En Italia, el término gnocchi se usa para señalar a una cantidad de pastas bastante amplia, pero cabe destacar que los más frecuentes son los que se hacen a base de patata. Otros son preparados alla romana, con sémola de trigo e incluso harina de maíz del tipo maicena. Antes del ñoqui en Italia existían los zanzarelli que se preparaban para los banquetes de la Lombardía renacentista. Para cada variedad de zanzarelli existían por su parte variedades coloreadas, por ejemplo, existían los zanzarelli verdes empastados con remolacha y espinaca luego aparecieron los malfatti blancos empastados con carne de pollo siendo su ingrediente principal la zanahoria.

Ver más...

Actualmente podemos decir que los ñoquis caseros son un plato tradicional del noreste italiano que luego se ha difundido a otras regiones. Y su origen se rige por un motivo económico. Los señores feudales solían ser los dueños de los molinos en donde los campesinos. Estos señores feudales decidieron aumenta las tasas de los molinos por lo que entonces los campesinos italianos decidieron buscar un sustituto de la harina para hacer sus pastas. Y así nacieron los ñoquis de patata.

Ahora que ya sabes el origen de este sabroso plato, te queremos proponer que nos acompañes a conocer algunas recetas con ñoquis. Pero antes si quieres un a comida más light mira estas recetas de espárragos, recetas con alcachofa y recetas con calabaza.

Receta destacada

Ñoquis con brócoli

(9)

Los ñoquis son un tipo de pasta diferente de los habituales espaguetis o raviolis. Su forma es similar a un grumo y su textura es mucho más suave y menos consistente que otras pastas. Para hacerlos de manera casera solo necesitarás harina, huevo y patatas hervidas. Aunque en la receta de hoy, Ver Receta...

Ingredientes

  • 300 g de ñoquis
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 1 sobre de Gallina Blanca

    Mi Salsa Bechamel

  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de sal
  • 1 brócoli
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Recetas de Ñoquis con Patata

Los ñoquis son un tipo de pasta diferente de los habituales espaguetis o raviolis. Su forma es similar a un grumo y su textura es mucho más suave y menos consistente que otras pastas. Para hacerlos de manera casera solo necesitarás harina, huevo y patatas hervidas. Aunque en la receta de hoy, una receta de ñoquis con brócoli, se utiliza pasta ya hecha.

Es una receta completa por la calidad nutritiva de sus ingredientes y es extremadamente fácil de cocinar. Y es que además de utilizar ñoquis ya preparados, el brócoli se hace al vapor en el microondas en pocos minutos. Para unir la elaboración se añade salsa bechamel, y ya se puede espolvorear con queso y gratinar. Una forma apetitosa y fácil de comer verdura. 

El hecho de combinar verduras y pasta es una gran solución cuando se busca cocinar plato único. En esta receta de ñoquis caseros salteados con queso y espinacas, tienes otro ejemplo, una ensalada variada y deliciosa.

También te proponemos otra deliciosa receta de ñoquis caseros salteados con tomates y espinacas. Empieza limpiando los ajos tiernos y córtalos a rodajitas. Corta los tomates cherry por la mitad y limpia las espinacas. Pon una olla con el Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca a hervir y echa los ñoquis. Cuando floten en la superficie, escúrrelos y enfríalos. Pon una sartén con el aceite de oliva y saltea los ajos tiernos, añade las espinacas y por último los tomates. Añade los ñoquis a la sartén y pon a punto de sal y pimienta. Sirve los ñoquis con la verdura en un plato y añade una rodaja de queso de cabra por encima para que se derrita. Si te has quedado con más ganas de queso, aquí tienes más recetas. Esperemos que hayas disfrutado de estas recetas de ñoquis.

Ñoquis Caseros

Para hacer más recetas de ñoquis caseros puedes probar con esta receta de ñoquis de polenta y queso. Primero que todo diremos que la polenta es una comida de harina de maíz hervida, originaria de Italia y muy difundida en países como Argentina, Austria, Brasil, Chile, Paraguay, Bolivia y Uruguay.

Para comenzar con estos ñoquis caseros, mezclamos la polenta en el vaso con 1 litro de agua, sal, pimienta, nuez moscada y las yemas de huevo, 5 minutos, a 90º, velocidad 3. Añade el parmesano rallado y mezcla 1 minuto, a velocidad 6. Pasa a un recipiente plano y deja enfriar, tapado con film para que no coja olor, unas horas en frío.

Mientras la polenta se enfría, hacemos la salsa. Para ello lava y corta en trozos los tomates. Pícalos en el vaso unos segundos, a velocidad 5. Baja con la espátula y añade el aceite, el azúcar, un poco de sal y orégano. Deja cocer 20 minutos, a 100º, velocidad 2. Añade la nata y deja cocer otros 4 minutos, a 90º, velocidad 2. Tritura 1 minuto, a velocidad 8 para que quede una salsa muy fina. Prepara bolitas de polenta ayudándote de dos cucharillas.

Pon unos pocos en el plato en el que los vayas a servir, separados entre sí. Cubre con un poco de salsa y, si quieres, queso rallado, y calienta en el microondas unos segundos a máxima potencia. También se pueden gratinar en el horno unos minutos, hasta que se doren. Sirve de inmediato. Y ya estaría, si quieres más recetas de pasta, te dejamos algunas por aquí. Esperemos que hayas disfrutado con estas recetas de ñoquis.