los ingredientes. Pica los dos dientes de ajo. Pela y corta a trozos pequeños las cebollas. Pica muy fino una cucharada de perejil. Ralla dos tomates, que le darán a esta receta muchísima jugosidad. Ahora coge un bol grande que vas a dejar lista la carne y a darle un poco de magia para que te queden unas albóndigas exquisitas.

  • albondigascaseras_paso2_gallinablanca

    En el bol, mezcla la miga de pan con leche. Precisamente, uno de los secretos para que las albóndigas caseras te queden esponjosas es remojar bien la miga de pan con la leche. Deja que se empape bien. Añade a este bol la carne de ternera y de cerdo. Casca un huevo y suma todo el ajo picado, la mitad del perejil picado y unas dos cucharadas grandes soperas de cebolla (el resto, nos lo guardamos para la salsa). Espolvorea nuez moscada y pimienta negra. Amasa bien para integrar todos los ingredientes. Deja reposar esta masa 30 minutos en la nevera.

  • albondigascaseras_paso3_gallinablanca

    Llega el paso más divertido. ¡Darle forma a las albóndigas caseras! Cuando hayan pasado los 30 minutos, saca la masa de la nevera. Ve haciendo bolas y pásalas por harina. Fríe las albóndigas en una cazuela con el fondo lleno de aceite. Si quieres, para quitar el exceso de harina y que no te queden grumos, puedes poner las albóndigas en un bol pequeño y agitarlo para que se desprenda la harina extra y solo quede una fina capa. Luego, las fríes. Cuando se hayan hecho, reserva las albóndigas caseras.

  • albondigascaseras_paso4_gallinablanca

    En la misma cazuela, retirando un poco de aceite, sofríe la cebolla. Suma un diente de ajo entero y sin pelar. Cuando esté la cebolla casi lista, añade el tomate rallado y deja que pierda el agua. Moja con una copa de vino tinto. Deja reducir un poco y suma las albóndigas. Cubre las albóndigas con agua y desmenuza la pastilla de Avecrem Pollo, le dará un sabor único. Cocina durante 10 minutos con la tapa puesta. ¡Y las tienes! Ya sabes cómo preparar unas riquísimas albóndigas caseras.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas caseras

¿Sabes cómo conseguir unas albóndigas esponjosas? Uno de los secretos para que las albóndigas caseras te queden esponjosas es remojar bien el pan blanco sin corteza en un bol de leche. Tiene que quedar empapado. En ese bol luego vas a añadir la carne picada, el huevo cascado, el ajo picado y el perejil porque queremos darle sabor. Esta jugosa masa tiene que quedar bien mezcladita y reposar 30 minutos o 1 hora en la nevera. En este paso está el truco para conseguir unas albóndigas esponjosas. Por cierto, si no sabes qué guarnición hacer o qué primer plato servir te recomendamos que te prepares una buena ensalada. A los peques lo que más les suele gustar son unas patatas fritas como guarnición. ¡Las disfrutan mucho!

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana