Los tallarines se pueden reconocer fácilmente, ya que se parecen bastante a los espaguetis con la particularidad que son algo más anchos. Aunque los asociamos a la cocina italiana, lo cierto es que se discute si esta variedad no procede de los fideos chinos, mucho más antiguos. La diferencia entre estos dos tipos está en que los chinos se elaboran con harina de arroz o soja, mientras que la de los italianos es de trigo.

Ver más...

Polémicas aparte, lo que es cierto es que su nombre procede de la palabra italiana “taglierini” y “tagliare” que significa cortar. Y parece que surgieron a partir de la lasaña. Con el fin que la pasta de esta se secara más rápido y se conservará mejor se empezó a cortar de diferentes modos, uno de ellos en tiras finas que se colgaban de unas cuerdas y se dejaban a fuera con el contacto del viento y del Sol. Otra teoría dice que fueron creados en 1487 por el cocinero Zefirano que inspirado por los cabellos rubios de una princesa creó los tallarines.

Al principio la forma de hacerlos era muy básica cocinándolos al dente y añadiendo mantequilla. No fue hasta el siglo XVIII que se empezaron a usar salsas de tomate. De hecho, actualmente la forma más habitual de prepararlos es con salsa boloñesa o ragú que se prepara con carne de ternera, cerdo o conejo, salsa de tomate, romero, ajo, cebolla, panceta y vino tinto. Una vez ya está hecha la salsa, solo hay que incorporar la pasta y servirla con queso parmesano. No obstante, hoy existen un montón de variaciones y se pueden añadir los ingredientes que más nos apetezcan para disfrutar de esta rica pasta. Por ejemplo, pescado, marisco, setas, jamón, verduras, etc. Ven con nosotros a ver que opciones te ofrece esta deliciosa pasta.

Receta destacada

Tallarines con almejas

(7)

Tallarines con almejas, o como se llaman en su nápoles natal tagliatelle alle vongole, buena mezcla, ¿no?

Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • 30 g de perejil
  • 400 g de tallarines
  • 100 g de tomates
  • 300 g de almejas
  • 120 ml de vino blanco
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 5 g de pimienta negra
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Bodegón con tallarines con almejas

Los tallarines con pollo son la manera favorita de comer esta pasta de muchas personas. Son fáciles de preparar y contienen unos ingredientes que quedan muy bien juntos.
Una forma muy fácil y gustosa de prepararlos es al curry. Para ello, se cuecen al dente los Tallarines en una olla. En una sartén con aceite caliente se sofríen el ajo, la cebolla y el pimiento cortados en juliana. Se añade el pollo en trocitos pequeños y el curry. Se agrega el Caldo de Pollo Gallina Blanca y el jerez, removiendo hasta que entre en ebullición. Se incorporan los tallarines, dejando cocer la mezcla durante unos minutos. Y ya están listos para ser servidos.

Si los quieres más simples los puedes hacer con pollo y champiñones. Para ello, cuece los tallarines, en abundante agua con sal y un chorrito de aceite y escurrir cuando estén listos.
Limpia los champiñones, laminarlo y dorarlos en una sartén con aceite y los dientes de ajo. A continuación, corta la pechuga de pollo en tiras finas, salpimentarlos e incorporarlos a la sartén junto con los champiñones. Añade un poco de perejil.

Una vez listos, retirarlos de la sartén y reservarlos. En la misma sartén añadir la harina, junto con la leche y el Caldo de Pollo de Gallina Blanca, se le dan vueltas hasta que se deshaga la harina y se haga una crema. Una vez hecha la crema, puedes incorporar los tallarines, los champiñones y el pollo y mezclarlo bien. Espolvorea queso rallado, y gratina en el horno durante 3 minutos. Ya están listos.

Como sabes siempre pensamos opciones para los vegetarianos, en esta ocasión te queremos presentar unos ricos tallarines con acelgas.

Queremos apuntar que una buena presentación de nuestros platos es un paso que seguro que nos ayuda a que un plato sencillo parezca de lo más apetecible. Por ejemplo, en estos tallarines con acelgas hemos usado un cuenco de metal para crear "nidos" con las acelgas en el centro.
Pero por supuesto, además de entrarnos por los ojos, toda receta tiene que tener su toque de sabor. En esta ocasión hemos hecho un plato de pasta con acelgas, un plato ligero y sano que te será muy fácil de preparar. ¿Quieres saber cómo lo hemos hecho? ¡Pues sigue leyendo!
Pela las acelgas, lávalas y hiérvelas. Añade la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y los tallarines. Escúrrelo todo y sofríelo con el pesto. Si es necesario combínalo con un poco de agua de cocción. Engrasa unos moldes de aluminio y rellénalos con la pasta y las acelgas. Ponlos en el horno para dorar durante 10 minutos a 200 °C. Sirve caliente.

Para hacer una pasta al dente te recomendamos tener en cuenta lo siguiente. Es necesario cocer la pasta en agua hirviendo, echar un poco de aceite y sal. Justo cuando llega al punto de ebullición se debe añadir la pasta y remover de vez en cuando para que no se pegue. Un truco para ver si ya está en su punto, es fijarse si queda un hilo de pasta cruda en el interior. En caso de que sí ya la puedes sacar del fuego y escurrir. Sigue leyendo para más recetas.

Una manera muy fácil de hacerlos es al pesto siciliano. Coloca en un cuenco los tomates secos. Añade agua caliente hasta cubrirlos y deja que se hidraten 1 h. Escurre los tomates y pásalos a un recipiente alto. Añade la albahaca, los piñones, el aceite de oliva y el ajo, y tritura con la ayuda de la batidora eléctrica. Añade el parmesano, el queso ricota, las almendras y la guindilla, y sigue triturando hasta que quede una pasta muy fina. Pon a hervir una olla con agua abundante y una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Vierte los tallarines y cuécelos. Cuando estén al dente, escúrrelos y repártelos en los platos. Añade el pesto siciliano por encima y el parmesano rallado. Sirve de inmediato.

Pero esta receta solo es uno de los muchos platos que puedes preparar con este tipo de pasta. ¿Qué te parece cocinar ahora unos tallarines fritos? Son muy fáciles de hacer y además están riquísimos. Si quieres saber cómo hacer tallarines fritos toma nota. Corta la carne de ternera en tiras finas para dorarlas en una sartén con salsa de soja y aceite, añade las verduras cortadas en juliana. Cuando se acaben de hacer, sácalas y resérvalas. Después pon a cocer los tallarines y cuando estén al dente ya podrás apartarlos del fuego y freírlos en la sartén junto con la carne y las verduras. Si te has quedado con ganas de conocer otra receta te recomendamos que mires estas recetas con arroz, seguro que las disfrutas mucho.