Limpiar las almejas, berberechos y navajas vivos

Para limpiar bien almejas, berberechos y navajas vivos, sumergirlos en agua dulce fría durante un rato. Luego sumergirlos en agua fría con sal (como si fuera de mar) durante unas horas para que se reanimen y expulsen suciedades y posibles restos de arena.

Valora este truco