Bodegón con tallarines con almejas

Tallarines con almejas

(7)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Tallarines con almejas, conocidos en su lugar de origen, como tagliatelle alle vongole, representan una mezcla culinaria extraordinaria, ¿verdad? 

Te preguntarás, ¿qué son esas "vongole"? Simplemente se trata de pasta con almejas. Esta receta tradicional italiana, antiguamente llamada "vermicelli con le vongole", es un plato icónico de la cocina napolitana. 

No te dejes engañar por el nombre sofisticado; la preparación de este plato es sorprendentemente sencilla y, créelo, querrás prepararlo una y otra vez. ¿Quién no ha disfrutado de un delicioso plato de pasta con mariscos, especialmente con gambas y mejillones? En esta ocasión, hablamos de pasta en una sabrosa salsa de tomate con una reducción de vino blanco y almejas. Aunque la versión auténtica italiana de los espaguetis a la vongole se elabora con almejas del Mar Adriático, nuestras almejas de siempre son igualmente adecuadas para este plato. 

¿Anhelas degustar uno de los platos de pasta más auténticos de Italia? Entonces, toma nota, te guiaremos en la preparación de cómo hacer tallarines con almejas según la receta clásica. Y, si te gustan más las gambas, descubre esta receta de tallarines con gambas. ¡Lista para disfrutar! 

La preparación de estos tallarines con almejas es un proceso fácil y rápido. Atrévete a disfrutar de esta receta italiana, ideal para aquellos momentos en los que buscas una comida sabrosa y lista en poco tiempo. 

Ingredientes para Tallarines con almejas

Cómo hacer Tallarines con almejas

  • Comienza esta exquisita receta limpiando meticulosamente las almejas bajo agua fría para eliminar cualquier rastro de arena o suciedad. Paralelamente, escaldar los tomates y retirar su piel te permitirá crear una salsa fresca y sabrosa. Una vez listos, corta los tomates en dados y sofríelos en una sartén con aceite de oliva junto a tres dientes de ajo finamente picados. El aroma se intensificará y los sabores se fusionarán. Agrega pimienta negra para realzar el gusto. Cocina esta mezcla durante 20 minutos, permitiendo que los sabores se concentren. Una vez hecho, reserva esta preparación para darle sabor a tus espaguetis.

  • En un segundo paso clave, calienta otro diente de ajo en una sartén sin permitir que se dore demasiado. Incorpora las almejas limpias y remueve suavemente a fuego lento durante tres minutos, infundiéndolas con el aroma del ajo. Agrega el vino blanco para realzar el sabor y tapa la sartén. Deja que las almejas se cocinen hasta que se abran, desechando aquellas que permanezcan cerradas. Las almejas que se hayan abierto delatarán su frescura y se mezclarán con una deliciosa reducción de vino blanco, añadiendo una dimensión sabrosa a tu plato. 

  • En este tercer paso, desmenuza una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo en una olla con agua hirviendo y cocina los espaguetis hasta que estén al dente. Una vez cocidos, escúrrelos y combina todos los ingredientes preparados anteriormente. Mezcla con cuidado, asegurándote de que la salsa impregne los espaguetis para obtener un sabor uniforme y delicioso en cada bocado. Sirve esta creación culinaria aún caliente, para realzar los aromas y sabores. 

  • Puedes elevar aún más esta experiencia gastronómica acompañando tu plato principal con una ensalada caprese. Utiliza hojas frescas de albahaca, mozzarella fresca y tomates cherry para elaborar esta ensalada clásica y vibrante. La combinación de sabores intensos y frescos servirá como un complemento perfecto para tus espaguetis con almejas, ofreciendo una experiencia culinaria completa y deliciosa. ¡Que disfrutes tu comida! 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Tallarines con almejas

Limpiar adecuadamente las almejas es esencial para garantizar su frescura y eliminar cualquier residuo no deseado. Un truco útil es dejar las almejas en remojo con agua salada durante aproximadamente 3 horas, cambiando el agua al menos dos veces durante este proceso. Este paso ayudará a que las almejas eliminen cualquier impureza que puedan contener. 

Después del remojo, es importante lavar las almejas bajo el grifo, permitiendo que el agua corra y arrastre cualquier resto adherido a las conchas. Sin embargo, no es necesario limpiarlas excesivamente, ya que un lavado excesivo podría alterar su sabor natural. 

En el caso de la pasta, un error común es enjuagarla después de cocinarla para evitar que se pegue. Lo que muchos desconocen es que al hacerlo, se elimina la porosidad natural de la pasta, afectando su textura final. Para evitar este problema, al escurrir la pasta cocida, añade un chorrito de aceite de oliva y mezcla suavemente para evitar que los fideos se peguen entre sí. Otra opción es remover la pasta en la olla mientras se cocina y agregar la salsa justo después de sacarla del agua, mezclando todo cuidadosamente para que la pasta se impregne con la salsa y los sabores. 

Estos consejos prácticos garantizarán que tus almejas estén limpias y libres de impurezas, mientras que te permitirán mantener la textura y el sabor óptimos de la pasta. Prestar atención a estos detalles durante la preparación culinaria marca la diferencia en el resultado final de tus platos, asegurando una experiencia gastronómica excepcional y sabores auténticos en cada bocado. 

¡Pon en práctica este truco con las más sabrosas recetas con almejas

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios